Crítica: Deadpool

Deadpool

Crítica: Deadpool

El Mercenario Bocazas ha llegado para quedarse

Crítica: Deadpool
 

Finalmente, con una semana de diferencia con respecto a su estreno en buena parte del mundo, “Deadpool” ha llegado a España con la intención de arrasar del modo que lo ha hecho en su primera semana en las carteleras. Independientemente de los resultados finales en taquilla, ha llegado el momento de valorar qué tal ha funcionado como película esta adaptación del Mercenario Bocazas.

Antes de comenzar, os avisamos de que esta crítica no contiene, en su mayoría, spoilers de “Deadpool”, más allá de algún detalle menor que no destripa nada del argumento. En cualquier caso, si vemos preciso mencionar algún spoiler gordo de la película en algún momento de la crítica, seréis puestos bajo aviso. Por tanto, podéis leer sin ningún problema. Allá vamos.

Una historia de amor…

Mucho ha costado ver una película protagonizada por Deadpool. Tras una polémica adaptación del personaje en “X-Men Orígenes: Lobezno”, Fox parecía no mostrar mucho entusiasmo por lanzar un proyecto que llevaba en desarrollo ya varios años por aquel entonces. Si bien la película nunca terminaba de morir del todo, lo cierto es que hemos tardado siete años en poder ver una película protagonizada por el personaje, desde que allá por 2009, Fox confirmara que todo dependía de la primera cinta individual de Lobezno (si bien los planes para hacer una película del personaje empezaron a sonar en el año 2000).

deadpool

Dejando toda esa historia atrás, finalmente hemos podido disfrutar de “Deadpool”, una película realmente esperada por los fans, que veían cómo el proyecto se convertía en el quiero y no puedo de Fox. Por lo tanto, las expectativas, teniendo en cuenta el tiempo de espera y el nivel y la variedad de las películas de superhéroes actuales, estaban bastante altas. A esto había que sumarle una serie de dudas, generadas por la manera en que ha llevado Fox sus películas basadas en superhéroes, siempre renegando un poco del material de origen. Pero la campaña de promoción bastaba para saber que con “Deadpool”, la cosa iba a ser muy diferente.

Y, por suerte, cuando uno ve la película, se da cuenta de que la promoción de la misma no era simplemente humo. “Deadpool” es, simple y llanamente, lo que promete. Ni más ni menos. Es una película muy consciente de sí misma y que no engaña a nadie (al menos, a nadie que haya visto los tráilers). Por lo tanto, estamos ante una película con la que es difícil decepcionarse en ese sentido. Uno entra al cine sabiendo exactamente lo que va a ver.

deadpool

“Deadpool” es algo diferente dentro de las películas protagonizadas por superhéroes, y no podía ser de otra forma. El personaje ya es algo diferente dentro de los propios cómics. Y todo esto queda claro desde el primer minuto de la película, empezando con esos atípicos créditos iniciales, que ya dejan patente que la película se va a reír de todo y de todos, incluidos ellos mismos. Y la fuerza como comedia de “Deadpool” reside ahí. Como decíamos antes, estamos ante una película muy consciente de sí misma, que no pretende ser algo que no debe ser, y que se aprovecha de sus virtudes para hacer crítica y parodia del mundo de los superhéroes, pero también para hacer algo de autocrítica (desde la productora hasta el director, pasando por su actor protagonista). La película no se corta a la hora de “burlarse” del panorama actual del cine de superhéroes, y no tiene reparos en lanzar pullas a las películas de Marvel Studios, a algún personaje de DC Comics e incluso a las propias adaptaciones de cómics realizadas por Fox.

Por otro lado, la comedia de “Deadpool” es más moderada de lo que pueda parecer de entrada, y se consigue conjugar con una historia que, en realidad, tiene mucho de drama. En ese aspecto, la cinta consigue un diez redondo, ya que conjuga la parte seria con la desenfadada prácticamente a la perfección. Eso no quita que el humor sea totalmente para adultos, y no recomendable para los más pequeños de la casa. Además, gran parte de las risas (y la frescura) la aportará un rasgo muy característico del personaje: romper la cuarta pared. Si bien se usa de manera moderada a lo largo de la película (lo cual termina siendo un acierto), la verdad es que el hecho de que Deadpool sea consciente de que está en una película del Universo X-Men, que se dirija al espectador, y que haya más de una coña con Hugh Jackman, son puntos extra que terminan dándole un toque muy original a la película, a la par que fiel si la juzgamos como adaptación.

