Análisis Just Cause 3: Sky Fortress

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Ya está entre nosotros el primero de los DLCs que llegarán a lo largo de este año a Just Cause 3, la nueva entrega de la saga que hizo su aparición el año pasado consolidándose como, no solo la mejor entrega de la franquicia, sino como uno de los mejores juegos de pura acción de todo 2015. En este primer pack de contenido titulado Sky Fortress, Rico, nuestro protagonista, apunta al cielo para acabar con un misterioso ejército de drones que vienen dispuestos a destruir Medici. ¿Estará a la altura, o entrará en pérdida y caerá en picado?

02 JC3_SF_SC2

Novedades jugables y visuales

Lo primero que destaca de esta pequeña expansión y probablemente lo mejor que tiene es que incluye una novedad importante a la que trata de sacar mucho partido, como es el pequeño propulsor que se añade a nuestro traje planeador y que nos permitirá movernos por el cielo como un auténtico pájaro mientras disparamos y lanzamos misiles con armas acopladas a este nuevo dispositivo. Como idea y durante los primeros minutos de juego, es genial; pero tras un tiempo, empiezan a manifestarse todos los problemas, que pasan desde el principio por un control tosco que, tras varias horas de juego, no acaba de convencer, haciendo que muchas veces tengamos que alejarnos de la zona de la misión para poder dar la vuelta, o que provoca problemas al intentar despegar cuando decenas de enemigos nos acribillan. Además de esto, como medio de transporte no resulta demasiado eficaz ya que, aunque nos permite elevarnos, es bastante lento.

Por otro lado, se incluyen tres armas nuevas, algunos enemigos en forma de drones y soldados con armameno muy sofisticado y vehículos que, aunque ninguno de ellos tiene demasiada diferencia con lo que podemos encontrar en el juego original a nivel jugable, sí que marcan mucho la diferencia visualmente, con un aspecto futurista y unos colores vivos que le sientan realmente bien al juego, haciendo que se sienta fresco incluso después de haberle dedicado docenas de horas como es mi caso.

 Rebel Drop Evition Drone Rebel Drop Bavarium Splitter

En cuanto a la jugabilidad como tal, no cambia en absoluto y, aunque es cierto que en mi opinión no le hace falta, sí que se echa de menos algo distinto, aunque simplemente sea mayor espectacularidad en las misiones o una variedad de objetivos algo mayor. Aún con todo, cabe destacar que sigue siendo extremadamente divertido, tal y como lo era el juego base.

Una nueva historia

Sky Fortress incluye una nueva y pequeña trama, tal vez un poco menos simple que la del juego original, pero metida a calzador y sin demasiado sentido ni relación con el resto. Claro que apenas se nota, y es que, como ya dije en su momento, no creo que Just Cause sea un juego al cual no debemos ir pidiéndole una historia profunda o novedosa; pero de eso a vender un DLC con dos tristes misiones, la verdad es que hay un buen trecho. Y sí, este pack de contenido tiene exactamente eso, dos misiones y cuatro zonas que liberar. Para poder acceder a las misiones es obligatorio liberar antes estas zonas, y este es uno de los grandes fallos, ya que intenta disimular la escasez de misiones principales con dos zonas iniciales enormes, cargadas de recovecos y en las que lo más difícil es no chocarse con todo al usar el traje planeador.

En cuanto a la trama como tal, con dos misiones entenderéis que cualquier cosa que cuente con detalle os arruinaría medio DLC, así que simplemente diré que Rico tendrá que defender Medici de un ejército sofisticado que busca apoderarse con el bavarium de la zona, mientras que por otro lado, trata de averiguar la verdad sobre un viejo amigo que parece saber más de la cuenta acerca de estos invasores.

Screenshot_2016-01-19_16_24_10

Duración

Este es el punto en el que más flojea, y es que el DLC me ha durado unas 2 horas, teniendo en cuenta que he pasado un buen rato aprendiendo a manejar el nuevo traje. Como he dicho anteriormente, la duración se alarga de forma totalmente absurda incluyendo una zona que liberar con muchos objetivos para destruir, ya que la duración de las dos misiones que tenemos que completar ni siquiera supera la hora de juego, lo cual se queda extremadamente corto.

Conclusiones

Me duele tener que decir algo así de un juego que, aunque no haya demasiada gente que comparta mi opinión, sigo considerando sobresaliente en su género, un juego que logra todo lo que propone y que es capaz de resultar divertido y desenfadado durante decenas, incluso cientos de horas. Pero todo el contenido y diversión del juego base no hacen más que acrecentar las diferencias con un DLC que no puedo calificar de otra manera que paupérrimo. Con una duración de dos horas y escasas novedades a todos los niveles, se queda tan solo en una buena idea que habría necesitado mucho más trabajo para convertirse en algo decente.

¿Es divertido? Pues sí, porque tiene su base en un juego que es pura diversión, pero por sí mismo este DLC no aporta prácticamente nada, y es una auténtica pena que tenga que ser Just Cause 3, un juego que me ha dado en total casi 100 horas de diversión y del cual escribí maravillas en mi análisis, el que tenga que venir a recordarme por qué la idea de pagar por adelantado un DLC no siempre es buena.


Positivo

  • Aspecto visual muy chulo
  • El traje introduce nuevas mecánicas

Negativo

  • Demasiado corto
  • Las nuevas mecánicas no acaban de cuajar
  • Las novedades son muy escasas
  • Contenido muy insuficiente
4

Malo

Política de puntuación

Víctor Rodríguez
Videojuerguista desde siempre. Fan incondicional de Fallout y Star Wars y amante del RPG viejuno. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Ah, y me gustan los números.