Análisis Need for Speed Payback

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Hay sagas en el basto mundo de los videojuegos que nunca pasan de moda; llevan años con nosotros y se van adaptando al paso del tiempo y de las nuevas tecnologías, mostrándonos todo su esplendor en las plataformas para los que han sido diseñados.

23 años después del lanzamiento del primer juego para 3DO bajo el título “The Need for Speed“, empezó la serie de videojuegos de carreras más exitosa de todos los tiempos; hasta la echa ha vendido más de 150 millones de unidades en todo el mundo gracias a sus más de 20 títulos diferentes editados casi cada año. En 2015 llegó Need for Speed, que suponía un reinicio de la serie, y ahora estamos delante de Need for Speed Payback, que tras ser anunciado ha causado mucha expectación y ha generado mucho interés a todo tipo de jugadores. Vamos a abrocharnos el cinturón para empezar nuestro análisis de Need for Speed Payback.

Historia

Desde hace unas cuantas entregas, la serie Need for Speed cuenta con un modo historia gracias al cual se va incitando al jugador que toma el mando a continuar haciendo carreras y mejorando sus vehículos para poder tener un alto nivel competitivo cercano al de sus rivales, que cada vez son superiores. Payback no es una excepción, y cuenta con una campaña que tiene detrás un guión digno de cualquier producción hollywoodiense. Aquí va un pequeño adelanto: En Need for Speed Payback nos pondremos en una pandilla de jóvenes unidos por la misma pasión: la velocidad, la conducción y la adrenalina. Pero en una de las carreras se ven envueltos en una mala jugada que les obliga a separarse; sin embargo al cabo de un tiempo el destino hará que Tyler, Mac y Jess vuelvan a conducir juntos para vengarse de La Casa, que está aterrorizando a todos los habitantes de Valle Fortune y que tanto daño les hizo a ellos mismos. La historia está contada de tal manera que engancha irremediablemente al jugador y siempre le deja con ganas de más, saber cual será la próxima carrera que deberá disputar y ponerse al volante a disputar el próximo evento.

Cada uno de los tres protagonistas cuenta con su propia personalidad y estilo de conducción, de manera que deberemos ir adaptándonos a cada uno de ellos cuando tengamos que realizar las pruebas en las que sólo puedan competir ellos.

  • Tyler Morgan es el protagonista principal de la aventura. Sus estilos de conducción son los de carrera y aceleración. Su principal motivación para correr es, simplemente, ser el mejor. No parará hasta ganar la Carrera de los Forajidos y derribar a La Casa, sin importar quién se interponga en su camino.
  • Sean McAlister, también conocido como Mac, es el alma máter de la banda de nuestros protagonistas, un inglés que emigró a EEUU en busca del sueño americano, aunque las cosas se le torcieron cuando empezó a andar mal de dinero. Mac es un tipo con mucho sentido del humor y es el más divertido de todos; cuando conduces con él puede, literalmente, llegar a darte un ataque de risa tanto por sus comentarios tanto durante la carrera como contra sus adversarios. Cuando tengamos que correr campo a través o derrape, Mac será nuestro tipo.
  • Jessica Miller es la conductora especialista de la banda en escape. Es la más sensata de la banda y le gusta ir por su propio camino, pero siempre está a dispuesta a sacar a sus amigos de un apuro y es especialista en escaparse de la policía. Jess pasa la mayor parte del tiempo haciendo trabajillos arriesgados y con grandes recompensas en los bajos fondos de Silver Rock. Gracias a estos trabajos se enterará antes que nadie cuáles son los próximos pasos que dará La Casa, lo que supone una ventaja para nuestros protagonistas.
  • Ravindra Chaudhry es el mecánico de la banda. También conocido como Rav, casi nunca sale de su taller, pero se lo presta a la banda para que puedan tunearlo a su gusto. Es un lobo solitario debido a su pasado, y los únicos a los que deja entrar en su taller son Tyler, Sean y Jess, a los que considera su familia. La motivación principal de Rav es la de crear el coche definitivo, ¿lo conseguirá?

Como toda gran historia, Need for Speed Payback tiene protagonistas y antagonistas, que jugarán en el polo opuesto de la banda que protagoniza el título. Estamos hablando de Marcus Weir (el Tahúr), quién no se sabe si está a favor de la banda o en su contra, y de Lina Navarro, la representante principal de La Casa, a quién no le importa amañar carreras para lograr su propósito.

