PlayStation 5 y Xbox Scarlett contarían con una potencia superior a Stadia

La ventaja tecnológica podría durarle muy poco a Google

playstation 5 prototipo 4
 

PlayStation 5, Xbox Scarlett y Google Stadia. El futuro de la industria de los videojuegos parece estar definiéndose a tiempo real en estos últimos meses. Asimismo, si bien es cierto que a nivel oficial contamos todavía con muy poca información sobre la siguiente generación de consolas, no lo es menos que a modo extraoficial los detalles no paran de llover. En este sentido, contamos ahora con interesantes novedades acerca de lo que esperar en las siguientes consolas de Sony y Microsoft.

Jason Schreier, de Kotaku, uno de los periodistas con mejor reputación en la industria de los videojuegos, ha asaltado los foros de RestEra en las últimas horas para dejarnos con detalles muy jugosos acerca de PlayStation 5 y Xbox Scarlett. Para comenzar, refuerza la idea de que la siguiente generación no llegará hasta 2020, con su debido anuncio en este mismo 2019 -algo que, salvo sorpresa, parece ser casi una realidad a estas alturas-. Pero lo verdaderamente interesante llega a la hora de hablar acerca de la potencia del hardware: “La única cosa que sabemos con seguridad es que tanto Sony como Microsoft buscan un dato mayor que los 10.7 teraflops que Google expuso durante la semana pasada -además, como ha sido informado, desde Microsoft están preparando toda una variedad de proyectos-.”

Así pues, si en la comparativa de Google Stadia con las versiones potenciadas de PlayStation 4 y Xbox One, era la primera aquella que salía claramente beneficiada, puede que la ventaja tecnológica no le fuera a durar demasiado. Aun así, hemos de resaltar que a nivel de hardware, tal y como indica Schreier, es realmente muy poco lo que se tiene en claro, y de hecho solo unos poco ingenieros de las compañías más relevantes del sector tienen una ligera idea de lo que ofrecerán las plataformas. Por ende, hasta que se den cifras y detalles definitivos, hay que tener en cuenta que todo lo informado puede variar de una forma u otra.