Dino Crisis, el survival horror de Capcom que pide a gritos su remake

La comunidad lleva años pidiendo el resurgir de esta saga

 

Resident Evil 2 Remake ha supuesto no solo uno de los mayores estrenos dentro de la franquicia de zombies, sino de la compañía y de los últimos años, a la altura de los mejores títulos de esta veterana generación. Las ganas de volver a recorrer Raccoon City eran evidentes, pero la demanda ha superado las expectativas del estudio, y el resultado de dicha propuesta, la de casi la totalidad de sus seguidores, que lo han alzado con una de las mejores notas de la saga Resident Evil. Para los más puristas del género, el éxito de esta vuelta a los orígenes, con su ambientación, sus puzles, su desarrollo alejado de la acción, la vuelta de la cámara en tercera persona y en definitiva, las señas de identidad de una saga nacida hace más de dos décadas, suponen una nueva oportunidad para ver todo tipo de propuestas recuperando esa senda jugable. Capcom ha abierto una puerta por la que podrían comenzar a desfilar otras muchas sagas y compañías, pero si obedecemos a la máxima del comercio, “el cliente siempre tiene la razón“, Capcom tiene algunos nombres a los que debería atender, y cuanto antes mejor si quiere aprovechar el tírón de esta tendencia que ellos han traído de vuelta.

Las primeras consecuencias ya se han dejado ver, Resident Evil 3 ya está en el ojo del huracán y no dudamos que tarde o temprano nos llegue la confirmación de su desarrollo, lo que alimentará al resto de compañías a dejarse arrastrar por la fiebre de recuperar viejas glorias, del survival horror. Konami tiene, sin ir más lejos, la llave hacia el éxito más claro con Silent Hill, la maltratada licencia de una de las franquicias más influyentes en el medio, terror en su más pura expresión. Pero mientras esperamos a que esta u otra compañía se pronuncie, nosotros vamos a fijarnos más de cerca en la propia Capcom, que por tener, tiene muchas candidatas para protagonizar un nuevo episodio en sus próximos remakes, pero resulta incluso demasiado fácil pronunciar un título, y es precisamente lo que trataremos en este artículo: La necesaria vuelta de Dino Crisis.

En 1999, Capcom lanzó al mundo un nuevo título de terror: Dino Crisis. La fórmula del éxito nacida años atrás con Resident Evil empezaba a asentarse, el survival horror ya era considerado como un género de masas y no eran pocas las compañías que se aventuraban con nuevas propuestas. Ese mismo año Konami lanzó su pesadilla Silent Hill, un año para enmarcar (al menos en Japón, aquí tuvimos que esperar, hay cosas que nunca cambian) y Capcom, maestra en este campo, atrajo una vez más a uno de los padres de su saga estrella para concebir una nueva experiencia intensa, con los mismos ingredientes pero aportando la frescura y personalidad suficientes como para convertirse en el nuevo éxito del Survival Horror.

El resultado pasó a la historia, Shinji Mikami dio con las teclas acertadas, cambiando zombies por dinosaurios, la mansión de Raccoon City por la isla Ibis y sus instalaciones científicas, donde la pesadilla esperaba a sus incautos protagonistas. Si Jill, Chris y compañía tenían encanto de sobra, aquí conocimos a Regina, una pelirroja agente de las fuerzas especiales, con carisma para dar y regalar. Con la misma fórmula, Capcom se hizo con otro éxito en ventas, pues Dino Crisis vendió nada menos que 2.400.000 unidades en la primera PlayStation, PC y Dreamcast. Dino Crisis se compone además de dos secuelas y un spin off. La primera de las secuelas, contó de nuevo con sus protagonistas más destacados, en un salto hacia el juego más arcade, enfocado por completo a la acción, y comenzando con su declive. Dino Crisis 3 llegó años después, cuando nadie lo esperaba ni pedía (al menos no de esa forma), para terminar de poner el clavo en el ataúd, pero aún así, su primera entrega sigue siendo un refrescante título de terror cuya leyenda y calidad permanecen intactas con el paso de los años.

Dino Crisis nos situaba en el año 2009, y a modo de guiño hacia Resident Evil, su secuencia de introducción nos presentaba en una oscura noche, con un helicóptero acercándose a su peligroso destino, a un equipo de fuerzas especiales que ha sido enviado a la Isla Ibis. La misión, investigar una base secreta propiedad del Gobierno, con la que estos han perdido el contacto. En el primer momento en el que manejábamos a Regina, en la zona exterior de esa base, ya notábamos que de nuevo, lo habían conseguido, un puñado de pixels y polígonos acompañados de una banda sonora perfecta e inmersiva, nos transmitían el más puro terror hacia lo desconocido. Dino Crisis no era para débiles, pues en apenas unos minutos de juego, la sangre hacía acto de presencia, la violencia que era capaz de mostrar una consola en esos tiempos era suficiente para saber que no era un juego sencillo ni para niños, quizás incluso con un toque más sombrío que Resident Evil.

