Impresiones y gameplay de Just Cause 4: Un cóctel de explosiones y diversión

Just Cause 4

PC PlayStation 4 Xbox One

Impresiones y gameplay de Just Cause 4: Un cóctel de explosiones y diversión

Acudimos a Londres para probar el juego

 

La semana pasada viajamos hasta Londres con Bandai Namco para probar Just Cause 4. El equipo de Square Enix preparó una sesión larga de juego para que los medios allí presentes pudiéramos apreciar de primera mano las principales novedades de esta nueva entrega. El juego de Avalanche Studios se pondrá a la venta el próximo 4 de diciembre, tres años después al lanzamiento de la anterior entrega, así que prepárate para descubrir las bondades que nos ofrece uno de los juegos que cerrará el mercado en este 2018.

Desde que el juego fuese presentado en el pasado E3 durante la conferencia de Microsoft, ya pudimos ver que el objetivo de Avalanche era ofrecer el juego más ambicioso de la franquicia pero sin alejarse de su característica y divertida personalidad. Por un lado, el cambio de motor gráfico ha sido una clara apuesta por dar mayor solidez al apartado técnico, y es que el cambio de Havok a Apex introduce nuevas posibilidades al estudio y, por otro, ofrecer una interesante mejora gráfica que se refleja en gran multitud de aspectos. Otra de las premisas con las que Square Enix prometía un mejor producto, era introduciendo un contexto y una narrativa más sólida que en anteriores entregas pero sin perder ese toque de locura y diversión.

Para situarnos, Rico se desplaza en esta ocasión hasta Solís, una isla que conforma uno de los principales atractivos del juego. Durante nuestra prueba pudimos ver como el mapa que nos presenta Just Cause 4 es una de sus principales bazas. Además de ser realmente extenso, destaca por ofrecer zonas de lo más variadas, y es que podemos encontrar desde bosques, a parajes desérticos, montañas nevadas, grandes ciudades, pueblos, zonas costeras y mucho más que dejaremos que veáis en el propio gameplay. La variedad y las ganas que ha tenido el estudio para ofrecer zonas muy diferenciadas entre si es todo un acierto que los usuarios finales seguro agradecerán.

Aquí es donde enlazamos con otra de las principales novedades. Además de todas estas muy variadas zonas disponibles para exploración, el juego nos ofrece una gran diversidad de cambios climáticos que no afectan tan solo al ciclo día-noche. En esta ocasión podemos encontrar lluvia, relámpagos, tormentas de arena y los increíbles tornados. Con el mando en las manos pudimos apreciar la espectacularidad de estos elementos tan influyentes en la jugabilidad, ya que acercarnos al epicentro de un tornado, cambiará por completo los parámetros gravitatorios a medida que nos acercamos, permitiéndonos realizar acciones divertidas y únicas.

Como es costumbre en la franquicia, para desplazarnos por este extenso territorio contamos con una gran flota de vehículos de todo tipo. Pudiendo desplazarnos y recorrer grandes distancias por tierra, mar y aire, pero también con el trío formado por el gancho, el traje de aire y el paracaídas, pudiendo, con algo de habilidad, desplazarnos de la forma más espectacular y eficiente. Nos encontramos más vehículos que nunca en la franquicia siendo esto también un punto muy destacado. Además este año se suma como novedad lo que llamaremos “entrega de suministros” y es que podremos ir desbloqueando la opción de que un piloto a elección, nos realice una entrega de vehículo o cualquier otro elemento del juego, en el punto donde nosotros queramos.

Respecto a la jugabilidad por un lado vamos a explicar todo lo relativo al gunplay, y posteriormente introduciremos todos los nuevos elementos del gancho que tantas risas consiguieron extraernos a los mandos de este Just Cause 4. La espectacularidad sigue siendo sin duda uno de los principales alicientes de cualquier enfrentamiento dentro del juego. Podemos enfocar los combates directamente causando la máxima destrucción o también podemos “pasárnoslo bien” aprovechando el gancho para realizar acciones como lanzar por los aires a los enemigos, dejarlos clavados en el suelo o quizás también hacer que sus vehículos colisionen entre ellos. La variedad de posibilidades de uno de los principales puntos positivos a la hora de afrontar cualquier tiroteo y aunque la IA enemiga vimos que a veces no actúa de la mejor forma, también entendemos que el revuelo que podemos causar en pantalla pueda llegar a ser desconcertante -en el buen sentido- hasta para nosotros mismos. No nos van a faltar armas e instrumentos con los que causar el caos más absoluto. Avalanche ha introducido un número casi incontable de pistolas, fusiles, subfusiles, escopetas, rifles de francotirador y muchas otras más categorías de armas.

Cuando al principio explicamos que Square Enix quería introducir un mayor peso narrativo a esta entrega lo cierto es que durante nuestra prueba hemos podido ver algunos pequeños resquicios. Aunque tendremos que esperar hasta el análisis para poder profundizar mucho más en lo relativo a historia, por el momento ya contamos en la cabeza con alguna pincelada que nos desvela que efectivamente quizás este sea el Just Cause más vinculado a una historia algo más compleja. Las misiones principales que hemos podido probar nos ofrecían objetivos más destacados mientras que las misiones secundarias, que hemos disfrutado en Londres, están más enfocadas a la diversión y a propiciar momentos espectaculares para los usuarios.

Pero donde sigue residiendo la mayor clave de esta franquicia es en la diversión que aporta. Si la anterior entrega ya nos pareció divertida, las novedades introducidas en el gancho de Rico la llevan uno o dos pasos por delante. En esta entrega tenemos la opción de hacer combinaciones de efectos de esta herramienta desde el menú de pausa, de forma que podemos hacer volar un vehículo por los aires con los globos, mientras que a su vez con el turbo lo hacemos desplazarse hacía una dirección concreta. Esto que puede servir tanto para armar el caos como para trazar estrategias de combate, nos hizo esbozar más de una carcajada mientras jugábamos con nuestros compañeros. Las posibilidades son muchas y muy variadas, prácticamente solo la imaginación será el límite para las situaciones que podamos crear dentro del juego.

Conclusiones

Just Cause 4 es divertido, muy divertido, y además se sustenta sobre una gran ambición por parte de Avalanche Studios. El cambio de motor gráfico ha sido algo necesario tanto para el aspecto visual como el técnico, permitiendo que las físicas funcionen mejor que nunca y esto de paso a la introducción por ejemplo de nuevos elementos en el gancho o la destrucción de los tornados. Habla muy bien de esta entrega que la prueba que realizamos en Londres se nos hiciera realmente corta, quedándonos todavía con ganas de mucho más. La inmensidad de Solís, sus infinitas posibilidades, su diversión, duración y esperamos que su narrativa algo más profunda, hacen de Just Cause 4 un título a tener muy en cuenta.


Contenido relacionado