5 juegos de rol imprescindibles

Recopilamos cinco grandes juegos de rol

5 juegos de rol imprescindibles
 

Existe una definición del concepto rol que está malinterpretada dentro del mundo del videojuego. No son pocas las ocasiones en las que uno se topa con el típico comentario de decir que The Elder Scrolls V: Skyrim es un buen juego de rol. Esa afirmación acabaría por afirmar que estamos ante una definición incorrecta. Como Elder Scrolls que es, y por las mecánicas que presenta, se puede afirmar que en el caso de la saga de Bethesda nos topamos con un Action RPG. Un juego de rol es otra historia, otro concepto, otro género que diferencia a títulos como el nombrado o The Witcher 3 en diferentes características.

El concepto rol es el que más se puede asemejar a la típica partida de rol que puedes echar con tus amigos una tarde cualquiera. Aquella partida en la que puedes hacer ejecutar muchísimas acciones y hacerlas de la forma más personal que quieras. En Areajugones, hoy os damos cinco juegos de puro rol con los que quemar tu ordenador.

Fallout 2

Aunque la saga tomara otro camino a partir de su tercera parte y volviera algo a sus raíces con Fallout New Vegas, toda la estética de juego de rol que tenía antes se perdió para dar paso a un universo más enfocado en la mezcla de FPS con toques RPG. Hay varias cosas que la saga a día de hoy sigue manteniendo, pero sin duda uno de los logros que tenía Fallout 2 es la posibilidad de intentar las cosas como a ti te parecieran correctas, sin guiones que te marquen el camino a seguir. En Fallout 2 estabas tú y tu instinto intentando sobrevivir en un mundo destruido donde nadie se fía de nadie y todos disparan contra todos.

Fallout 2

A día de hoy es posible que su interfaz posea un aspecto nada atractivo, e incluso a nivel jugable a veces se nos atraganta un poco, merece la pena ponerse manos a la obra con tal título. Llama especialmente la atención las diferencias roleras que encontramos con respecto a sus entregas más actuales. Si en la tercera y cuarta parte lo importante es tener un rifle excepcional, una puntería envidiable y un arsenal de explosivos con nosotros, en esta segunda parte lo más importante es todo lo que lleva a mecánicas de dialecto o habilidad, olvidando así los tiros. Podemos llegar al mismo objetivo siendo unos sádicos, entablando conversación o pirateando algún sistema de apertura de la puerta que nos impide seguir nuestro camino.

Habéis podido intuir hasta aquí, que Fallout 2 se toma el rol de una forma muy diferente a como lo hacen las entregas actuales. En esta ocasión se nos ofrece un título que peca de ser dificultoso de jugar en los tiempos que corren y que cuenta con una historia que tampoco es para tirar cohetes. Pero como habéis podido comprobar, tiene muchas mecánicas que ayudan al jugador a crear un mundo divertido y rico en posibilidades.

Baldur’s Gate

La saga de la que vamos a hablar a continuación, ha dejado tras de sí un gran número de títulos excelentes, buenos y alguno que otro que no esquivó la guillotina. Es imposible olvidar el primer Baldur’s Gate: Dark Alliance para PS2 con ese tremendo estilo de Action RPG, pero más complicado resulta olvidar el primer y genial Baldur’s Gate. 

Baldur's Gate

El universo basado en Dungeons & Dragons conquistó a un buen número de jugadores que habían empezado a coquetear con Diablo lo que creían que era un juego de rol. Sentando unas mecánicas más que desconocidas, el título de Black Isle se ganó pronto su fama, creando un guión en el que se mezclan combates muy bien esquematizados y una historia hilada a la perfección. Dentro de esta conoceremos diferentes personajes que nos ayudarán o perjudicarán en la historia, y su actitud ante nosotros se verá afectada dependiendo de nuestra raza, actitud o inclinación a ciertos ideales. La premisa era la de vivir una aventura mágica ambientada en el popular D&D, y sin duda alguna lo consigue de todas todas.

Un universo mágico que explorar, situaciones realmente épicas y personajes que siempre ocuparán un hueco en nuestra memoria, como el inolvidable Minsc y su hámster Bubú.