deadpool

Pero la comedia no es lo único que define la película, y es que hay otro componente igual de importante, y ese es la acción. “Deadpool” no es solo una película de risa, sino que también es una película de acción, y lo cierto es que esta parte está muy bien cuidada y dosificada. En la película hay violencia, pero tampoco muy exagerada ni metida sin razón de ser. La verdad es que la película es más para adultos por su humor, que por su violencia gráfica, lo cual no quiere decir que no la tenga, aunque, como decimos, está muy bien incluida. Además, las escenas de acción son muy disfrutables y se nota que se ha puesto mimo e intención en ellas. No son las mejores del “género”, pero son un perfecto condimento para resultar en una película realmente divertida.

Por último, el otro aspecto que da forma a la película es, como ya decíamos antes, el drama. Pese a que es una película muy divertida, donde la carcajada constante está prácticamente asegurada, lo cierto es que “Deadpool” cuenta con una historia realmente dramática de fondo: Wade Wilson es un mercenario que, en el momento más feliz de su vida, descubre que tiene los días contados debido a un cáncer terminal. Y es que la historia de origen del personaje ocupa más tiempo en pantalla del que probablemente muchos esperábamos. La historia se conjuga con lo que vemos en el presente a través de una serie de flashbacks, lo que permite que el drama y la comedia estén más compensados que si hubiéramos tenido primero la parte de origen seguida de la aventura que vive Deadpool. Sin embargo, mirándolo desde otra perspectiva, es probable que a más de uno este sistema de flashbacks le pueda “cortar el rollo” un poco.

deadpool

Todo estos elementos se juntan en una historia que, si bien no es algo nunca visto, funciona a la perfección desde el primer minuto hasta el último, haciendo que “Deadpool” sea una divertida y entretenida película realmente disfrutable y que no dejará indiferente a los fans del personaje.

Deadpool: el p… amo

Sobra decir que uno de los puntos más fuertes de “Deadpool” es el propio Deadpool. Y es que la película se sostiene prácticamente sobre sus hombros. Es el personaje mejor tratado, mejor adaptado y además el más completo, ya que es capaz de protagonizar momentos cómicos y dramáticos, así como escenas de acción. La película ha optado por tirar de una versión del personaje algo más clásica, bebiendo mucho de lo realizado por Joe Kelly a finales de los 90, donde nos encontramos con un Deadpool más “moderado”, a diferencia de la concepción generalizada que se tiene del personaje estos días y de cómo se le ha retratado en historias más modernas, como la etapa realizada por Daniel Way. Nos encontramos un Deadpool que viene a ser algo así como (salvando las distancias) un Spiderman mucho más gamberro, descarado y adulto, en el sentido de que la película en sí no es una coña constante ni algo tan despreocupado como “Padre de Familia”, por ejemplo, sino que es Deadpool el personaje más cómico y el que, en su mayoría, aporta el toque especial que caracteriza a la película. Ryan Reynolds sorprende en un papel que le va como anillo al dedo (bromas aparte). Tenemos un actor que ha sido duramente criticado por sus dotes como actor (él mismo se ríe de esto en la película) y que no ha logrado destacar en exceso por ningún otro papel previo. Sin embargo, creo que muchos coincidiremos en que, a partir de ahora, Ryan Reynolds es Deadpool. El actor se muestra realmente solvente y derrocha carisma, contra todo pronóstico, a lo que hay que sumarle el cariño que ha demostrado por el personaje, desde el hecho de llevar años intentando sacar la película adelante hasta la campaña promocional, donde Reynolds lo ha dado todo.

Areajugones Deadpool pelicula

A partir de aquí, los personajes restantes son secundarios en una película realmente centrada y dedicada a Deadpool, lo cual no quiere decir que sean meros espectadores. Ahí están los ejemplos de Vanessa o de Ajax, que si bien no pasarán a la historia del cine como personajes, cumplen perfectamente su función dentro de la película y están bien interpretados. Siempre es un placer tener a Morena Baccarin en cualquier proyecto, y Ed Srkein está realmente acertado en el papel de un villano que está a la altura de la película y que, si bien no es memorable, encaja perfectamente en una primera película que tiene la tarea de contarnos el verdadero origen de Wade Wilson.

