Análisis Fallout 4

PC PlayStation 4 Xbox One
Hasta 50% descuento en G2A
 

Tras muchos años de espera, Bethesda anunció de forma totalmente inesperada Fallout 4. Quizás podíamos imaginar que el juego sería presentado, pero nunca que el desarrollo estuviera casi finalizado en el momento de la presentación y que después de mostrarte por primera vez durante el pasado E3, el lanzamiento se fuera a producir tan solo un par de meses después. La noticia fue una inyección de (¿estimulante?) para los fans de la saga que veían como la ansiada cuarta entrega estaba más cerca que nunca. Una vez pasados los efectos de la inyección de hype provocada por el anuncio, muchos usuarios empezaron a plantear si visto lo visto en el primer trailer, el juego podía ser más un reciclado de Fallout 3 que una verdadera nueva entrega. Con esta premisa empieza nuestro análisis de uno de los mejores juegos del año.

bethesdafallout4

The war never changes

Empezamos el juego y como antesala a todo lo que viviremos posteriormente nos encontramos con nuestra primera elección. Debemos seleccionar el sexo de nuestro personaje principal. Después de haber escogido y haber personalizado nuestro personaje, apareceremos ya en pleno Boston. Como estamos acostumbrados, todo es paz y felicidad hasta que la guerra nuclear nos obliga a refugiarnos en el refugio 111. Una vez entramos allí dentro toda nuestra vida cambiará para siempre.

Sin entrar en detalles, tras 200 años en el refugio en estado criogenico, deberemos salir a la superficie. Estaremos motivados a ello, pues sin volver a desvelar nada sobre la trama, la gran parte de la misma se mueve por el impulso de un padre o una madre en la búsqueda de su hijo. Sobre esa trama principal se desenvuelve toda la andadura por el yermo. Todas nuestras acciones estarán encaminadas en la búsqueda de nuestro hijo. No obstante no será una tarea fácil en un mundo destruido por el propio ser humano y plagado de peligros. El juego plasma desde un primer momento la crueldad del ser humano. Aunque a lo largo de toda la historia y de todo el terreno explorable encontramos gran cantidad de enemigos de todo tipo. Lo cierto es que los humanos, con su instinto de supervivencia, son los que nos ponen en las más difíciles situaciones.

El editor de personajes nos dejará moldear nuestro protagonista al gusto

El editor de personajes nos dejará moldear nuestro protagonista al gusto

El juego transcurre en Boston, en la conocida Commonwealth, que es el nombre que recibe la propia comarca. En una era post-apocalíptica, los pocos supervivientes se han reunido en pequeñas aldeas, en pequeños grupos que defenderán a capa y espada. Nosotros nos movemos bajo la premisa de sobrevivir, pero cada grupo, bien sea amigo o enemigo tendrá sus motivaciones, hay que entender que todos buscarán la supervivencia en el yermo, aunque eso tenga que ser acabando con nuestra vida.

Después de pasar por Washington en anterior entregas, Fallout 4 nos teletransporta Boston. Un mundo devastado por el poder de la bomba nuclear, nos deja unas ciudades y unos paisajes increíblemente bonitos dentro de ese caos. Es bonito y a la vez triste ver hasta donde ha llevado la humanidad al mundo que se nos presenta. De cualquiera de las formas, la ambientación del terreno explorable es digno de mención. Recorremos todo tipo de aldeas, ciudades, bosques, lagos, desiertos y cada una de las zonas nos llega a parecer mejor que la anterior.