Pero conseguir derrocar a unos mafiosos tan grandes como los que conforman La Casa, no será posible sin contar con la ayuda de los principales corredores de todo el país, así que nuestros amigos deberán enfrentarse a varias misiones para conseguir ganar el respeto de los mejores competidores. ¿Cómo? Pues muy fácil (o no), ganándoles en varias pruebas antes de enfrentarse a la prueba final. Estas son las bandas urbanas, cada una de ellas especializadas en un tipo de conducción diferente. Deberemos demostrarles que somos los mejores antes de poder enfrentarnos a la carrera de Los Forajidos, nuestro destino final.

Carreras espectaculares

El equipo de Ghost Games se ha puesto manos a la obra para traernos el Need for Speed más espectacular de todos gracias al motor gráfico Frostbite, que permite recrear escenas de conducción muy detalladas y creíbles gracias a una gran distancia de dibujado; lo que nos supondrá que en todo momento tendremos una gran visión de la carretera en todo momento. Además algunas de las carreras son realmente espectaculares como la que vimos en el E3 en el que tenemos que recuperar un coche super potente que La Casa está transportando en un camión. Evidentemente no todas las carreras son así ni contienen este tipo de cinemáticas, pero las que sí lo son os aseguramos que son realmente impactantes.

Además de las carreras de velocidad, y como hemos comentado anteriormente, cada personaje está especializado en un tipo de carrera diferente. Las de velocidad que se hacen con Tyler, en principio, no tienen más complicación que la velocidad. En lo que respecta al mismo personaje y a las de aceleración, primará sobretodo el uso del nitro combinado con el cambio de marchas manual, en el que deberemos cambiar la velocidad en el momento preciso para ganar más aceleración. En Xbox One, que es dónde hemos jugado a Payback, se acelera con el gatillo derecho, se cambia de marcha con el botón Y, y se activa el nitro con la A, en lo que resulta una posición algo incómoda para el jugador. Las carreras de salto y derrape que se realizan con Mac son espectaculares gracias al uso de vehículos preparados para saltar y derrapar como los todo terrenos. Los rivales no darán tregua, así que deberemos espabilarnos para conseguir el mejor tiempo y la mayor puntuación de derrape posible. Las carreras de escapada se realizan con la única chica que conforma la banda, Jessica, y en ellas será menester el escaparnos de la policía, aunque en ciertos momentos también deberemos hacer encargos e ir por varios puntos de la ciudad.

Las carreras de Payback se pueden resumir como espectaculares todas y cada una de ellas. A pesar de que son estilos de conducción muy variados, no es nada difícil adaptarse al estilo de cada piloto al tratarse de un título de conducción arcade puro y duro.

Vehículos

En este apartado no pasaremos a numerar todo el garaje disponible en este Need for Speed, para ello tenéis disponible esta entrada. Lo que queremos tratar aquí es una de las mayores novedades introducidas por Ghost Games para mejorar los vehículos que tengamos disponibles. Cada coche viene “de serie” con unas características relacionadas con el peso, velocidad, nitro, salto y otras opciones más. Para mejorar estas características se nos ofrecerá una “Speed Card” al terminar cada carrera. La carta que nos toque (a elegir entre tres) es sorpresa, e incluirá nuevas mejoras que se podrán añadir automáticamente a nuestro vehículo, se podrá canjear por créditos o se podrá mandar al garaje para ser aplicada dentro del garaje. Otra manera de mejorar el vehículo es visitar los garajes de tuneo que están repartidos por todo el mundo del que disponemos, que se podrán cambiar por créditos que ganamos al terminar venciendo cada carrera.

La personalización de los vehículos es un factor que está presente en los Need for Speed y que se popularizó sobretodo cuando salió al mercado el espectacular Underground y su posterior secuela. En Payback la personalización está de vuelta y hay muchas opciones para dejar bien bonito nuestro coche gracias al uso de pinturas, vinilos, cambios de ruedas y llantas… Ghost Games no ha dejado ningún cabo suelto y nuestros feos coches de serie lucirán como auténticos tuning tan solo con una visita al garaje.

Por si os lo preguntabais, todos los vehículos reflejados en el juego tienen un aspecto realmente espectacular y tienen todo tipo de detalles que podréis apreciar en alta resolución. A decir verdad, echamos de menos la marca Ferrari entre todas las disponibles, pero el elenco de vehículos disponibles es bastante amplio y cumple con creces. El interior de los vehículos o la posibilidad de entrar dentro como en los títulos de simulación no está disponible, y la cámara desde la que podemos ver el volante y parte del interior simplemente no existe, aunque hubiera sido un gran añadido que le hubiera aumentado un punto el realismo logrado en Need for Speed Payback.