Deadpool 3

Por último, la película está adornada con las apariciones de otros personajes de los cómics, como Comadreja o Al la Ciega, que si bien aparecen poco, complementan el elenco de personajes con los que trata Deadpool, aportando así algo al personaje principal. Sin duda, esperamos verlos más en el futuro. Aunque, sin duda alguna, si hablamos de apariciones de otros personajes, los que más destacan son Coloso y Negasonic Teenage Warhead, principalmente por el añadido que supone ver a Deadpool interactuar con otros personajes del mundo X-Men, aunque uno de ellos haya tenido un papel reducido en otras películas y la otra ni haya aparecido. Y es que, ¿qué mejor manera de hacer una parodia a los superhéroes que metiendo a un par de ellos como contrapunto de nuestro protagonista?

deadpool

En definitiva, un elenco de personajes que, si bien en su mayoría no es excesivamente protagonista, encuentra su sitio en la película y se convierten en una pieza más, y muy bien puesta, del gran engranaje que supone “Deadpool”. Como hemos dicho, esperamos poder disfrutar más de algunos de ellos en futuras secuelas y ver algo más de evolución y protagonismo.

Dentro música

Si conocéis a Deadpool previamente, ya sea por los cómics, o incluso por su paso por el mundo de los videojuegos, sabréis que es un personaje que tiene muchas posibilidades en cuanto a la forma de contar una historia. Tanto en su versión comiquera como en su adaptación para consolas, el personaje se aprovecha del medio en el que está para jugar con la narrativa, la música y otros elementos.

En “Deadpool” hemos tenido algo de esto, si bien quizás podría haber sido algo mejor aprovechado para conseguir una narrativa algo más peculiar. Sin embargo, la película opta por utilizar esto de manera moderada, lo cual quizás sea lo más prudente si lo miramos desde otra perspectiva. En la cinta vemos cómo es el propio Deadpool el que nos introduce algunos flashbacks o el que da paso a la banda sonora de la propia película, además de los momentos en los que se dirige a cámara y habla con el espectador. Como decimos, es algo que quizás se podría haber explotado más, aunque es cierto que el resultado final podría haber sido bien distinto, quedándonos con la duda de si habría sido para mejor o para peor.

deadpool

Entrando en el apartado técnico, “Deadpool” destaca principalmente por su banda sonora. Junkie XL, encargado de realizar la banda sonora de “Mad Max: Furia en la Carretera” y  parte de la inminente “Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia”, ha sido el encargado de entregarnos una banda sonora a la altura. Si bien los temas creados para la película son más bien discretos, es en el conjunto de temas escogidos en lo que destaca la banda sonora de “Deadpool”. Desde el “Angel in the Morning” de Juice Newton con la que empieza la película hasta el “X Gon’ Give it to Ya” de DMX que ya escuchamos en los tráilers, pasando por el “Deadpool Rap”. En cierto modo, la selección de canciones para la película recuerda mucho a lo que hicieron con “Guardianes de la Galaxia”, película en la que también se consiguió una banda sonora que destacase.

En cuanto a otros apartados, como la fotografía o la dirección, la película es correcta y no hay nada que destaque excesivamente, ni para bien ni para mal. Es inevitable que se note el bajo presupuesto de la película  (comparado con el de otras películas de superhéroes) en ciertas ocasiones, como por ejemplo, pasa con Coloso, donde las limitaciones son evidentes, si bien tampoco estropean la película. El director Tim Miller hace un gran trabajo y se ha adaptado muy bien al presupuesto y, lo que es más importante, al personaje, captando muy bien la esencia del mismo y realizando una película muy completa.

Areajugones Deadpool Coloso

Conclusión

“Deadpool” es una película que casi con total seguridad gustará a los fans del personaje. Es evidente que no es una película para todo el mundo. Sin ir más lejos, la violencia o el tipo de humor empleado en la cinta puede no ser de agrado de muchos. Lo que sí es cierto es que “Deadpool” supone un soplo de aire fresco en un género que está en pleno apogeo y en el que no faltan las propuestas. Y es que, probablemente, Deadpool ha llegado al cine en el mejor momento, en un momento en el que era totalmente necesario recibir productos diferentes, algo de lo que la cinta es consciente y se aprovecha.

Sea como sea, Deadpool ha llegado para quedarse. La secuela ya ha sido encargada, y no parece que la recaudación de la película vaya a ser un problema, ya que “Deadpool” está batiendo varios récords y está siendo muy bien recibida por la crítica. A nosotros nos ha gustado y tenemos ganas de ver más del Deadpool de Ryan Reynolds. Ahora os toca a vosotros opinar: ¿qué os ha parecido “Deadpool”?

Areajugones Deadpool poster 3


Contenido relacionado