Exmiembros de Telltale Games denuncian un tóxico ecosistema de trabajo

Según lo comentado, los trabajadores no recibieron indemnización

Exmiembros de Telltale Games denuncian un tóxico ecosistema de trabajo
 

Desafortunadamente, la tormenta en el marco de la situación de Telltale Games continúa y, ahora, si bien recientemente reportábamos una noticia agradable, ha vuelto a su lúgubre tono. En esta ocasión, después del despido masivo y la supuesta llegada a la bancarrota de la compañía, los ahora exmiembros de la empresa han surgido en las redes sociales para hablar de sus experiencias laborales y, en líneas generales, las vivencias no han sido positivas.

Primeramente, hemos de destacar el mensaje compartido por Emily Grace Buck, quien fungiese como diseñador narrativo de la marca. Específicamente, del tweet enlazado con anterioridad, se puede leer la siguiente serie de datos: “Alrededor de 250 personas se quedaron sin trabajo, no 225; no recibimos ninguna clase de indemnización; nuestro seguro sanitario sólo durará por una semana más; muchos extrabajadores tenían contrato y no pueden ser desempleados“.

Asimismo, Buck continuó ofreciendo información en el thread subsecuente, destacando lo siguiente: “Debido al increíblemente alto costo de vida en el área de la bahía en relación al salario, muchos de mis colegas (increíblemente habilidosos y talentosos) viven cheque a cheque y no saben qué van a hacer para llegar a fin de mes. Hay personas que comenzaron en Telltale hace una semana. Algunas de estas personas tienen hijos. Y al menos uno de ellos cruzó el país para reubicarse“.

Ubisoft, Bethesda, Guerrilla y más se colocan a disposición de los ex de Telltale Games

Simultáneamente, el artista Brandon Cebenka se unió a la exposición de su historial a través de sus redes sociales, quien aseguró: “Ninguna de mis noches sin dormir ni altas horas en los fines de semana trabajando para terminar un juego a tiempo me han reportado una indemnización el día de hoy. Para todos: no trabajen más tiempo del que les paguen. Ustedes no les importan a las compañías“.

Por otro lado, según registra ComicBook, fuentes anónimas del portal han añadido aún más detalles a la situación. De manera más precisa, comentaron: “La presión era intensa. Tienes todas esas fechas límite sin estímulos positivos. Sólo termínalo, sin importar qué. Eventualmente, te preguntarás ‘qué estoy haciendo’ y, ahora, después de ser despedido, te hace preguntar tan siquiera para qué era todo eso“.

Así, pues, no caben dudas de que la coyuntura es tensa, y el desenlace no parece ser agradable. Aunque, como compartimos sobre estas líneas, múltiples compañías han ofrecido su auxilio a los damnificados, es un proceso arduo que tomará tiempo y esfuerzo, mas esperamos que los hechos se desenvuelvan de la forma más positiva para todos.


Contenido relacionado