Pero vayamos al grano, en un juego tan extenso no podemos divagar en nuestra exposición, pues podríamos presentar el análisis más largo del año. Sabemos que os interesa el tamaño del mapeado. Pues bien, Boston es grande, muy grande. Quizás haya que matizar conceptos sobre la saga antes de seguir explicando este punto. A simple vista es posible que no creáis estar ante un mapa tan grande y en cierta medida no lo es si hacemos una rápida comparación con juegos como Grand Theft Auto o Just Cause. Pero aún y así en base al concepto planteado, es un mapa muy extenso. En Fallout 4 no tenemos ningún tipo de transporte -obviando el viaje rápido-, que nos haga llega más rápido a uno u otro punto. Esto hace que llegar de un lado a otro del mapa, pueda ser una tarea más que complicada. Tenemos que recorrer caminando todo el yermo con los peligros que eso conlleva, incluso teniendo que dar la vuelta en algunas ocasiones, si por ejemplo nuestro inventario está lleno, para no perder todo lo encontrado. En resumen, el mapa más que grande, se hace grande por como lo presenta Bethesda. Recorrer el yermo caminando es más costoso que atravesar Los Santos en GTA en un vehículo, por lo que sin ser un mapa tan grande, el hecho de tener que explorarlo al detalle, lo convierte en increíblemente grande.

Así de bien luce la ciudad de Boston

Así de bien luce la ciudad de Boston

Es importante tener en cuenta que el mapa cuenta además con gran cantidad de interiores que deberemos bien explorar por necesidad de las misiones activas o en búsqueda de material para asegurar nuestra supervivencia. Una gran parte de las estructuras son accesibles. También hay que tener en cuenta que además de haber realizado una gran labor con las estructuras, el juego nos propone zonas muy diferentes entre si, con aspectos muy diferenciados, aspecto que provoca sensación de novedad en el personaje. Esto es un punto muy acertado y al mismo tiempo necesario, pues al no existir más desplazamiento que nuestros pies, si el paisaje fuera demasiado monótono, el jugador rápidamente tendría sensación de cansancio y repetitividad. De forma que además de cambiar los paisajes constantemente, encontramos elementos por el camino que nos hacen ir desviando la atención y que en ningún momento la exploración por el mapa se haga tediosa.




Como bien hemos dicho hasta ahora, vayamos recapitulando, tenemos un gran mapeado con una ambientación excelente; pero como es lógico no estaremos solos. Tampoco serán todo peligros, tendremos enemigos pero también encontraremos aliados. Muchos humanos, y lo que no son humanos, se agruparán en comunidades. Nosotros podremos unirnos a dichas comunidades, lo que será necesario para el transcurso de la historia. Durante nuestro recorrido iremos encontrando diferentes grupos, que nos encargarán completar tareas, pudiendo bien algunas ser o no completadas, lo que provocará mayor amistad o no con dicho grupo.

Pronto en la historia empezaremos a formar parte de una comunidad y esta se irá ampliando a medida que completamos misiones. Fomentar nuestra amistad con las diferentes “alianzas” nos servirá para conseguir mejoras y objetos únicos.

Es en este momento donde llega una de las más importantes y más destacadas novedades del juego. Algunos destacamentos nos permitirá crear y mejorar nuestra pequeña población para protegerla de los peligros del yermo. En los lugares habilitados para ello, siempre y cuando lo hayamos descubierto, podremos acceder a un modo creación que nos permitirá crear un pequeño o gran poblado a nuestro completo gusto. Debemos crear todo tipo de cosas, desde viviendas, a mobiliario o directamente pasar a crear barricadas y torretas para defender a nuestro grupo de los saqueadores de el yermo. Durante la creación podremos observar un menú en el que veremos la felicidad de la población, la cual podremos aumentar por ejemplo montando un repetidor que llame a los habitantes que anden divagando por solos por Boston. Además en el menú veremos aspectos tan importantes como el nivel de defensa, la cantidad de alimento u otros datos que nos llevarán a crear unas cosas u otras. Tendremos incluso la posibilidad de crear tiendas para nuestro propio abastecimiento, creando finalmente una completa ciudad con todo tipo de necesidades. La misma además deberá ser protegida, pues aunque tengamos una gran cantidad de defensas instaladas, un aviso en pantalla nos saltará en cualquier momento de la historia informando del ataque a una de nuestra zonas, debiendo acudir lo más rápido posible en su ayuda.

