Análisis South Park: Retaguardia en Peligro

PC PlayStation 4 PlayStation 4 Pro Xbox One
 

South Park: La Vara de la Verdad fue una de las grandes sorpresas del final de la generación pasada. Y es que de la mano de Obsidian Entertainment y Ubisoft, y con los creadores de la serie, Trey Parker y Matt Stone, totalmente implicados en el proyecto, el resultado fue un título de una grandísima calidad. Hoy nos toca hablar de su secuela, South Park: Retaguardia en Peligro que, después de ser anunciado en el E3 de 2016 y tras algún que otro retraso, llega el día 17 de octubre a PlayStation 4, Xbox One y PC. En esta ocasión el desarrollo no corre a cargo de Obsidian Entertainment sino que los responsables del título son Ubisoft San Francisco y South Park Digital Studios. ¿Lograrán superar las cotas de calidad de la primera parte? Te lo contamos en nuestro análisis de South Park: Retaguardia en Peligro.

El mundo necesita ¿héroes?

Como os comentamos en la introducción, uno de los grandes puntos fuertes que tenia South Park: La Vara de la Verdad era contar con los creadores de la serie fuertemente implicados en el proyecto. Esto hizo que a nivel argumental el juego fuese una gozada y que la fidelidad con la serie original fuese total. En este aspecto, South Park: Retaguardia en Peligro vuelve a estar a un gran nivel, ofreciéndonos otra vez un buen guión repleto de humor y crítica social que tanto caracterizan a la serie.

Nuestro héroe tiene un pasado que lo atormenta

En esta ocasión volvemos a ponernos en la piel del Niño Nuevo, también conocido como Ojete, y del que podremos elegir apariencia en un sencillo editor de personajes justo al principio del juego. Aunque esto no es algo en lo que debáis gastar demasiado tiempo, pues durante la aventura conseguiremos multitud de atuendos y peinados diferentes, por lo que estaremos cambiando constantemente de look durante la aventura. Una vez elegida nuestra apariencia ya comienza la historia en sí, esta vez dejando atrás la temática fantástica-medieval de la primera entrega para centrarse en algo que está muy de moda y que le sienta como anillo al dedo, los superhéroes. Los niños de South Park están jugando a los superhéroes y existen dos bandos distintos, al estilo Civil War. Uno es Mapache y amigos liderados por Cartman  y el otro los Colegas de la Libertad. Los dos bandos lucharán por rescatar a un gato llamado Scrambles para recibir una recompensa de 100 dolares con la que poder impulsar su franquicia de películas de superhéroes. La trama parece simple en un primer momento pero a medida que vamos avanzando en el juego se volverá cada vez más enrevesada con muchos giros de guión y situaciones verdaderamente locas. 

Uno de los principales atractivos de este título es el humor que destila. Por desgracia, en nuestro medio este tipo de propuestas son muy poco frecuentes y por eso resulta un soplo de aire fresco ponerse a los mandos de un juego que está constantemente haciéndote reír, en un mercado donde casi la totalidad de juegos que se lanzan tienen un tono serio. Eso sí, como en la serie, el humor que contiene el juego puede no ser del gusto de todo el mundo pues se trata de un tipo de humor muy ácido y  gamberro y en el que todo, por muy excéntrico que sea, tiene cabida. Cabe comentar también que también tiene mucho de crítica social, pues vemos como se denuncian, por ejemplo, el racismo que la policía tiene en los Estados Unidos, entre otros temas. La fidelidad con la serie es total, tanto en el tono que tiene la historia como en la representación de los personajes de la misma. Veremos a la gran mayoría de habitantes de South Park y en definitiva podríamos decir que estamos viendo un capítulo más de la serie. 

