12 títulos que aspiran al Salón de la Fama del Museo del Videojuego

Hay alguna que otra sorpresa en la lista

Strong Museum
 
 

Recientemente se ha hecho pública la lista de los videojuegos nominados para entrar en en Hall of Fame, que por tercer año consecutivo, organiza el Strong National Museum of Play de Nueva York. Esta institución, dedicada a la investigación y recopilación de las diferentes formas de jugar, tanto de  juguetes clásicos como las nuevas tecnologías, escoge cada año una lista de títulos que han supuesto una revolución en la industria, independientemente del momento en el que ocurrió.

Así, en la lista de los 12 juegos aspirantes, podemos encontrar títulos como el primer Donkey Kong de 1981 o también, algo más sorprendente, el Solitario de cartas que incluía todas las versiones de Windows desde 1991, según el museo, por demostrar que algunos juegos con siglos a sus espaldas podían ser incluso más divertidos en su versión digital.

Solitario de Windows

La nominación de otros títulos ya no sorprende tanto como es el caso de los primeros Tomb Raider y Resident Evil o Final Fantasy VII que marcaron grandes hitos y un impacto considerable en la industria de los videojuegos, creando tendencias e incluso reconduciendo la deriva de algunos géneros como el survival horror, término acuñado precisamente por el primer Resident Evil, o la proliferación de títulos de rol por turnos tras el lanzamiento de Final Fantasy VII.

Final Fantasy VII

La lista completa de nominados es la siguiente:

  • Donkey Kong
  • Final Fantasy VII
  • Halo: Combat Evolved
  • Solitario de Windows
  • Mortal Kombat
  • Myst
  • Pokemon Rojo y Verde
  • Portal
  • Resident Evil
  • Street Fighter II
  • Tomb Raider
  • Wii Sports

Los nominados, que han sido seleccionados en base a votaciones populares con votantes provenientes de más de 100 países, pasaron una criba final donde una comité internacional formado por varios periodistas y expertos en la industria del videojuego escogieron los 12 finalistas. Los ganadores se harán públicos el próximo 4 de mayo en el mismo Strong Museum en Rochester, Nueva York.


Contenido relacionado