Los Minutemen serán una de las facciones del juego

Los Minutemen serán una de las facciones del juego

Esta nueva mecánica es realmente bonita, pues después del desastre, Bethesda nos plantea que demos forma a este nuevo mundo. Por un lado ya lo haremos a lo largo de la trama con nuestras diferentes acciones, pero lo haremos directamente a raíz de poder levantar verdaderas ciudades. No obstante es importante advertir de que toda construcción precisará de sus correspondientes materiales, los cuales deberemos recolectar por el yermo. Esto supone que hacer grandes creaciones y dotar al destacamento de defensas y buena salubridad, no será algo que podamos hacer rápidamente e incluso con muchas horas de juego a nuestras espaldas, veremos como quizás no hemos avanzado prácticamente nada en este aspecto, por haber dedicado nuestros recursos a muchas otras cosas que luego iremos detallando.

La vida puede ser maravillosa. Esto bien es cierto, porque aun con la destrucción y la miseria del mundo, encontramos ayuda, encontramos aliados que se unirán a nuestra causa y nosotros mismos al mismo tiempo nos uniremos a la causa de otros grupos. Prefiero pensar que es el instinto de ayudar el que mueve los hilos y no el hecho de ayudar para posteriormente ser ayudado, argumento que te planteas e incluso se plantea el protagonista u otros personajes que encontramos durante la aventura, ya compañeros u hostiles.

Como ya había detallado Bethesda, no hará falta recorrer solos el yermo, -aunque es perfectamente posible y algunos talentos nos invitan a ello-, es por ello que a lo largo del transcurso de la trama iremos encontramos aliados que nos acompañarán en nuestras misiones. Muchos de ellos nos ayudarán a no caer en la locura en muchas ocasiones, pues nos sentiremos muy solos explorando el yermo, y nos ayudará tener una presencia viva junto a nosotros. Estos personajes una vez los encontramos, los podremos asignar a uno de nuestros destacamentos, y hablando con ellos podremos decidir que nos acompañen, pudiendo tan solo llevar a un compañero al mismo tiempo. Ellos nos ayudarán a completar las misiones y fortalecerán los lazos con nuestro protagonista. Al existir gran variedad de compañeros, todos tendrán caracteres diferentes y como es lógico, dependiendo de nuestra forma de actuar, verán con mejores o peores ojos nuestras acciones, de forma que podemos tener desde una mala relación con ellos, hasta experimentar amor. Por ello será importante elegir al compañero que necesitamos para cada momento, pues quizás a alguno aprueba más entablar conversación para intentar resolver un problema, que directamente acudir a la violencia.

La guerra todo lo cambia

Ahora que ya conocemos algo más de lo que nos depara la Commonwealth cabe hablar sobre el impacto que ejerce la misma en nuestro personaje. Nuestro protagonista puede llegar a ser como nosotros queramos. Es un padre en la búsqueda acérrima de nuestro hijo. Esta premisa puede llevarnos en base a nuestras acciones a ser más comprensivos y entender los problemas de este nuevo mundo o a crear a un personaje despiadado que solo piensa en sus objetivos, justificando todos los males provocados con su pérdida. En Fallout 4 podemos moldear desde cero la actitud de nuestro protagonista, lo que cambiará en muchas ocasiones el transcurso de la historia.




Nosotros seremos los que decidiremos como enfrentarnos al mundo y en definitiva a las misiones que se nos plantean. Los diálogos están mejor implementados que en ninguno de los anteriores títulos. Las misiones se podrán completar de muchas formas y no solo porque el juego nos permita seguir diferentes caminos y estrategias, -que también-, sino porque con el uso de la palabra podremos evitar por ejemplo enfrentamientos importantes, lo que puede ser muy útil de cara a no malgastar esa munición tan difícil de conseguir. También dependerá del nivel de carisma que tengamos asignado en el personaje, pues podremos convencer, persuadir o incluso sobornar a aquellos que nos encontramos por el camino, para completar o tener mejor punto de vista de muchas de las misiones.

