Pop Culture Shock luce su colección de Street Fighter en un espectacular vídeo

Street Fighter V: Arcade Edition

PC PlayStation 4
8

Muy bueno

Pop Culture Shock luce su colección de Street Fighter en un espectacular vídeo

La colección definitiva

Pop Culture Shock luce su colección de Street Fighter en un espectacular vídeo
 

Como si de una nueva entrega de Street Fighter se tratara, el estudio de Pop Culture Shock ha creado un nuevo vídeo con el objetivo de mostrar algunas de sus más imponentes piezas de Street Fighter. Con un toque totalmente ochentero, nos adentramos en una recreativa donde comienzas las más espectaculares batallas entre los personajes de la popular franquicia.

Una colección impresionante que sirve para darnos cuenta una vez más, que Pop Culture Shock alcanza con cada uno de sus trabajos un nivel de excelencia poco habitual. Si bien es cierto que la línea de Street Fighter es una de las más demandadas del mundo del coleccionismo, la verdad es que visto los resultados, hay ganas de poder ver al estudio centrado en otros menesteres con otro tipo de personajes. Lamentablemente el éxito de de Street Fighter hace que esta posibilidad a día de hoy se bastante remota.

En el vídeo, podemos deleitarnos con la representación de algunas piezas de los personajes más conocidos de la saga. Observamos a Ken, Zangief, Ryu, Chun-li, Poison -una impresionante pieza que recientemente hemos recibido nosotros-, Honda y Blanka. Esta última es uno de los últimos trabajos realizados por Pop Culture Shock que ha encandilado a todos los fans. Tanto, que durante los pasados 12 días de Sideshow Collectibles, el único anuncio realizado referente a esta popular línea de Street Fighter, nos traerá una nueva pieza de Blanka perteneciente a la línea “ultra”.

Los más fanáticos de la saga tienen en esta una colección definitiva de las mejores piezas de los personajes del universo de Street Fighter, realizadas a mano con una calidad inigualable. Eso si, ya sabéis que la compra de este tipo de piezas hay que hacerla de forma paulatina, ya que su desorbitado precio hace que no esté al alcance de cualquier bolsillo.