Sekiro: Shadows Die Twice y Bloodborne recibirán nuevas figuras

Su precio contenido las convierte en un interesante capricho

Sekiro: Shadows Die Twice
 

Parece que la buena gente de Good Smile lo tiene bastante claro en cuanto a coleccionismo se refiere. Si a la cantidad abrumadora de Propiedades Intelectuales sobre las que pueden diseñar estatuillas, sumamos una sobresaliente relación calidad-precio tenemos, sin duda, su serie Figma.

Éstas, caracterizadas por su mimo y maravillosa articulación, destacan por tener un precio del todo asequible teniendo en cuenta que ser amante del modelismo de colección sale por un ojo de la cara. Desde mangas como Berserk hasta videojuegos como Overwatch, muchísimas licencias de lo más populares han pasado por las manos de sus artistas, esculpiendo miniaturas de una altísima calidad para sus personajes principales.

En el caso de hoy, provenientes del Wonder Festival 2019, están protagonizadas por el sobresaliente Bloodborne y el próximo Sekiro: Shadows Die Twice. La aventura de terror gótico-victoriano en primer lugar, verá muy pronto cómo uno de sus personajes más icónicos de la expansión Antiguos Cazadores se hace un hueco en la colección de todos sus fans. Lady María de la Torre Astral será miniaturizada para nuestras estanterías, incluyendo la silla donde la encontramos en el juego y su arma Rakuyo.

Además, y también para los poseedores de la Figma del Cazador, se pondrá a la venta un set de armas con las que equipar a, presuponemos, ambas figuras. Tal y como se ve en la foto parece que éste incluirá el Hacha del cazador, La espada Sagrada de Ludwig, la Sierra Giratoria y el Trabuco de cazador, teniendo todas sus dos variantes.

En el caso de Sekiro: Shadows Die Twice, lo que viene es una figurilla del Lobo de un solo brazo, nuestro protagonista, a la que para variar no le falta detalle. Pese a no poder empatizar todavía con él puesto que el juego aún no está a la venta, es fácil aventurar que viniendo de From Software va a levantar pasiones y qué menos que alimentarla con una nueva pieza de colección.

Esperemos que no tarden demasiado en abrir las reservas de forma oficial; éstas suelen ver el mercado con un precio de entre 70 y 95 euros al cambio, siempre según la página donde formalicemos la misma. Normalmente en la web oficial ofrecen algún tipo de bonus de reserva como ya pasó con el cazador, pero eso si, hay que contar con el sobrecoste del envío y las más que posibles aduanas. En cualquier caso, la serie Figma nunca decepciona y si sois fans de los trabajos de Miyazaki y os los podéis permitir, no dudéis en haceros con una.