Fallout4_E3_GarageRun

Las misiones del juego son muchas, tantas que el jugador o por lo menos este analista, ha llegado a sufrir estrés de la cantidad de misiones activas. Esa sensación la irá poco a poco absorbiendo el jugador, porque es posible que en el intento de completar una de ellas encontramos más objetivos por el camino, pues el yermo está repleto de objetivos.

Podemos decir sin miedo a error que las misiones se desenvuelven de menos a más, y encontramos en Fallout 4 misiones que merecen ser enmarcadas. En el inicio del juego tendremos la sensación de estar cumpliendo objetivos demasiado simples, pero que pronto desembocan en retos mayores. Personalmente nunca he visto un título que consiga enlazar tan correctamente los diferentes objetivos, pues los objetivos completados pueden tener peso en otras misiones futuras o simplemente enlazar personajes de diferentes facciones. De forma que nos encontramos con misiones muy largas donde cumplimos gran cantidad de objetivos que a su vez se entrelazan con el hilo narrativo de las misiones que podemos estar completando con otra facción y que a su vez pueden estar enfrentadas. En el juego tendremos desde misiones propias, propiciadas por nuestra búsqueda paternal, que se enlazan en muchas ocasiones con objetivos a completar por las diferentes facciones a las cuales deberemos también ir ayudando. Sin olvidar que ante un mapa de tales circunstancias, nos encontramos con gran cantidad de eventos aleatorios que podremos completar.

La duración total es realmente difícil de acertar, pues para ver el final del juego deberemos completar gran cantidad de misiones, algunas sin orden establecido, de forma que aún intentando completar el juego con rapidez, podamos estar más de 50 horas a los mandos. Además si queremos entretenernos en la mejora de nuestras zonas estratégicas, personalizar armas o realizar una profunda exploración, las horas de juego pueden multiplicarse en varias ocasiones. La duración también estará muy ligada al nivel de dificultad, en primer lugar porque en niveles de dificultad más alto, deberemos constantemente farmear para conseguir objetos y subir hasta un nivel que nos permita explorar con éxito determinadas zonas, aumentando más si cabe las horas de juego. Recomendamos jugar por defecto en dificultad normal, pues ya de por si no estamos delante de un juego sencillo, y morir nos hará empezar de cero muchas de las misiones, pues los puntos de control durante las misiones no se guardan hasta cada uno de los posible objetivos.

Deberemos decidir con cuidado a la hora de entablar o no los combates

Deberemos decidir con cuidado a la hora de entablar o no los combates

En Fallout 4 es importante detenerse a hacer un estudio de las misiones, ver cuales podemos completar de forma conjunta, cuales pueden estar más cerca y así aprovechar para explorar el máximo terreno posibles, pues aunque existen peligros en el camino, también encontraremos recompensas. En dificultades elevadas, será trascendental manejar nuestro suministro de munición para no terminar desnudos ante el peligro, estando quizás nuestra salvación en el cajón de la casa que terminábamos de dejar atrás. He incidido ya en este apartado al hablar de la extensión del mapa, pero es que es vital que el jugador conozca la necesidad de tomarse el juego con la pausa necesaria, para desviar la atención de las misiones en buscar el material que pueda servir para munición, atuendo, desarrollo de objetos e incluso medicina.

Podíamos crear nuestro pueblo, pero realmente Bethesda nos abre un mundo de posibilidades creativas enormes. Las armas son todas personalizables, al igual que nuestro ropaje o servoarmadura. Desde las mesas de creación, repartidas por todos los lugares de Boston, podremos, en caso de tener los materiales necesarios, potenciar nuestros objetos. Estas mejoras se conocen como “mods” y nos ayudarán por ejemplo en el caso de las armas, a crear un equipo mucho más letal, con material que deberemos encontrar en nuestros viajes. De por si, el juego cuenta con una cantidad de armas descomunal, desde armas blancas a pistolas, rifles, francotiradores, ametralladoras, bombas atómicas y mucho más, por lo que si le sumamos la posible personalización de las mismas, tenemos muchas horas de juego solo en buscar y encontrar materiales para poder utilizar nuestra arma deseada. Lo mismo ocurre con el atuendo de personaje, el cual será vital para aguantar los golpes y no sufrir la peligrosa radiación, de forma que deberemos encontrar y/o crear la mejor equipación posible, pudiendo ver a través de los menús del pip-boy cuales nos son más beneficiosas.