Planescape Torment

Si hay un caso que ha cobrado fuerza como juego de culto entre los jugadores de rol en PC, ese es sin lugar a dudas Planescape Torment. El universo de Planescape Torment es complejo, sus mecánicas se asemejan a las virtudes de Baldur’s Gate, pero sin duda alguna en su historia acaba por ganar enteros. Con un guión de más de 800.000 palabras, las alternativas que ofrece Planescape Torment dentro de su universo, resultan un compendio de aciertos: decisiones que influyen muchísimo en el camino que tomes en el videojuego, actividades morales que atormentan en más de una ocasión y luchas terriblemente complicadas en algunos casos.

Planescape

Por si no fuera poco el extenso mundo de ambientación que se nos presenta en el título, resulta imposible dejar de destacar su aspecto gráfico. A trote caballo entre la estética victoriana y la fantástica, Planescape Torment dibuja elementos arquitectónicos que se alzan sobre la decadencia humana pero que presentan un problema en su mayor virtud: la libertad. La excesiva libertad nos hará frenarnos una y otra vez en la historia principal, y aunque esto pueda parecer una alternativa realmente buena, termina por eclipsar un guión atractivo en muchos casos. En especial de los que en cuanto vemos una misión interesante, acabamos por pausar nuestra misión principal para ir a por ella.

Icewind Dale

Siguiendo la premisa marcada por Baldur’s GateIcewind Dale ofrecía un sistema de combate muy parecido pero con una dosis extra de dificultad y también de personalización. Adaptado a las reglas de la segunda edición de D&D, el título da al jugador unos combates verdaderamente épicos y cargados de estrategia. No serán pocas las ocasiones en las que estemos rodeados de enemigos, tengamos que pausar el juego y decidir qué personas de nuestro equipo tienen que liquidar a los monstruos indicados. Si en Baldur’s Gate se daban la mano el combate y la interacción, en Icewind Dale se ofrece un videojuego más enfocado a cargarnos enemigos y menos enfocado a la investigación o al desarrollo del personaje.

Icewind Dale

A nivel de personalización, Icewind Dale resulta una experiencia grata y más divertida que muchos otros títulos de la lista. El crear nuestro propio grupo de aventureros, puede dar una importancia extra a cuidar de ciertos personajes que sean especiales para nosotros. Esto crea una necesidad que será clave para el jugador: la defensa de ese personaje que no queremos que fallezca. Por supuesto esta personalización da también pie a crear un grupo equilibrado al gusto del personaje, con razas y tipos de lucha que se diferencien entre lo que nos pudieran dar de forma totalmente obligatoria.

Arcanum: Of Steamworks and Magick Obscura

Imagina por un momento que en tu videojuego de rol favorito, te aburres de tener que recurrir siempre a la violencia en lugar de a la palabra. Imagina que con un simple acto de inteligencia, cordura o investigación, pudieras liquidar al enemigo final sin clavar tu afilada espada en su estómago. ¿Suena apetecible, verdad? Pues eso y mucho más es lo que puede ofrecerte Arcanum.

Partiendo desde unas mecánicas que se asemejan al juego de rol clásico como los anteriores títulos nombrados, Arcanum nos traslada a un mundo donde la personalización y el combate puede ser totalmente diferente en cada partida. En el título de Troika se da una extrema importancia al estilo con el que queramos jugar: si somos unas completas bestias manejaremos las peleas como un maestro, pero el dialecto no será lo nuestro. Obviamente también ocurrirá justo lo contrario. Esta es la clase de personalización que hace al juego diferente y por el que circulan diferentes caminos que tomar dentro de la aventura. Toma mucha importancia el decidir si queremos ser un bonachón caballero querido por el pueblo, un neutral que le da igual todo lo que no le incumba o un sádico maligno que lo único que desea es amenazar la paz que pueble donde pisen sus botas.

arcanum

Con un combate y una interfaz que resultan algo pesadas para los tiempos que corren, el videojuego nos sumerge en un auténtico arsenal de posibilidades donde los combates o las conversaciones pueden ser tu punto constante en la historia. A resaltar cabe la posibilidad de acabar el juego sin necesidad de liquidar a nadie en nuestro camino, acabando así con las afirmaciones de aquellos que decían que Undertale había inventado una nueva mecánica. Hagáis el bien, el mal, las dos cosas o ninguna de ellas, dad a Arcanum la oportunidad que se merece. Además ahora lo tenéis disponible en un apetitoso bundle de Sierra.


Contenido relacionado