Uno de los grandes hitos que logró Dino Crisis fue la presentación de la variedad de dinosaurios, desde el clásico tiranosaurio hasta el velociraptor, pasando por los más corpulentos como el triceratops. La primera vez que nos encontrábamos con ellos en las diferentes estancias de las instalaciones producían auténtico pavor, con un nivel de detalle nunca visto en un videojuego, hablando de estos seres prehistóricos. Los acertijos, puzles, llaves que había que buscar en los sitios más insospechados y el dar mil y una vueltas por cada rincón para lograr avanzar, marcaron también aquí la dinámica de su desarrollo, pero con el toque único que podía darle Shinji Mikami, el juego no se sentía para nada como una copia de Resident Evil. Pero por desgracia y como hemos mencionado más arriba, la licencia no se explotó en la línea que debió hacerse, y se perdió en esa peligrosa línea de la innovación y el querer sorprender. Desde entonces, cada pocos años nos han ido llegando rumores, pistas y sobre todo mucho ruido por parte de sus fans, que sugieren que Capcom se ha planteado en más de una ocasión volver a colocar en el mapa a esta franquicia. ¿Estamos cerca de presenciar su resurgir?

La primera vez que la palabra Remake se asoció con Dino Crisis fue hace un par de años, coincidiendo con la confirmación por parte de Capcom de estar desarrollando el remake de la Resident Evil 2. Pero la posibilidad duró poco, pues la compañía se encargó pronto de asegurar que algo así no estaba en sus planes. Sin embargo, sirvió a Capcom para descubrir que había un interés real por esta marca, y no fueron pocas las veces que en adelante, ellos mismos jugaron con la posibilidad, incluso compartiendo en redes sociales imágenes del título, asegurando que si el público lo quería, Dino Crisis podría tener un hueco en la actualidad.

El éxito de Resident Evil 7 volvió a remover el asunto, el terror tenía de nuevo mucho protagonismo, ganando terreno en una franquicia que se había perdido en un mar de acción y dinamismo en el que costaba identificarla. Y ya bien entrado el año pasado, Dino Crisis aprovechó para volver a asomar la cabeza, consiguiendo que la compañía pasara de un “no está en nuestros planes” a un esperanzador “no descartamos la posibilidad“, pero ya se había dejado de lado la idea de contar con una nueva entrega, y se centraba en la idea de Remake, pues Capcom ya estaba contando los días para enseñar al mundo su trabajo con el lavado de cara de Resident Evil 2.

Llegando ya a la actualidad, Resident Evil 2 remake llegó al mercado el pasado 25 de enero, y su éxito ya se cuenta en millones de unidades vendidas, todo un récord que como decimos, abre la puerta a la nueva tendencia de recuperar grandes títulos del pasado, y más en concreto del terror más puro. Sobre la mesa están los nombres de Dino Crisis y Resident Evil 3. Es de esperar que el estudio le de prioridad a la tercera entrega de la saga sobre otros proyectos, pero todos sabemos que la novedad es la novedad, y un remake de una franquicia distinta movería auténticas masas de jugadores por las redes sociales. A su favor además contamos con el hecho de ser una franquicia bastante única, podemos contar a montones los títulos actuales que abusan de los no muertos para disfrutar de sus ‘virtudes’ jugables. Sin embargo, con la tecnología actual, ver dinosaurios con la calidad y detalle que puede lograr Capcom con ese mismo motor gráfico y envolverlo en un entorno de survival horror sería todo un espectáculo único en esta generación o en la siguiente. Nosotros desde luego nos morimos por verlo.

Por esta y muchas otras razones, que ya hicieron posible el remake de Resident Evil 2, estamos seguros de que el ruido que se está haciendo en torno a Dino Crisis no caerá en saco roto. Las redes son casi cruciales para que Capcom se convenza de la viabilidad de un proyecto como este, y ya cuenta con las herramientas y los conceptos, con la forma en la que un clásico se debe adaptar a los tiempos que corren. ¿Es posible un remake de Dino Crisis a corto/medio plazo? Nosotros pensamos que sí, que la paciencia es una virtud y que Capcom no dejará pasar esta oportunidad de comandar esta nueva oleada de remakes de terror. La industria del videojuego se mueve por tendencias, y sin duda, La franquicia de zombies por excelencia ha comenzado una que estamos deseando ver cómo explota.


Contenido relacionado