La personalización de armas es uno de los elementos más técnicos del juego

La personalización de armas es uno de los elementos más técnicos del juego

En cuanto a enemigos tenemos una gran variedad de los mismos, desde humanos, a monstruos, animales, mutantes e incluso extraterrestres o creaciones. Cada uno de ellos a su muerte nos dará la posibilidad de vaciar su equipaje, de forma que podremos dejar desnudo a cualquier humano que hayamos eliminado. Siempre será recomendado recoger todo el material posible para posteriormente venderlo a los comerciantes, pues ello nos permitirá seguir obteniendo mejor material y medicinas, aunque recomendamos no abusar de los efectos del alcohol y las drogas como elementos curativos.

Jugabilidad

Llegamos a uno de los apartados más importantes del juego, la jugabilidad. De forma clara y concisa vamos a intentar haceros llegar de forma más clara los elementos jugables más importantes. Empezaremos con el uso del Pip-Boy. Este dispositivo es nuestra principal guía de juego, desde el mismo podemos ver nuestro estado de salud, consultar nuestro inventario, equipar armas y atuendo, seguir el estado de las diferentes misiones, consultar el mapa, el estado de nuestros destacamentos y acceder a la radio. Y uno de los puntos positivos más destacados es el uso de la aplicación de smartphones, pues nos permite conectar con nuestro juego y convertir nuestro móvil en el Pip-Boy, pudiendo utilizar de segunda pantalla y evitando tener que pausar la acción en el juego.

Desde nuestro Pip-Boy podemos también asignar los correspondientes puntos S.P.E.C.I.A.L al subir de nivel. Para subir de nivel deberemos completar misiones, descubrir nuevas zonas y eliminar enemigos. Cada vez que alcancemos un nuevo rango podremos dividir los puntos de la siguiente forma; el árbol de talentos está dividido en 7 aptitudes, fuerza, percepción, resistencia, carisma, inteligencia, agilidad y suerte. Cada nivel que asignemos en cada una de ellas hasta un máximo de 10, nos desbloqueará una nueva habilidad que deberemos posteriormente adquirir con un nuevo punto de nivel. De forma que si asignamos un 6 puntos a fuerza, tendremos la opción de con el siguiente nivel, escoger entre una o varias de las 6 habilidades desbloqueas, pudiendo subir las mismas también de nivel. Un último ejemplo más visual. Al subir el primer punto en agilidad, se desbloquea la habilidad Pistolero, pues bien, el siguiente punto que ganemos lo podemos asignar a otra de las 7 características o dedicarla a la habilidad Pistolero que en este caso nos promocionará un 20% más de daño en el caso de pistolas no automáticas.

Las habilidades serán aspecto clave en el desarrollo de nuestro personaje, pues dependiendo de como queramos jugar deberemos asignar nuestros puntos a un sitio u otro. Si somos un lobo solitario, hay talentos enfocados a aumentar nuestras aptitudes cuando no tenemos acompañantes. En caso contrario hay talentos enfocados a que nuestros ayudantes realicen más daño. Todo dependerá de lo que el jugador decida hacer. Cabe mencionar antes de pasar al siguiente punto, que los coleccionables del juego, también serán vitales para la mejora de nuestras habilidades, pues además de los “cabezones”, las diferentes revistas que encontremos por el yermo nos mejorarán determinados aspectos del personaje o introducirán nuevos elementos de personalización.

