Sony elimina el reboot de El Cuervo del calendario de estrenos

El estudio cancela la producción después de perder a su actor principal y a su director

Sony elimina el reboot de El Cuervo del calendario de estrenos
 

La maldición vuelve a sobrevolar a una franquicia marcada durante años. Sony comenzó a trabajar en el regreso de Eric Draven hace ya una década, pero una y otra vez de ha estado chocando contra la pared, hasta que finalmente la situación ha llegado a un callejón sin salida. Solo unos días después de que el estudio retrasara la fecha de estreno a octubre de 2019, el actor principal, y el director abandonaban la producción. Sin Jason Momoa ni Coryn Hardy (“La monja”) en el proyecto, solo quedaba una posible salida.

Según revela Bloody Disgusting, el estudio ha retirado del calendario de estrenos el reboot de “El Cuervo”. Sí, Sony ha tirado la toalla y finalmente no revivirá al personaje. Con esta cancelación se termina una dura travesía que comenzó en 2008, y por la que pasaron nombres de cineastas como Stephen Norrington o Juan Carlos Fresnadiilo, y estrellas de la talle de Bradley Cooper, Mark Wahlberg, Channing Tatum, Ryan Gosling o James McAvoy. Lo cierto es que la compañía nunca lo tuvo fácil, encontrándose desde el principio con la oposición de gran parte de los fans, y del propio Alex Proyas, director de la cinta de 1994.

La muerte de Brandon Lee en aquella película puso un sello negro sobre el personaje de la que no se han podido librar ninguno de los interesados en su renacimiento. Ahora cada uno de los implicados seguirán sus caminos, pero Sony se queda con un vacío muy importante para la que iba a ser una de sus grandes sorpresas del 2019. Quizás sea el momento de dejar atrás la venganza de El Cuervo, y comenzar a echar el ojo a otras tantas obras que esperan ya a ser adaptadas por los estudios.

En 2015 Corin Hardey apareció como un rayo de luz en la producción. Su nombre había comenzado a sonar con fuerza después de empezar a trabajar en “The Nun”,  el futuro spin-off de “The Conjuring”, y los accionistas parecían apoyar esta decisión. En 2016 Jason Momoa ficharía para el papel principal, y hace unos meses la película fue finalmente oficializada. Ahora todo eso queda como un episodio de los muchos fracasos que acumula la industria.


Contenido relacionado