Mundo abierto

Disponemos de un gran mundo abierto que podremos recorrer a nuestro antojo, y además se han incluido elementos ya presentes en otros títulos como los radares de velocidad que deberemos superar, y pruebas de velocidad en las que tendremos que ir a más velocidad de la establecida  para superar el reto. Los derrapes también tendrán su protagonismo en las carreteras de montaña con los retos de derrape. Todo ello contando con que en el mundo abierto hay tráfico real “molestando” a los que van a más velocidad de la establecida por la ley. Las gasolineras tendrán el mismo uso que en la entrega anterior, pasar por ellas nos dejará el coche arreglado y con el nitro cargado incluso mientras estamos en plena carrera. Gracias al GPS podremos movernos con total libertad hacia nuestro próximo destino, ya sea una nueva carrera, evento o donde nos plazca ir. Hay carteles repartidos por todo el mapa que deberemos romper (esto también nos suena) para obtener los mayores descuentos en las tiendas y concesionarios de vehículos, y la gran mayoría de ellos están ubicados en sitios inaccesibles desde la carretera, así que deberemos usar el ingenio para llegar a romperlos.

Mapa del mundo disponible en Need for Speed Payback

Por el basto mundo abierto hay coches abandonados que podremos encontrar gracias a las pistas que nos darán los oponentes cuando completemos las misiones. Estos vehículos son los que se convertirán en los más potentes que podamos obtener gracias a nuestro gran amigo Rav, que se encargará de transformarlos en auténticos monstruos de cuatro ruedas; pero previamente deberemos también encontrar las piezas que están esparcidas por las partes más altas de las colinas. Así pues, como veréis, no es fácil hacerse con uno de estos coches, pero os aseguramos que cuando completéis al menos uno de ellos, os daréis cuenta de que el esfuerzo habrá merecido la pena.

Multijugador

Need for Speed Payback incluye un modo multijugador a parte de los típicos marcadores de amigos (Autolog) que harán que nos piquemos en el modo offline gracias a que nos mostrarán sus mejores tiempos y/o resultados en las diferentes pruebas que encontraremos por el mundo abierto del título de Ghost Games.

Payback incluye eventos multijugador que pueden ser votados por los jugadores de manera que los que estén en la mitad inferior de la clasificación tendrán más votos que los de la mitad superior; y los votos disponibles se transfieren de ronda a ronda. En cuanto al matchmaking, hay que especificar con qué coche queremos competir en la siguiente Speedlist, uno de carrera y uno todoterreno.

Jugar partidas con rango nos posicionará en relación a nuestra clasificación de habilidad; mientras ganemos todo irá bien, pero si perdemos también bajaremos posiciones en la tabla clasificatoria, pero no se verá afectada en las partidas Informales. Jugar en Speedlists nos recompensará en forma de piezas de prestaciones, fondos y reputación. Lo bueno de este sistema es que siempre ganaremos aunque no quedemos en la mejor posición, pero cuanto mejor quedemos, evidentemente, más ganamos.

Conclusión final

Need for Speed Payback supone el regreso de la franquicia por todo lo alto después del reinicio de 2015. Nos pondremos en la piel de tres jóvenes protagonistas para vivir una gran historia en la que Ghost Games no ha dejado ningún cabo suelto, convirtiéndose en uno de los referentes del género arcade que promete dar muchas horas a todos los jugadores que quieran darle una oportunidad. Este título cuenta con unos gráficos espectaculares, una sensación de velocidad muy bien conseguida y una jugabilidad que se adapta a todo tipo de jugador, pudiendo ajustar la dificultad en cada momento de nuestra aventura.


Positivo

  • Gráficos espectaculares
  • Historia trepidante
  • El mundo abierto le sienta genial
  • Se adapta a todo tipo de jugadores
  • Buena jugabilidad
  • Buenas opciones de "tuneo"
  • El doblaje al castellano es sublime

Negativo

  • Echamos de menos algunas marcas de coches
  • No hay inclemencias meteorológicas
9

Increíble

Política de puntuación

Josep Carceller
Subdirector y redactor senior en Areajugones. Aficionado al mundo de los videojuegos desde pequeño y amante de las consolas retro.