Impresiones MotoGP 19: Fidelidad y realismo para amantes del motociclismo

Jugamos durante más de 1 hora a esta nueva entrega de la licencia

Impresiones MotoGP 19: Fidelidad y realismo para amantes del motociclismo
 

Apenas quedan tres semanas para que MotoGP 19 llegue a las tiendas para PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch pero, desde Milestone, estudio responsable del juego, han querido enseñarnos todo en lo que han trabajado para esta nueva entrega y nos han dejado disfrutar del título oficial de la competición de motociclismo más importante del mundo. De esta manera, debemos decir que, tras ponernos en la piel de los pilotos más ilustres, tenemos unas sensaciones muy satisfactorias y esperanzadoras.

Nueva IA que promete mucho

Dentro de un videojuego de estas características, en las que se produce un lanzamiento con el estreno de cada nueva temporada, es difícil añadir un gran abanico de novedades, pero este MotoGP 19, que evidentemente trae todas las licencias oficiales, pilotos recreados y categorías existentes (han añadido MotoE, competición de motos eléctricas), trae suficientes alicientes para tenerlo en cuenta, donde destaca una nueva Inteligencia Artificial que promete conseguir un nivel de realismo nunca alcanzado en la saga.

Alessando Ciavola, el diseñador de juego de Milestone, nos explicó una serie de situaciones en las que su nueva Inteligencia Artificial se hace notar. En anteriores entregas, los pilotos controlados por la CPU tenían como único objetivo quedar en la mejor posición posible en la carrera sin importar el contexto, mientras que, ahora, durante el transcurso de la carrera, reaccionarán a lo que esté sucediendo a su alrededor y a su propia moto. Esto supondrá que, por ejemplo, al comienzo de las carreras, vayan a una menor velocidad para calentar los neumáticos o para no chocar con algún rival del pelotón, para luego, quizás, tratar de hacer sus vueltas más rápidas a mitad de la carrera y finalizando con un ritmo menor por el desgaste de neumáticos y para conservar posición. Incluso, por el contrario, puede que aumenten todavía más la agresividad si necesitan impetuosamente adelantar y subir una posición, con el riesgo de caída que eso supone.

Jugabilidad exigente pero adaptable

Por lo tanto, las distintas reacciones de cada uno de los pilotos rivales serán uno de los elementos más destacados, consiguiendo que haya situaciones más lógicas y creíbles. A esta nueva tecnología, hay que sumarle el resto de la jugabilidad que ya se conoce y que no ha variado en exceso con respecto al año pasado, también porque el manejo, las físicas y las animaciones rozan un nivel bastante correcto, acompañado de un apartado visual que reproduce con fidelidad los circuitos y las motos, con mucho detalle en la iluminación, tanto en lluvia como en soleado, aunque con ligeros fallos de rendimiento y lentitud en la carga de texturas. Quizás el control suponga una barrera de entrada ligeramente compleja para los nuevos jugadores, pero en Milestone quieren complacer a los más veteranos de la saga con un manejo exigente.

“Nosotros nos debemos a nuestros usuarios más hardcore que ya saben jugar y cada vez exigen más al juego”, comentaron, y por eso la experiencia puede ser dura para los principiantes. Aun así, en Milestone no quieren espantar a ningún neófito y ofrecen más opciones de dificultad que nunca. Hay infinitos parámetros que se pueden modificar para ajustar la experiencia al gusto de cada usuario. La experiencia es, al fin y al cabo, lo más importante en MotoGP 19 y se nota que es el apartado más cuidado y pulido, y también es la parte que mejor pudimos probar y conocer ya que el resto del producto, como son los modos de juego que deben sacar partido a ese gameplay entretenido, son aún una incógnita.

Incógnita en los modos de juego

Sabemos que el título tendrá el habitual modo Trayectoria, pero este era muy limitado y poco ambicioso en el pasado y, por ahora, conocemos algunas novedades en el progreso y en la toma de decisiones, mas aún no sabemos si son añadidos suficientemente relevantes y si mejoran este modo principal. Una buena novedad son los desafíos históricos, en los que deberemos replicar en el juego algunos de los momentos reales más destacados de la historia reciente de la competición y, al cumplirlos, nos permitirá desbloquear a más de 50 pilotos clásicos como Nicky Hayden o Marco Simoncelli, que se podrán usar en otros modos de juego. También incluye un completo editor para crear y personalizar todo nuestro equipamiento, desde el casco, el mono y la moto al completo, con infinitas combinaciones de diseños, colores y pegatinas.

Estas son algunas de las sensaciones que nos deja MotoGP 19 tras poder probarlo y convencernos en lo jugable pero dejarnos dudas en cuanto a los modos de juego, que es la gran cuenta pendiente de Milestone. Si, en la versión final, la obra incluye unas modalidades completas y atractivas que hagan justicia a la jugabilidad, estaremos ante un título de motor de lo más entretenido y notable.