Análisis Dragon Ball FighterZ

PC PlayStation 4 PlayStation 4 Pro Xbox One
 

Aunque algunos rumores ya lo habían adelantado, la conferencia de Microsoft en el pasado E3 2017 nos dejó la presentación oficial de Dragon Ball FighterZ. Desde ese primer momento el juego ya desprendía magia, pues dejaban de lado completamente el enfoque de la saga Xenoverse para entrargarle el testigo a Arc System Works y realizar un juego de peleas al más puro estilo clásico. Además desde el primer momento ya se podía ver como el trabajo que se había realizado para imprimir en cada uno de los personajes los movimientos característicos del manga y el anime en cada personaje iba a ser recibido con los brazos abiertos por todos los fans. Estas últimas semanas ese éxtasis existente en la comunidad ha sufrido varios golpes debido a los problemas experimentados durante los días de beta abierta y la reciente polémica de los combos automáticos. Descubre con nosotros si Bandai Namco ha cumplido las promesas y estamos realmente ante el juego de Dragon Ball que todos estábamos esperando.

Los clones ponen en peligro a los héroes

Empezaremos este análisis explicando nuestras impresiones acerca del modo historia de Dragon Ball FighterZ. Aunque muchos usuarios valorarán casi únicamente los modos en línea, existe una buena base de jugadores que esperan a conocer el éxito o fracaso de este modo de cara a darle una oportunidad al juego. Vamos a comenzar la exposición con la premisa inicial de que este modo tiene muy buenas ideas pero una ejecución poco convincente. Por un lado tenemos una historia original, creada en especial para este juego que incluye hasta la creación de un personaje nuevo que le de sentido como es el Androide 21. La historia tiene un alto interés, sobretodo a medida que avanzamos en cada uno de los tres arcos disponibles, que se corresponden con diferentes visiones y versiones de una historia, viendo además alianzas entre personajes que no habíamos podido vivir en otro lugar.

Resumiendo muy escuetamente, podemos decir que la Androide ha ideado un maléfico plan que limita el poder de los héroes, crea clones malvados de los mismos y ese orden deberá restablecerse de la forma más rápida posible, viviendo para ello una historia interesante y diferente a nada que hayamos visto ni en el manga ni en el anime. Es decir, aunque argumentalmente la historia es buena, yendo de menos a más, y el Androide 21 tiene una especial personalidad, la mecánica se juego se hace realmente pesada a medida que avanzamos. Cada uno de los tres arcos, protagonizados por un personaje diferente, se dividen en capítulos y en mapas, cada mapa nos deja desplazarnos por varias casillas donde debemos enfrentarnos a un número equipo de clones determinado hasta alcanzar el objetivo final de capítulo para así vencerlo y seguir, con una cinemática, avanzando en la historia que nos propone el juego. A medida que avanzamos en el juego, acabamos terminando por evitar al máximo todos los enfrentamientos con los movimientos en el tablero, pues aunque los personajes que usamos suben de nivel con cada combate, el nivel de dificultad de este modo es tan bajo (en el modo normal) que tampoco invita a que el jugador complete combates, acabando por correr hasta el objetivo final lo más rápido posible. El exceso de clones está justificado para poder sustentar la historia y al mismo tiempo es lo que provoca los problemas en la mecánica de este modo.

No obstante el nivel de la historia invita constantemente a seguir y junto a los momentos y conversaciones estelares entre personajes, es lo que hacen que la sensación final al termina la historia sea más que positiva. Para completar los 3 arcos necesitaremos aproximadamente unas 8 horas de juego, además una vez completada por primera vez y desbloqueado el Androide 21 para el resto de modos, se nos desbloquea la opción de jugar al modo historia en modo difícil, donde si que tendrá mucho sentido la necesidad de subir de nivel a nuestros personajes y jugar cada batalla de la mejor forma posible, pues al final de cada combate solo recuperamos una pequeña parte del daño que nos han hecho, y debemos conservar la salud durante todo el capítulo si no queremos ver un claro Game Over en pantalla.

Jugabilidad a la altura

Como bien comentábamos al principio de este análisis, la polémica del autocombo es una de las que más ha sonado desde los últimos periodos beta. Para aquél que desconozca de que estamos hablando, es que Arc System Works ha querido hacer el juego más accesible a jugadores no tan acostumbrados al género de lucha y ha introducido combos muy poderosos con solo apretar una cadena de golpes con el mismo botón. Sin ir más lejos el propio Goku con repetir triángulo o Y en múltiples ocasiones, realiza un combo de múltiples golpes donde finaliza con un ultra kamehameha. Esto ha sido muy criticado por un sector de jugadores más tradicionales, que temen que el juego no premie tanto al jugador experimentado por aquél que se dedique a apretar botones de forma más o menos aleatoria.

