Las secuelas de Mad Max podrían estar en peligro de cancelación

El conflicto legal entre el director y el estudio presenta un futuro negro para la saga

Las secuelas de Mad Max podrían estar en peligro de cancelación
 

“Mad Max: Furia en la carretera” fue como una moneda de dos caras; la que vio todo el público, y la que se gestó entre George Miller y Warner Bros. Los 6 óscars, 4 nominaciones, y 492 millones en taquilla, colocaron a la esperada cuarta entrega de la franquicia como una de las películas más exitosas del 2015. Sin embargo, para Miller, la cinta fue un arduo trabajo de diez años que finalmente no fue recompensado económicamente como debía.

Fue el pasado noviembre cuando la productora del director demandaba a Warner por el impago de una cuantioso bonus valorado en 9 millones de euros, debido -según siempre a la versión del estudio- al sobrecoste final de la producción, y por ende el incumpliento de una de las cláusulas del contrato. Esta situación podría ahora terminar de cancelar el futuro de la franquicia.

El acuerdo firmado entre Miller y Warner estipulaba que el presupuesto final de “Mad Max: Furia en la carretera” debía de ser de 157 millones de euros, tener una duración aproximada de 100 minutos, y ser catalogada para mayores de 13 años. La realidad, es que tras varios problemas de producción, el presupuesto ascendió hasta los 185.1 millones, la duración alcanzó los 120 minutos, y fue catalogada para mayores de 18 años. Hechos, que según relata The Sydney Morning Herald, provocaron la anulación del contrato por el que se regía el bonus.

El director argumenta que el sobrecoste no fue su responsabilidad, sino que se debió a la insistencia inicial del estudio de no grabar algunas escenas presentes en el guion, y el cambio de opinión posterior. Esto llevó a la producción a volver al rodaje, generando un coste adicional de decenas de millones de dólares. Un hecho que en el que no habría tenido implicación directa Miller, y que ha derivado en una situación legal muy compleja y peligrosa. Y es que si no se resuelve el conflicto, el medio asegura que ninguna de las dos partes seguiría adelante con las dos secuelas cuyos guiones ya están escritos.


Contenido relacionado