Crítica del episodio 3 de Dragon Ball Heroes: Heil Vegeto Blue Kaio-Ken

Dragon Ball Heroes

Crítica del episodio 3 de Dragon Ball Heroes: Heil Vegeto Blue Kaio-Ken

Más fan service desaprovechado por la falta de recursos

Crítica del episodio 3 de Dragon Ball Heroes: Heil Vegeto Blue Kaio-Ken
 

La espera ha sido muy, muy larga, y quizás la recompensa no haya merecido del todo la pena. Aunque desde que se estrenó el primer episodio “Dragon Ball Heroes” siempre ha evidenciado su carácter promocional, con la llegada de Vegeto Blue muchos esperaban que la animación repuntara ligeramente. Sin embargo lo que Toei Animation nos regala en el tercer episodio de este anime es de nuevo un buen puñado de fan service sujetado con pinzas. ¿Por qué no aprovechar la ocasión para crear algo artísticamente potente? El estudio no parece dispuesto a dedicar muchos recursos a esta serie por razones obvias, y opta por una estrategia algo más cuestionable.

Dejando de lado la historia, que sigue dando vueltas al mismo planteamiento propuesto al inicio del anime, la estructura del nuevo episodio emitido la pasada madrugada sabe explotar con inteligencia el poco tiempo del que dispone. Si lo que había que lograr era enfrentar a los dos protagonistas, el estudio lo consigue de manera satisfactoria. El enorme poder de Cumber obligaba en el segundo episodio a Vegeta y Goku a fusionarse, y tras una breve puesta en escena los Saiyajin y el rival entran en combate, pero lo hacen a medias.

Si bien es cierto que contamos con algunos primeros planos realmente bellos, y que el choque entre ambos luchadores es correcto -no brilla por nada en especial-, el enfrentamiento está intercalado constantemente con planos de transición muy mediocres. Aquí se utiliza el recurso clásico de la franquicia mostrando a los personajes que están observando la escena desde la distancia, pero al mismo tiempo se aprovecha para borrar literalmente de la escena tanto a Vegeto como a Cumber. En su lugar Toei opta o bien por recrear el combate con destellos, o bien por adornarlo todo con brillos y efectos especiales que ocultan cualquier tipo de animación.

Uno de los muchos planos resuelto de manera discreta

Resulta increíble que en un episodio en el que toda la narración rodea al combate, este no esté recreado de la mejor manera posible. Contamos con una fase de golpes físicos que sí cuentan con su propia animación en bucle, pero a continuación el ritmo desciende para presentar unos planos fijos de ambos luchadores, y entrar de lleno en el previsible choque de ataques de ki a distancia. La ejecución de este último segmento es lo que más calidad tiene en todo el capítulo, recuperando poses clásicas de la saga, y en general aportando una sensación de tensión notable. ¿Es suficiente para explotar todo el potencial de Vegeto Blue Kaio-ken? Ni por asomo.

En vez de sustentar el trabajo en la habilidad de los animadores, el estudio opta por el camino más sencillo, ahorrando recursos, y apelando al sentimiento más profundo del fandom. La música es correcta y está colocada en los momentos adecuados para realzar lo que aparece en pantalla, pero la corta duración del episodio, y algunas decisiones extrañas de storyboard, impiden que se alcance ningún tipo de clímax. Incluso en el momento del choque entre el Final Flash Kamehamehah y el ataque de Cumber está resuelto de una manera completamente antinatural. No hay explosiones, ni destrucción de escenario, ni rastro del espectáculo habitual que la saga suele entregar en estos casos.

Esta sección sí saca el potencial del momento con planos realmente notables

No es hasta el último tercio del episodio cuando parece que el ritmo se recupera. Por desgracia para cuando Cumber se transforma en Ozaru aprovechando su propio ataque -notablemente original-, ya solo restan unos pocos minutos, y la escena no tiene capacidad de progresar más. Es aquí cuando se hace más palpable la fragmentación intencionada que ha sufrido esta ONA para alargar su emisión en el tiempo. Al final nos encontramos con que cada episodio es una pequeña píldora de fan service que no trabaja en pos de llegar a ningún sitio.

Ahora Vegeta y Goku han recuperado su forma original debido a un ataque de Cumber, y la cadena que sujeta el Planeta Prisión está a punto de romperse. ¿Mejorará entonces la serie? La aparición en escena de Fu podría elevar algo la tensión entre los personajes, y preparar la trama para su desenlace.

El episodio 4 de ‘Dragon Ball Heroes’ llevará por título “¡Furia! ¡Super Fu aparece!” y se emitirá a finales de septiembre.

Capturas más destacadas

2 comentarios

  1. La verdad es que la pelea me parecio un poco floja por momentos y mas si muestran el combate a distancia, de hecho, esperaba mas del capitulo teniendo en cuenta que se espero mucho y la introduccion de kamba ozaru me sono algo forzada viendo que esa pelea no la iban a explotar mas

  2. Si esperan algo interesante de esta serie… es un entretenimiento tontísimo y yo personalmente la seguiré viendo, pero sabiendo esto.

    Dragon Ball Heroes es un compendio de fusiones, versiones locas de personajes, transformaciones infinitas…. un sinsentido que sólo sirve para distraerse y flipar con los personajes, que si versión oscura del dragón de GT, que si Cooler dorado, que si Vegeto blue contra Goku SSJ4…. choques imposibles y personajes “chetados”.

Los comentarios se han cerrado