La serie live-action de Halo se queda sin showrunner a pocos meses del rodaje

El estreno sigue por el momento fijado para 2020

La serie live-action de Halo se queda sin showrunner a pocos meses del rodaje
 

Parecía que sí, que esta vez era la definitiva. Los nombres estaban cerrados, la programación preparada, y el casting comenzaba a andar. Sin embargo la maldición que ya azotó al proyecto en el pasado se ha vuelto a presentar para volver a arrojar incertidumbre. Showtime tenía previsto dar comienzo al rodaje de la nueva serie live-action de Halo el próximo verano, pero a última hora de este lunes ha tenido que paralizarlo todo por la salida del proyecto de la persona que lo mantenía todo atado.

Ya se había superado la fase crítica del proceso creativo, y el guion de Kyle Killen (“Estrella solitaria”, “Despierto”) parecía convencer a todos. Y sí, lo hacía, pero quien ha terminado fallando no ha sido él, sino quien debía adaptarlo a la pantalla. Según informa ahora Variety, el cineasta Rupert Wyatt ha abandonado su posición de showrunner por problemas de calendario. Los retrasos de los últimos meses por motivos ajenos a él, le habrían terminado suponiendo un obstáculo del que solo ha podido librarse renunciando a uno de los dos proyectos en los que estaba involucrado.

Es una gran decepción que cambios en el calendario de producción de Halo me hayan forzado a apartarme de mi posición como director de la serie“, declaraba Wyatt al medio. “El tiempo que he pasado en el proyecto ha sido creativamente rico, y me ha proporcionado una experiencia muy recompensada junto a un equipo de personas increíble. Ahora me unirse a la legión de fans que hay ahí fuera, emocionado por ver la serie terminada, y deseando lo mejor a todo el mundo implicado.”

Con esta decisión, el director de El planeta de los simios se vuelca plenamente en su trabajo en la producción de “Captive Slate”, su próxima película prevista para marzo de 2019. Lo que todo el mundo sin embargo se pregunta ahora, es qué sucederá con la serie. Con un estreno fijado para 2020, y el inicio de las grabaciones forzosamente colocadas el próximo año, Showtime se ve ahora entre la espada y la pared. La cuenta atrás ha comenzado, y la situación no podría ser más compleja.

La llegada de un cineasta a un proyecto a medio cocer suele ser algo poco habitual, y no hay muchos directores que se atrevan a aceptar trabajos así. En el caso además de Halo, la presión sobre el valiente que meta el pie en la producción es todavía mayor. Y es que al tortuoso desarrollo de la adaptación, se suma las altas expectativas de una comunidad que lleva más de una década esperando ver al Jefe Maestro en televisión. ¿Terminará saliendo todo como estaba previsto?


Contenido relacionado