Tendremos que hacer frente a enemigos muy peculiares

Sistema RPG simplificado

South Park: La Vara de la Verdad, en contra de lo que pudiese parece, tenía un sistema RPG bastante completo. Y es que Obsidian Entertainment, responsable de grandes títulos como Star Wars Caballeros de la Antigua República o Fallout New Vegas, puso todo su bagaje en este género en el título. En esta ocasión del desarrollo se ha encargado Ubisoft San Francisco y, aunque el título sigue manteniendo ese cáracter RPG, este se ha limitado bastante. Seguimos contando con una progresión basada en subir a nuestro personaje de nivel con puntos de experiencia, pero estos niveles no influyen directamente en nuestras estadísticas sino que lo que hace cada nivel es desbloquear un slot en el que podremos colocar Artefactos, que son los objetos clave que nos permitirán volver más poderoso a nuestro personaje. Este tipo de objetos tienen un nivel asignado y cuanto mayor nivel tenga el objeto más no subirá todas nuestras estadísticas. Y aquí es donde radica la simplificación del sistema RPG, pues mientras en el primer juego cada objeto subía una estadística concreta, como por ejemplo las armas o los trajes que subían ataque y defensa respectivamente, en esta secuela los artefactos suben todas nuestras estadísticas y no tendremos un sistema de inventario tan complejo. De hecho, aunque sí que durante el juego tendremos muchísimos trajes para desbloquear, estos no tienen ningún tipo de impacto en las estadísticas del personaje, más allá de una función meramente estética. Estos artefactos también nos otorgaran una serie de bonificaciones especiales según cual pongamos, que van desde tener más salud, hasta mejorar el tiempo de recarga del ataque especial.

Las habilidades de nuestro personaje estarán determinadas por la clase de superhéroe que elijamos al principio de la aventura, aunque a medida que avancemos en el juego podremos ir desbloqueando más clases. Cada clase cuenta con cuatro ataques disponibles, pero estos no se suman a medida que vallamos desbloqueándolas sino que tendremos que escoger cuatro ataques de entre todos los que tengamos disponibles, intentando formar un personaje lo más equilibrado posible. Estos poderes están relacionados con las tres estadísticas principales que tiene nuestro personaje, músculo, cerebro y agallas y cuanto más nivel tengamos en cada uno de estos aspectos, más eficaz será el ataque que tenga asociado. Como os decimos, se antoja un poco escaso para un juego de rol, pues todo se limita básicamente a tres estadísticas muy simples, pero lo cierto es que funciona y se hace entretenido ir mejorando a nuestro personaje y configurando sus poderes en base a nuestras fortalezas.

Las animaciones de los ataques especiales están muy logradas

En el sistema de combate si que es cierto que se ha añadido más complejidad, pues esta vez se trata de un combate táctico por turnos, donde las batallas se desarrollan en una cuadrícula. Nuestro movimiento por la cuadrícula es limitado y el área de actuación de los poderes varía, por lo que nos encontramos con un combate más estratégico y en el que tendremos que pensar bien nuestros movimientos antes de actuar. Sin duda un añadido muy interesante y que aporta un toque de aire fresco al sistema de combate de la primera entrega. Los ataques siguen contando con el factor de quick time event, según el cual, si pulsamos un botón en el momento adecuado, nuestro ataque hará más daño. Esto se aplica también a la defensa ya que si pulsamos el botón cuando un enemigo nos ataque, recibimos menos daño y aumentamos de forma más rápida la barra de ataque especial. Mención especial a los combates contra algunos jefes, que nos plantearán situaciones originales en las que los combates no simplemente se basaran en atacar hasta eliminar a los rivales, sino que nos obligarán a utilizar el escenario de maneras específicas para salir airosos. Además podremos configurar nuestro equipo, que será de hasta cuatro personajes, con muchos aliados diferentes y cada uno con sus propias particularidades. Esto hace que los combates varíen mucho en función de nuestro equipo y nos incentiva a ir probando a diferentes héroes hasta encontrar la combinación más letal. Cabe decir finalmente que, aunque el sistema de combate sea más complejo, el título sigue siendo muy accesible en su dificultad normal, y solamente algún combate puntual nos puede poner en un aprieto.

Explorando South Park

Aparte de los combates, el otro pilar fundamental jugablemente hablando de este título es la exploración. Y es que, desde casi el inicio, el juego nos permite ir libremente por South Park explorando cada rincón que veamos. Eso sí, muchas zonas no serán accesibles hasta que desbloqueemos la habilidad necesaria para poder acceder, lo que hace que continuamente estemos revisitando zonas por las que ya hemos pasado. A lo largo dela ciudad encontraremos coleccionables necesarios para superar alguna misión secundaria, iremos encontrándonos con personajes con los que nos haremos un selfie para aumentar seguidores en Mapachegram (el Instagram particular del juego) o encontraremos multitud de objetos con los que poder elaborar pociones, trajes nuevos o artefactos. Y es que South Park: Retaguardia en Peligro se suma también a la moda del crafteo, sistema que tiene mucha importancia en este título.

