Análisis My Hero One’s Justice

Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One
 

Hace tan solo un par de años desde que “My Hero Academia” iniciara su rodaje en el mundo del anime. Desde aquel entonces, la creación de Kohei Horikoshi se ha convertido en todo un referente mundial hasta ser considerado como uno de los máximos exponentes del género shōnen a día de hoy. Era lógico, pues, que con el tiempo el producto se expandiera todavía más campos del entretenimiento. My Hero One’s Justice, el título que nos llega de la mano de Bandai Namco, pretende explotar la licencia de héroes, villanos y sus poderosos Dones, y lo cierto es que logra un trabajo notable con ello.

Una adaptación del manga y anime que convence

Aquellos más fieles seguidores a la historia original de “My Hero Academia” hallarán en My Hero One’s Justice un título que responde con solvencia ante las posibles demandas. El plantel inicial de luchadores es amplio y variado, contando con la presencia de héroes y villanos y, además, siempre teniendo en cuenta que la cantidad de personajes disponibles se irá ampliando con el paso del tiempo. Dejando esto último a un lado, lo cierto es que los personajes ya presentes responden perfectamente a lo que podemos ver en el manga y anime. Las similitudes, cabe resaltar, se hacen especialmente patentes en las habilidades especiales e interacciones entre personajes.

Todos y cada uno de los luchadores disponibles emulan las técnicas que ya hemos podido ver con anterioridad tanto en el manga como el anime. En este sentido destacaremos, como ejemplo, el combo que All Might realiza sobre el primero de los Nomu que amenazan a la academia de UA. Asimismo, también podemos hallar las tremendas descargas eléctricas de Kaminari y subsecuentes sobrecargas, que en una simpática animación revelan al personaje en un estado de ‘desconexión mental’. Además, tal y como hemos señalado, algunos personajes contarán con interacciones distintas entre ellos, como puede ser el caso de la mofa de Jiro sobre el mismo Kaminari.

Aprovechando esta sección vale la pena hablar acerca del contenido que nos presenta el modo historia. Este nos traslada desde los acontecimientos de la aparición del ‘villano’ Stain hasta el enfrentamiento de All Might con su gran archienemigo: All for One. El desarrollo de la historia se produce mediante diversos cuadros con diálogos e ilustraciones así como la presencia de un par de cinemáticas. Esto, debido a la vertiente épica del anime, provoca que la trama evolucione de una forma un tanto soporífera, donde el único verdadero interés sobre la misma reside en los pequeños combates opcionales además de en los desbloqueables que podemos obtener mediante la superación de niveles.

Contenido para un solo jugador un tanto limitado

Como puede deducirse, el modo historia es el principal modo de juego para un solo jugador. Esta alternativa nos permite tomar tanto el rol de villanos como héroes y, una vez superado, lo cierto es que ofrenda poco en cuanto a rejugabilidad. Es por ello que el añadido del modo misiones – además de entrenamiento y combate local – facilita a los usuarios un pequeño ‘extra’ mediante el que poder seguir disfrutando de My Hero One’s Justice sin verse rápidamente relegados a saltar a las opciones multijugador. Aun así, lo cierto es que el contenido para single player queda un tanto corto, algo que realmente no llega como una sorpresa.

Habiendo ya hablado del modo historia toca centrarse en el modo misiones y lo que este ofrece. Básicamente, nos hallamos ante una opción en la que se nos proporcionarán diversos mapas compuestos de múltiples niveles. En última instancia, la idea más relevante en torno a estos es la de superar el nivel que se comprende como el de la batalla final. En superar cada uno de los niveles sumaremos una puntuación conjunta mediante la que aspirar a obtener una recompensa u otra dependiendo del rango que se nos otorgue – siendo ‘S’ el más elevado de estos -. Hay que tener en cuenta, además, que antes de comenzar cada mapa deberemos escoger un equipo de tres personajes mediante el que buscar obtener la victoria – uno de estos para luchar y dos para usar como apoyo –. Resulta interesante que dependiendo del mapa pueden haber ciertas condiciones especiales que nos dificulten la tarea, como que la IA enemiga recupere gradualmente puntos de salud. En caso de que las cosas se nos puedan poner cuesta arriba, desde el menú podremos utilizar una interesante gama de objetos cuyo efecto se moverá entre recuperación de salud y mejoras de daño.

En su conjunto, lo cierto es que hay que comprender al modo historia y modo misiones como dos variables mediante las que prepararse en profundidad antes de retarnos con otros usuarios alrededor del globo. Las horas invertidas en estas opciones serán fructuosas en el sentido de que lograremos un buen entendimiento de los controles y además desbloquearemos diversas piezas para personalizar a nuestros personajes – también conseguiremos una buena cantidad de moneda virtual, la cual no puede comprarse con dinero real -. Sin embargo, una vez superados todos los niveles que ambos modos ofrecen encontraremos pocos motivos para volver a ellos.

