Sonic Boom de Wii U recibe un parche de 1,1 GB

Sonic Boom: El Ascenso de Lyric

Wii U

Sonic Boom de Wii U recibe un parche de 1,1 GB

Sonic; el ascenso del Fail

Sonic Boom de Wii U recibe un parche de 1,1 GB
 

Sonic Boom: el ascenso de Lyric tuvo recientemente el dudoso honor de conseguir varios logros: convertirse en el peor juego de Sonic de la historia, dar motivo de chiste a los haters de Wii U y ostentar el título de peor juego de los últimos años junto a joyas del calibre de Rambo o Ride to Hell: Retribution.

No sólo fue un juego nacido con la intención de aprovechar el tirón de la reciente serie de animación, de título Sonic Boom, lo cual predispone al jugador medio a ser escéptico dada la trayectoria de los juegos de licencias, sino que el juego cuenta con fallos de cámara, controles imposibles y un storytelling que hace que la narrativa de Call of Duty suene como Cervantes. ¿Cómo convertir un juego así en leyenda? Con bugsMuchos bugs.

Este juego ha dado nacimiento a toda una ristra de vídeos mostrando los múltiples fallos del título, que dejan a Sonic ’06 como un ejemplo de sólida programación en comparación, con caídas al limbo y bugs que pueden llegar a hacer que nos pasemos el juego como si nada, como el mítico salto infinito de Knuckles.

Ahora, Sega (o más bien la desarrolladora Big Red Button), harta de que la señalen con el dedo y se rían de ellos por la calle, ha lanzado un parche de nada menos 1,1 GB con la intención de solventar algunos de sus fallos, los cuales incluyen, como nos comentan desde The Sonic Stadium:

– El mencionado salto infinito de Knuckles.

– Creadas barreras en el juego para evitar la caída al limbo.

– Añadidas flechas de navegación para señalar el camino.

– Mejoras gráficas como el incremento del framerate, iluminación y sombras.

Por desgracia, una de las mejoras, las flechas de dirección, no señalan determinados objetos claves necesarios para avanzar por los niveles, por lo que el riesgo de perderse y no saber qué hacer sigue siendo uno de los principales motivos para dedicar tiempo vital a la calceta y no a esta “joya”.

Recientemente, se ha levantado la polémica acerca del desarrollo de videojuegos y la política de solventar sus fallos  a posteriori con parches, en especial con el último Assassin’s Creed, Unity, juego que presentó una serie de fallos que se solventaron con actualizaciones que llegaron a alcanzar casi 10 GB.


Contenido relacionado