Pasando al sistema de combate, nos encontramos con uno de los principales errores del juego. El sistema de apuntando no acaba de ser lo cómodo que necesitaría. El juego nos permite ser disfrutado en primera o tercera persona. En tercera persona es totalmente un reto o una locura hacer un uso correcto del sistema de apuntado, siendo más tosco y molesto que en primera. Desde esta revista recomendados el apuntado en primera persona, el cual mejora pero tampoco consigue una buena sensación. Cabe decir que el avance respecto a anteriores juego es latente, pero a pesar de haber probado diferentes configuraciones de sensibilidad, lo cierto es que resulta frustrante acabar con enemigos de reducido tamaño o que se muevan a gran velocidad, por el problema que resulta el apuntado. De todas formas siempre podemos optar por hacer uso del sistema V.A.T.S, el cual nos permitirá seleccionar, mientras el tiempo transcurre a cámara lenta, una zona de apuntado, junto a las estadísticas de acierto, para que de forma automática el juego elimine a nuestro enemigo. El uso de esta característica puede impulsarse enormemente si hacemos uso de los talentos necesarios. De cualquiera de las formas y aunque somos críticos con este apartado, al final el jugador consigue adaptarse y “olvidar” tras largas sesiones de juego, que no estamos ante el mejor sistema de apuntado posible.

Fallout4_E3Xbox_DeathclawAttack

Las piezas de la servoarmadura también permitirán ser mejoradas

Si vamos a hacer mención muy positiva de los desmembramientos. El juego tiene muy en cuenta donde impactan nuestras balas, especialmente en el sistema V.A.T.S, pero hasta el punto que podemos mutilar a los enemigos e incluso hacerles estallar la cabeza si nuestros disparos dan en el blanco. Bethesda no ha tenido ningún miedo en mostrar explosiones de sangre en pantalla y hacer saltar miembros por los aires. Bien es cierto que con lo cruel que resulta el escenario que vivimos, ver sangre sea quizás, hasta necesario.

Una novedad jugable e importante es la mejora de la vertiente de sigilo. Ahora con R3 (en la versión de PlayStation 4), podremos agacharnos y pasar al modo sigilo, que nos permitirá acercarnos a los enemigos sin que nos detecten o huir de ellos en caso de que lo necesitemos. Aunque el juego no cuenta con sistema de coberturas, lo cierto es que el sigilo dentro de la jugabilidad del título, encaja de forma correcta y nos ayuda a afrontar las situaciones de forma diferente a mostrarnos a primera vista delante del enemigo. Los talentos volverán a ser clave para la mejora de esta habilidad en caso de que nos querremos especializar en ella.




Me encantan estas vistas

Una de las polémicas que arrastra Fallout 4 es sin duda los gráficos del juego. Los primeros vídeos ya demostraban que aunque el juego había mejorado, quizás estaba algo por debajo de los que cabría esperar en esta recta final de 2015. Ciertamente, no os vamos a engañar, el primer vistazo al juego sorprende por no tener unos gráficos especialmente vistosos. No obstante nos daremos cuenta como esas texturas de años atrás no significa un abandono por parte de Bethesda, sino que descubres que se ha puesto el énfasis en otros aspectos. Si bien decimos que las texturas no están a la altura, si que hemos quedado sorprendidos al ver la larga distancia de visionado que disponemos. Desde una zona elevada del yermo, podemos ver gran parte de las zonas que tenemos por delante, pudiendo alcanzar con nuestra vista en el juego, la que tendríamos en la vida real si estuviéramos nosotros ahí. Es sorprendente como han logrado implementar una distancia de visionado tan grande sin ningún efecto de popping o similares. De forma que si ahora mismo tuviera que elegir entre unas mejores texturas o renunciar a la distancia de visión, os prometo que elijo la segunda opción. Es un gozo caminar perdido por un bosque y poder ver a lo lejos una estructura que bien podrá ser nuestro ansiado objetivo. El yermo además tiene un toque oscuro de color que tampoco ayuda demasiado en relucir más potencial. Aunque algunas texturas parece que se las dejaron olvidadas, lo cierto es que a pesar de estar en un aspecto mejorable del juego, este no debe influir para nada, después de todo lo que nos ofrece el juego.

fallout_4-3229359

La distancia de visionado es uno de los aspectos mejor trabajados por Bethesda en el apartado gráfico

El framerate hemos detectado algún problema cuando el juego realiza auto-guardados, lo que suponemos arreglarán con un futuro parche. Por lo demás no se experimentan caídas de fotogramas a lo largo del juego.

