Las caídas de frames de Nintendo Switch podrían deberse al Wi-Fi

Tendrían solución vía actualizaciones

Nintendo Switch
 
 

Hace tan solo 10 días que Nintendo Switch, la esperada nueva consola de la compañía nipona, ha llegado oficialmente al mercado en todo el mundo. Muchos son los usuarios que la han probado y, pese a que la sensación general es más que buena, ha estado habiendo quejas respecto al rendimiento de la consola. En concreto, donde más problemas se han registrado es en The Legend of Zelda: Breath of the Wild, en donde se ha reportado stuttering y ralentizaciones. I Am Setsuna es otro de los afectados por moletas fluctuaciones en su tasa de imágenes por segundo, a pesar de estar bloqueado a 30 fps.

Sin embargo, estos problemas podrían tener fácil solución, ya que, según han recogido nuestros compañeros de Nintendo Life, el fallo se debería a un problema con el wifi de la consola. Según reporta este medio, un estudio third-party habría sido el que confirmara que la fuente de estos problemas no se encontraba en la potencia de la consola, sino en un fallo conocido que provoca una carga excesiva en la GPU al conectar el wifi, el cual se podría solucionar a través de actualizaciones oficiales.

A pesar de que no hay ninguna información oficial al respecto, hay varios usuarios que han comentado haberse percatado de esto, confirmando que simplemente al desconectar el wifi, muchos de los problemas de rendimiento que encontramos en juegos de Nintendo Switch se resuelven o, al menos, se suavizan. Seguiremos atentos para saber si Nintendo se pronuncia de forma oficial al respecto, pero mientras tanto esta podría ser una buena solución.


Contenido relacionado