Impresiones de la beta cerrada de Mirror’s Edge: Catalyst

Mirror’s Edge Catalyst

PC PlayStation 4 Xbox One
8.8

Muy bueno

Impresiones de la beta cerrada de Mirror’s Edge: Catalyst

La ciudad es nuestra para recorrerla

Impresiones de la beta cerrada de Mirror’s Edge: Catalyst
 

Hoy en Areajugones os traemos nuestras impresiones de la beta cerrada de Mirror’s Edge: Catalyst, la nueva entrega de Electronic Arts y DICE que sirve de prólogo a la primera entrega que llegó hace ya 8 años. A continuación veremos un poco por encima su trama y profundizaremos en sus novedades, su jugabilidad y su apartado gráfico y sonoro. Acompaña a Faith a lo largo de su carrera por la ciudad de Glass.

HISTORIA

La historia de Mirror’s Edge: Catalyst se desarrolla unos años antes de los eventos ocurridos en el Mirror’s Edge original. La sociedad de esta ciudad ha cambiado mucho con respecto a lo que fue en un pasado: Vigilancia las 24 horas del día, patrullas constantes de seguridad, represión mediática… Todo se ha visto sacrificado para una sociedad sin crímenes y “justa”. El Conglomerado gobierna la ciudad de Glass de manera implacable y con mano de hierro frente a los que osan rebelarse, entre los que se encuentran los runners, corredores al margen de la ley.

Aquí entramos nosotros. Encarnamos a Faith, una runner cuyos padres fueron asesinados en una manifestación pacífica en contra de este gobierno totalitario. El comienzo de Mirror’s Edge: Catalyst nos lleva a cuando Faith sale de la cárcel tras pasar varios años encerrada por sus prácticas de runner. Mediante nuestras habilidades y las de nuestros compañeros, tendremos que plantar cara al Conglomerado y los hombres de Kruger para luchar por una sociedad libre.

JUGABILIDAD

El estilo de juego de Mirror’s Edge: Catalyst es soberbio, ya que mejora los aspectos en los que flaqueaba en su primera entrega. Nuestra mecánica principal es mantenernos en movimiento constante durante el mayor tiempo que podamos a lo largo del mundo abierto que se nos presenta. Para no perder el ritmo tenemos a nuestra disposición una de las novedades de este juego: Un sistema de progresión de Faith. Con este sistema iremos desbloqueando habilidades de movimiento y combate cuando completemos misiones para que seamos más eficaces a la hora de luchar o correr. Estas habilidades incluyen: Rodar, giros de 180 grados, más velocidad, mejores combos, ataques más potentes… Podemos elegir si queremos jugar con la “visión de runner” que nos indicará que caminos podemos tomar o podemos desactivarla en las opciones e ir por libre.

Otra de las innovaciones que presenta Mirror’s Edge: Catalyst en una mejora en el estilo de combate. Ahora los enemigos (al igual que nosotros) contarán con una barra de salud en la parte superior de nuestras pantallas y predecirán nuestros movimientos si abusamos repetidamente de ellos, por lo que nos bloquearán. Faith cuenta con nuevos movimientos de combate y la posibilidad de usar el entorno para hacer más daño (como dar una patada a un guardia y que se caiga de un andamio). Se nota que este título va a estar más centrado en el combate, ya que cuenta con más variedad de movimientos y una rama del sistema de progresión dedicado a la lucha. Uno de los puntos negativos de esto es que a veces el combate parece muy falso usando el entorno, ya que los enemigos se quedan de forma inconsciente de forma muy falsa (con solo rozar una caja ya se pueden quedar ahí tirados).

A lo largo de la ciudad de Glass encontraremos diversos coleccionables y piezas para miembros de la resistencia y runners, que nos dará experiencia para subir de nivel. Si queremos recorrer la ciudad a una velocidad espectacular, tendremos que llenar un medidor nuevo llamado “Focus shield” (Concentración), que hará que vayamos a nuestra máxima velocidad y apartemos a los enemigos de un toque. Este medidor se llenará si corremos por la ciudad y no nos detenemos encadenando nuestras acrobacias. Sin duda, la jugabilidad en Mirror’s Edge: Catalyst ha supuesto una gran mejora con respecto a su anterior entrega.

GRÁFICOS Y SONIDO

El apartado técnico de Mirror’s Edge: Catalyst destaca mucho por su calidad gráfica durante el modo libre y las misiones en PlayStation 4, donde pudimos probar la beta. El juego es muy fluido en las partes jugables, sin apenas ninguna bajada de frames ni pantallas de carga excesivamente largas cuando morimos, y eso que tiene una ciudad entera que cargar. El problema llega con las secuencias de vídeo, ya que usan el mismo motor y experimentan constantes bajadas de frames al intentar reflejar el mayor realismo posible. Esto es un punto negativo que, es de suponer, arreglarán de cara a la salida del juego. Sin embargo, la calidad gráfica es impresionante y consigue exprimir lo que se espera de las consolas.

El sonido está muy bien cuidado, ya que se reflejan con exactitud los pasos, los movimientos, la respiración agitada, la sensación de un salto… Esto ya lo hacía muy bien Mirror’s Edge en su primera entrega, pero en esta nueva lo superan incluso. La ambientación de la ciudad y los sonidos es excelente y es muy recomendable jugar con cascos, ya que creará más sensación de inmersión en el juego.

CONCLUSIÓN

Mirror’s Edge: Catalyst cumple con creces lo esperado: Un juego como la entrega original pero además con mejoras en el combate, un sistema de progresión y muchas horas de entretenimiento entre misiones y exploración de la ciudad haciendo parkour como locos. Lo único negativo a destacar son las bajadas de frames en las secuencias de vídeo, pero se puede arreglar antes de la salida del título. Si te gustó la primera entrega, este juego es imprescindible, y si no tuviste oportunidad de probar el juego original y te gusta la acción y el frenetismo, este es tu juego. Faith volverá el 9 de junio… y volverá mejor que nunca.


Contenido relacionado