BSO/Doblaje

¡Me quito el sombrero! La banda sonora de Fallout 4 es algo irrepetible. Aunque el tema principal ya lo habíamos escuchado con anterioridad y ya apuntaba muy buenas maneras, lo cierto es que estamos ante la mejor banda sonora que ha pisado por lo menos PlayStation 4 y Xbox One. Bethesda ha logrado con la ayuda de Inon Zur algo increíble en este apartado. Debo confesar que como jugador, en ocasiones me he detenido, para sumergirme aún más en el juego. He detenido al personaje en medio de la nada a escuchar el sonido del viento, de los árboles y de algún disparo a la lejanía (pues hay vida fuera de nuestro personaje). En definitiva, si  tuviera que puntuar la banda sonora de forma individualizada, podéis asegurar que este apartado sería excelente.

“Básicamente usamos dos acordes, que sirven para reflejar el dualismo de Fallout: la desesperación de la guerra y, al mismo tiempo, la esperanza sobre el futuro”

Fallout4_Piper

Por desgracia algunas voces no están a la altura del resto

No tan contentos nos encontramos con el doblaje, pues aunque algunas voces están muy acertadas, en algunas ocasiones encontramos personajes que se “oyen” muy falsos, con un ritmo descoordinado y con una voz que hace efecto eco. Sin duda los jugadores hispanos agradeceremos el doblaje en un título de tal envergadura, aunque el mismo dar por hecho que no pasará a la historia.

Conclusiones 

Bethesda ha vuelto a poner sobre la mesa un juego excelente. Aunque no podemos negar que comparte historia con Fallout 3, lo cierto es que consigue mejorar al mismo en casi todos los aspectos hasta el punto de que el estudio ha llegado en esta nueva entrega a conseguir una técnica narrativa que ha sorprendido gratamente. Las posibilidades de afrontar el juego de determinadas formas, como la libertad que tenemos para completar misiones, crear armas o dedicar nuestro tiempo a farmear, también hacen que nuestra estancia en Boston se alargue. Fallout 4 rompe el concepto de que lo bueno poco duro, pues podremos disfrutar muchas horas del juego, que serán ampliables en función de como quiera el jugador enfrentarse a la historia. En el futuro Bethesda introducirá contenido mediante DLC, pero aunque se olvidara de ello, tendríamos Fallout para rato. Los amantes de los RPG se van a ver satisfechos por todas las mecánicas introducidas y por los elementos de personalización de las armas. A su vez cualquier tipo de jugar, hasta los ajenos del género, se adaptarán rápidamente al concepto. Para culminar el paquete, Bethesda pone un lazo en forma de banda sonora, que enamorará a muchos jugadores. Bienvenido a la época post-apocalíptica.


Positivo

  • La recreación e inmensidad de Boston
  • La historia del juego
  • La gran cantidad de posibilidades de afrontar las misiones
  • Como enlazan unas misiones con las otras
  • El modo creación
  • La elección del jugador sobre nuestros actos
  • Variedad de armas y modificaciones
  • El gusto por cuidar los detalles
  • El añadido modo sigilo
  • Distancia de visionado
  • La aplicación para smartphones
  • Gran cantidad de armas y elementos de personalización

Negativo

  • El sistema de apuntado necesita mejorar
  • Algunas texturas parecen olvidadas
  • El doblaje flojea en ocasiones
9.2

Increíble

Política de puntuación

Juan Linares
Director de esta revista. Graduado en Derecho, especialista en Marketing Digital, Community Manager y otras muchas cosas más.