Como os decimos explorar la ciudad es una parte fundamental del juego, y esta se hace extremadamente satisfactoria al ver lo bien recreada que está la ciudad, cada detalle de la misma esta reflejada en el juego, y el diseño de los pequeños puzles que tendremos que ir resolviendo para llegar a determinadas zonas esta bien logrado. Tendremos repartidos a través de la ciudad algunos puntos de viaje rápido que nos facilitarán el movimiento por la ciudad, pero tenemos que decir que, a diferencia con la primera entrega, no tendremos un botón para correr y movernos más rápido por el escenario, siendo el movimiento del personaje un poco lento.

El nuevo sistema de combate le otorga una capa más estratégica a las batallas

Por último toca hablar de la duración del título y en este caso os comentámos que, habiendo superado la historia principal y todas las secundarias y dejando muy pocos coleccionables por conseguir, la aventura nos ha durado poco más de 20 horas. Duración bastante considerable, aunque para aquellos que se queden con ganas de más tendrán a su disposición un pase de temporada que ampliará el contenido del juego con dos paquetes de historia nuevos.

Apartado técnico inmejorable

Si hay algo en lo que South Park: Retaguardia en Peligro destaca es en su apartado técnico. Y es que lo que tenemos delante de nosotros en la pantalla es totalmente calcado a un capítulo de la serie original, hasta el punto de que si hacemos una captura y se la enseñamos a cualquiera se pensaría que es una captura sacada directamente de la serie. El uso del motor gráfico Snowdrop es fantástico y a nivel artístico el trabajo es impecable.

El juego es gamberro como pocos en los videojuegos

Y en el apartado sonoro tampoco se queda corto ya que en esta ocasión los jugadores españoles tenemos la suerte de contar con el doblaje en castellano de la serie, con voces tan míticas como la de Cartman. Eso sí, existen momentos en la parte final del juego en la que algunos personajes tienen algún pequeño problema en las voces y existen unas pocas líneas de diálogo en los que un personaje tiene voces distintas. Pequeños detalles que no empañan un doblaje que está a muy buen nivel. La banda sonora cumple muy bien también con melodías muy de películas de superhéroes, que acompañan muy bien la aventura.

Conclusión

South Park: Retaguardia en Peligro es un título que aunque a nuestro modo de ver no supera a su primera parte, sí ofrece una experiencia lo suficientemente sólida y satisfactoria que merece totalmente la pena. Bien es cierto que en esta entrega se simplifica bastante el sistema RPG, pero se ha mejorado el sistema de combate haciéndolo más estratégico y divertido. La exploración de South Park sigue siendo genial y el apartado técnico hace que nos metamos de lleno en el juego y tengamos la sensación de estar viviendo por nosotros mismos un capítulo de la serie. La historia es genial, aunque no tiene los picos de calidad que alcanzaba la primera entrega. Todo esto junto converge en un juego que es una experiencia realmente divertida de principio a fin y que tiene el atractivo adicional de ofrecer una historia con mucho humor y que nos hará soltar muchas risas mientras lo jugamos, algo que se echa de menos en la industria. Un título que hará las delicias tanto de los fans de la serie como de aquellos que se quieran meter por primera vez en el universo de esta particular serie.


Positivo

  • La historia es buena, con un final realmente hilarante
  • El nuevo sistema de combate aporta un toqué más estratégico a las batallas
  • La exploración de South Park resulta muy amena y satisfactoria
  • El apartado gráfico es sublime, dando la sensación de estar viendo un capítulo de la serie
  • El doblaje al castellano de la serie original es muy de agradecer

Negativo

  • Se simplifica en exceso el sistema RPG, siendo este muy básico
  • La dificultad es bastante baja, por lo que no supone ningún desafío
8.3

Muy bueno

Política de puntuación