Jugabilidad que brilla en el multijugador

Bandai Namco parece tener una clara premisa con las licencias que ha presentado en los últimos meses a la hora de traer diversos videojuegos de anime al mundo de las consolas y PC. Como hemos reflejado, las opciones un jugador son poco más que un tutorial con posibles incentivos para los usuarios, dejando el verdadero valor del producto en las modalidades multijugador. My Hero One’s Justice se mueve en esta misma premisa y será aquí donde tanto el sistema de combate como las mencionadas vías de personalización brillarán con mayor fuerza que en el resto de su cuerpo.

En My Hero One’s Justice nos situaremos con unos controles centrados en la combinación de ataques básicos y uso de dones especiales. Mezclando direcciones y el uso alternado de los botones de ataque – cuadrado, triángulo y círculo – desarrollaremos unos combos cuya duración y efecto variará acorde con el personaje de uso. Asimismo, mediante una barra de cargado especial – que cuenta con hasta tres niveles – podremos utilizar las técnicas definitivas de los personajes en cuestión. Usar una de estas para poner punto y final al enfrentamiento será lo que nos deje con un contudente mensaje de “Plus Ultra” para confirmar nuestra victoria. En sí los combates se hacen de lo más dinámicos, especialmente ya que podemos incluso cambiar la superficie en la que combatimos. Si en plena lucha mandamos por los aires a nuestro enemigo hasta dejarlo clavado en una estructura como puede ser un edificio, no tendremos necesarimente que esperar a que este caiga de nuevo al terreno principal de combate, sino que podremos perseguirlo e iniciar un nuevo intercambio de golpes.

My Hero One's Justice

Un apartado que preocupaba a nivel personal residía en cómo los Dones de los personajes iban a cuadrar a modo online: ¿Sería All Might demasiado poderoso? ¿La invulnerabilidad de Kirishima le haría un personaje casi impsoible de batir? Afortunadamente, hemos podido comprobar que la habilidad del usuario será lo que prevalecerá en las batallas, tal y como debe ser. Señalaremos también que las opciones un solo jugador ayudan aquí a reconocer los puntos en los que tener cuidado de cada héroe o villano al que enfrentemos. Dada la variedad de los Dones, de enfrentarnos sin conocimiento podría provocar que, por ejemplo, las llamas de Todoroki acabaran rápidamente con nuestras expectativas de victoria. Contra otros usuarios será clave el aprender a cuándo golpear y cuándo bloquear, pues una vez sufriendo daño de un combo no tendremos forma alguna de poder escapar de este.

A la hora de entrar en una sesión en línea, podemos tanto hacerlo mediante una partida clasificatoria o rápida como buscando o creando nuestra propia sala para jugar. Las opciones a la hora de crear una sala nos permiten escoger aspectos como el número de victorias necesarias antes de ganar el enfrentamiento, dejar un mensaje rápido para exponer nuestras intenciones – como aclarar si concedemos revancha o no – o incluso situar una contraseña para que solo aquellos jugadores con los que la compartamos puedan ganar acceso a la partida – lógicamente, esto es útil en cuanto a querer jugar con amigos y/o familiares -.

Conclusión

My Hero One’s Justice es una muy buena alternativa para aquellos que sean aficionados de “My Hero Academia” y una que puede resultar interesante para los que simplemente busquen un nuevo título de luchas. El abanico de personajes disponibles, sumado a la mecánica de personaje principal y personajes de apoyo, hace que el combate pueda llamar la atención de aquellos más interesados en el género de la lucha que, al mismo tiempo, tengan poca relación con el manga y anime. Aun así, hay que dejar claro que este es un lanzamiento que brillará con especial fuerza a los ojos de los grandes seguidores de la marca.

En definitiva, My Hero One’s Justice es un título divertido y dinámico que, pese a ello, sigue careciendo de la falta de profundidad para un solo jugador que parece ser será una constante en los lanzamientos de anime de Bandai Namco. Si hay a quien le echa para trás el precio de salida siempre es posible esperar, pues por el precio adecuado es sin lugar a dudas un producto que vale la pena explorar.


Positivo

  • Buena adaptación del manga y anime
  • El multijugador funciona sin problemas
  • El editor de personajes es muy divertido
  • El desbloqueo de 'extras' y objetos es sencillo y natural
  • El modo misiones alarga ligeramente la vida del juego

Negativo

  • Puede carecer de profundidad como 'single player'
  • La IA enemiga deja que desear en ocasiones
  • La forma de narrar el Modo Historia lo deja un tanto en segundo plano
7.9

Bueno

Política de puntuación

Cristian M. Villa
Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. Sir Francis Drake me enseñó que no hay recompensa sin esfuerzo.