Colabora
Análisis de Elite Dangerous: Odyssey
Fichas
Noticias
ANÁLISIS

Análisis de Elite Dangerous: Odyssey

Frontier Developments nos ofrece nuevas mecánicas, misiones y planetas de la mano de una expansión que, por desgracia, no se encuentra plenamente refinada

Publicado el 2
  • Plataformas: PC PlayStation 4 Xbox One
  • Fecha de lanzamiento: PC: 16/12/2014 | XBO: 6/10/2015 | PS4: 27/6/2017
  • Desarrollador: Frontier Developments

Cuando sus responsables lo describen como el multijugador masivo espacial definitivo, argumentos tienen de sobra. Elite Dangerous acumula más de un lustro siendo uno de los principales referentes de la ciencia ficción en materia de videojuegos en línea, y ello se debe, en gran medida, a la diligencia de Frontier Developments al crear contenido para ensanchar sus confines. No obstante, no caben dudas en que Odyssey, su última expansión, es la adición más ambiciosa y prometedora en toda la historia del MMO, especialmente gracias a su más grande novedad: deambular personalmente en tierra firme por primera vez.

Sin embargo, las promesas del estudio han sufrido un arduo choque con la realidad: tras disfrutar de lo que el DLC tiene por ofrecer, no todas las proyecciones han sido cabalmente cumplidas. Como consecuencia, Odyssey hace de Elite Dangerous un multijugador aún más denso y variado especialmente en términos mecánicos, pero adolece de una palpable falta de refinamiento que, en su estado actual, complica en exceso su recomendación. Aun así, no caben dudas en que el exoesqueleto se encuentra definido y, por lo tanto, es de esperar que el futuro depare buenos augurios para la obra, aunque es igualmente indudable que Frontier se encuentra ante un largo sendero por recorrer.

Nuevos confines, nuevos medios

Como mencionábamos anteriormente, la suma más importante que Odyssey integra a Elite Dangerous es la inédita potestad que los jugadores ahora poseen de deambular personalmente por la superficie de los planetas con los que se topen. Pudiendo llevar a cabalidad una diversa retahíla de acciones, que oscilan desde visitar asentamientos hasta llevar a cabo combates armados, la obra ha experimentado un indescriptible influjo de aire fresco gracias al revolucionario cambio de enfoque mecánico del que ahora dispone, haciéndonos sentir que estamos dentro de un videojuego conocido pero, aun así, distinto.

Así, la expansión comienza con un tutorial a través del cual nos introducen a las mecánicas esenciales que debemos conocer de cara a disfrutarla. Ello, entre otras cuestiones, empieza por familiarizarnos con el arsenal que tendremos a nuestra disposición, el cual incluye dos armas de fuego y una serie de dispositivos de utilidad que nos permitirán hackear terminales o asumir la identidad de otros personajes para acceder a información u otros elementos clasificados. De este modo, las impresiones primarias con nuestro contacto a tierra son positivas; un tanto ásperas, aunque afables, en cualquier caso.

elite dangerous odyssey 2

Por otro lado, uno de los motores que conducirán nuestros viajes interplanetarios son las misiones, mediante las cuales podremos ganar recursos en aras de mejorar nuestras armas y armaduras en las distintas tiendas que están distribuidas a lo largo de la galaxia. Desde combatir hasta recoger paquetes, incluyendo trasportar mercancía, investigar vida desconocida u ofrecer apoyo a otros, serán múltiples los mandados los que podremos aceptar, y podremos hacerlo jugando bajo nuestro propio estilo -diplomática o destructivamente, nosotros designamos la forma de lograr los objetivos-.

