Netflix está cerrando la compra de su primer estudio cinematográfico

El canal busca ampliar sus dominios comprando un estudio de producción

Netflix está cerrando la compra de su primer estudio cinematográfico
 

Aunque se suele decir que antes de la tempestad llega la calma, Netflix no tiene tiempo que perder si quiere capear el temporal. Los próximos años serán una verdadera batalla campal por el dominio del mercado, y la llegada de Apple, Disney, y compañía, están llevando a los distintos jugadores a aprovisionarse; tanto con producciones megalómanas, como con nuevas políticas. En el caso de la plataforma de streaming californiana, este cambio de paradigma se está convirtiendo en una carrera apresurada por entrar por la puerta grande a Hollywood.

Según cuenta Bloomberg, la compañía de Reed Hastings está en las conversaciones finales para adquirir su primer estudio de producción cinematográfica: ABQ Studios. Esta empresa de Nuevo México, comparte sede con la localización de algunas series de Netflix como “Chambers”, “Godless” o “Messiah”. La decisión habría sido tomada principalmente por los incentivos económicos que ofrece este estado sureño. De este modo, ABQ aportaría 14.5 millones de dólares a la compañía, haciendo que ésta pueda crear 1000 nuevos puestos de trabajo al año, e invertir mil millones en contenido propio durante la próxima década.

 

Muchos apuntan a que este paso por parte de Netflix la acerca un poco más al estatus de major hollywoodiense. Los intentos fallidos de los últimos años, y la polémica con el Festival de Cannes solo han sido sondas exploratorias para sus verdaderos planes. Sea como fuere, lo que sí que parece claro es que con esta última adquisición la plataforma verá incrementado su número de producciones originales durante los próximos años. Un elemento que determinará la victoria o la derrota en la futura industria del streaming.


Contenido relacionado