Sophie Turner, Sansa Stark en Juego de Tronos, se despide agradecida de la serie

La actriz asegura que ha aprendido mucho de su personaje

Sophie Turner, Sansa Stark en Juego de Tronos, se despide agradecida de la serie
 

Si hay algún personaje que ha dado que hablar, ese ha sido Sansa Stark, pues puede que sea el que más ha evolucionado en toda la serie desde sus inicios. La que en un principio tenía como sueño y máxima expectativa vital el ser la dama de un apuesto rey para gobernar los siete reinos, ha acabado siendo la señora de Invernalia y protectora del Norte, aunque algunos no están muy de acuerdo del camino seguido para conseguirlo.

Sophie Turner se despide de una serie que, al igual que su compañera Maisie Williams, le ha visto crecer, pues entró siendo una niña y sale siendo toda una adulta tras pasar rodando desde los 13 a los 23 años encarnando a la mayor de los Stark. Sansa ha pasado de ser un personaje más de la serie a ser una de las grandes protagonistas de estas ocho temporadas, convirtiéndose en una de las piezas más importantes dentro de la geopolítica de Poniente. Así se ha despedido de la serie en Instagram.

Sansa, gracias por enseñarme lo que significa la valentía, resistencia y la verdadera fuerza. Gracias por enseñarme a ser amable y paciente y a regirme por el amor. Crecí contigo. Me enamoré de ti con 13 años y, ahora, 10 años después, con 23 te dejo,pero nunca dejaré atrás todo lo que me has enseñado, quiero agradecer a todo el equipo detrás de la serie las mejores clases sobre la vida y el drama que alguien podría tener. Sin vosotros no sería la persona que soy ahora. Y a los fans, gracias por enamoraros de estos personajes y por apoyar la serie hasta el final. Esto es lo que más echaré de menos”, escribía la actriz en Instagram.

Con el final de la serie, la próxima parada de Sophie Turner será la saga “X-men”, donde protagonizará la película “X-Men: Fénix Oscura”, sin embargo, nunca olvidaremos lo que supuso Sansa para el norte, y para “Juego de Tronos” en general.