Debido a todas estas novedades, Elite Dangerous: Odyssey se vuelve aún más atractivo para nuevos jugadores, y quienes ya sean asiduos a la obra podrán encontrar nuevas razones para invertir más horas de juego en sus confines. La convergencia entre las secciones en nave y las secciones a pie será una cada vez más natural a medida que avance el tiempo, mas la base que ha determinado Frontier nos permite anticipar que, aunque todavía no se encuentre en su mejor faceta, dicha coherencia será clave en la nueva etapa en la vida del videojuego.

elite dangerous odyssey 3

Las dificultades de una gran ambición

El principal inconveniente que experimenta actualmente Elite Dangerous: Odyssey es su incapacidad de homologar las buenas ideas con una buena ejecución. La totalidad de los sistemas de la expansión, pese a que proveen diversión por la innovación que presentan, se sienten ásperos e inconclusos, faltos de refinamiento. Sobre todo, el apartado técnico del videojuego presenta una gran cantidad de problemáticas: bugs, comportamientos erráticos en la IA, profundos bajones de frames, mundos planos y vacíos, texturas con extensas cargas, interfaces lentas...

Por desgracia, la retahíla de inconvenientes no se detiene allí, siendo que, en lo que a contenido se refiere, Odyssey también queda a las puertas de una valoración meramente positiva. Entre misiones repetitivas y simples y asentamientos indistinguibles los unos de los otros, se dificulta no considerar que Frontier Developments pudo haber dedicado más tiempo a ahondar en la densidad y naturalidad de los pilares mecánicos de la adición. Y es que, al final del día, he ahí la síntesis tras Odyssey: una serie de ideas notables a las que les falta más 'tiempo en el asador'.

elite dangerous odyssey 4

Elite Dangerous: Odyssey, un futuro prometedor

Elite Dangerous: Odyssey es, en síntesis, el anticipo de un futuro sumamente prometedor para el MMO. Sin embargo, su estado actual reduce en gran medida nuestra seguridad al momento de recomendar su adquisición, pues se encuentra en un punto donde los bugs y los inconvenientes técnicos imperan sobre los demás aspectos de su propuesta. Como consecuencia, el valor de su contenido resulta opacado, inhibiendo al jugador de apreciar verdaderamente lo que tiene por ofrecer.

Por lo tanto, reivindicamos la calidad de Odyssey como una ambiciosa expansión, empero, al mismo tiempo invitamos a los jugadores a aguardar más tiempo hasta que Frontier Developments, como seguramente hará, mejore las fortalezas de su estructura. Ello, insistimos, implica tanto el refinamiento de sus funcionalidades como el propio incremento del contenido; una vez que la desarrolladora logre equilibrar ambas partes, no nos caben dudas en que el multijugador experimentará un salto exponencial tanto en calidad como en popularidad.


Análisis de Elite Dangerous: Odyssey

Analizado en PC

VideoGame
6
Puntuación Areajugones:
Bien
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

A pesar de la ambición e innovación que destila la expansión, Elite Dangerous: Odyssey es más ambición que realidad. Aunque las nuevas mecánicas y sistemas resultan entretenidos y prometedores, es evidente que Frontier Developments aún debe trabajar en mejorar su rendimiento, especialmente de cara a equiparar la calidad y funcionalidad de la que disfruta el videojuego base.

Jugabilidad

Gráficos

Tecnología

Innovación

  • Las ideas detrás de sus mecánicas y sistemas son muy prometedoras
  • Su inclusión hace de Elite Dangerous una obra más completa y atractiva para nuevos consumidores
  • En general, la expansión es errática y resulta evidente la falta de refinamiento
  • A nivel técnico y gráfico, el videojuego deja mucho que desear
  • La variedad y densidad del contenido aún se encuentra en una etapa precaria
Duración: Incalculable
Jugadores: 32+ en una misma instancia
Idiomas: Voces en inglés, textos en castellano

Política de puntuación

Etiquetado en :

Elite Dangerous: Odyssey

Redactado por:

Objetivo a tiempo completo, subjetivo a tiempo parcial. Asiduo al medio interactivo por su capacidad de hacernos vivir las historias, no contarlas. Joven venezolano amante de los RPG's que busca cooperar en la evolución de un medio en construcción.