Después de largos días con él juego hemos podido comprobar como la desarrolladora ha conseguido el punto perfecto en este apartado. Aunque los auto combos es cierto que ayudar a aquél jugador novato, también es más cierto que es prácticamente imposibles que con esos movimientos puedas conseguir ganar a alguien que tiene un completo dominio de los combos y conceptos del juego. Quizás tampoco exista un número muy elevado de combos en cada uno de los personajes, pero lo cierto es que hay que saber muy bien como combinar los ataques con las asistencias, cambios de personajes para recuperar vida e incluso con el tempo de combate para la transición entre defensa y ataque, sin contar con que conocer los movimientos del rival puede ser una ventaja también muy considerable.

Dragon Ball FighterZA medida que vamos jugando más y más al juego nos vamos dando cuenta como cada vez parece que se puede rascar más y más de la jugabilidad y del sistema de combos, sin contar con que también hay que tener en cuenta el tipo de equipo que escogemos y los ataques especiales que estos realizan para cuando hacemos su uso combinado. Aunque muchos combos en diferentes personajes tienen una ejecución similar, ya que el esquema abajo izquierda o abajo derecha más un botón de ataque es bastante usual, lo cierto es que es necesario aprenderse y saber con precisión que ataque ejecuta cada uno de sus personajes, siendo difícil dominar un gran número de ellos. Cabe decir, aunque se aleje algo de la jugabilidad, el especial detalle que ha tenido Arc System en la recreación de los movimientos de cada uno de los personajes, habiendo hecho un estudio exhaustivo de sus movimientos que hace gozar a los fans de la franquicia como nunca antes.

El gusto por los detalles

Esta es una de las escenas que podemos recrear del manganime

La infinidad de detalles que hemos ido encontrando durante todas nuestras horas en Dragon Ball FighterZ ha sido increíble. Nos han llamado la atención especialmente los diálogos entre combates que tienen los personajes durante el modo historia, pues depende del equipo que formemos, veremos escenas de varios de ellos hablando de sucesos del pasado o de anécdotas que los verdaderos fans conocerán. Además cuando se presentan los personajes antes de cada enfrentamiento llama la atención que aveces hablan de batallas sucedidas en el anime con ánimo de revancha o de burla. Incluso los detalles llegan hasta tal punto que Goku en su cinemática de transformación en Saiyajin, sonríe o se muestra serio dependiendo de que personaje ha escogido el rival. Además si terminamos las batallas de una determinada forma, podremos apreciar lo que se conocen como escenas dramáticas, que son la recreación de momentos vividos durante el manga o el anime.

Diversidad de modos de juego

Que el modo historia cumpla a nivel de horas de juego es un primer punto positivo a tener en cuenta, pero por suerte este no es el único modo disponible en el juego. Por un lado contamos con el modo práctica, necesario para profundizar en el manejo de personajes gracias a los desafíos de combos y entrenamiento libre. Otra de las elecciones disponibles es el modo arcade, partidas donde dispondremos de retos de 3,5 y 7 combates que deberemos completar con el mejor rango de puntuación posible para ascender contra adversarios más poderosos. Incluso una vez completados se nos desbloquean la opción de jugarlo en modo difícil, siendo realmente complicado obtener el rango S en los últimos combates de las tablas.

Respecto al modo con amigos disponemos tanto del modo combate como el modo torneo si recurrimos tan solo a combates en local con otro jugador. Son los modos en línea los que cumplen las máximas expectativas a la hora de aportar variedad, pues desde el lobby podemos acceder a partidad 3vs3 que pueden ser disputadas con hasta 6 jugadores, siendo cada uno de ellos uno de los luchadores del equipo, También podemos ponernos a punto para las partidas en línea con las partidas puntuables o las que no cuentan para nuestra posición en el ranking.

Mientras paseamos por el lobby tendremos a disposición dos opciones más, por un lado acudir al modo repetición desde el que ver nuestras mejores partidas o las de otros usuarios al rededor del mundo y también tendremos la posibilidad de acudir a la tienda para comprar “cajas de botín” con zeni del juego para obtener nuevos y raros personajes para el lobby, además de otros materiales como pegatinas o similares.

Conclusiones

Dragon Ball FighterZ es un juego completo, un juego de peleas a la altura de lo que requiere la franquicia Dragon Ball y de lo que piden los jugadores asiduos al género de lucha. Toda la esencia de la franquicia de Toriyama exprimida al máximo en cada uno de sus personajes, únicos y con movimientos directamente extraídos del manganime. Completo en cuanto a modos de juego, profundo en su jugabilidad y con un modo historia que ha apostado por hacer algo diferente pese a sus errores. Sin duda se trata de una entrega que pasará al recuerdo tanto por el nacimiento del genial Androide 21 como por su comentada similitud y detalles respecto a la obra original.

FighterZ deja el listón muy alto a futuros juegos de Dragon Ball


Positivo

  • Apostar por un modo historia propio
  • Androide 21
  • Respeto y fidelidad por la franquicia Dragon Ball
  • Diálogos y detalles
  • Variedad de modos de juegos
  • Buen roster de personajes
  • Sistema de combates profundo

Negativo

  • Modo historia repetitivo en sus mecánicas
  • Escasa dificultad de los modos offline
8.5

Muy bueno

Política de puntuación

Juan Linares
Director de esta revista. Graduado en Derecho, especialista en Marketing Digital, Community Manager y otras muchas cosas más.