Hellblade: Senua's Sacrifice

Hellblade: Senua’s Sacrifice

PC PlayStation 4

La verdad de la permadeath en Hellblade: Senua’s Sacrifice

La polémica envuelve al título de Ninja Theory

Hellblade: Senua's Sacrifice
 
 

Hace apenas 48 horas que Hellblade: Senua’s Sacrifice, el nuevo y llamativo proyecto de Ninja Theory, se encuentra en el mercado. Y en este breve tiempo ya ha logrado levantar un gran revuelo debido a la controversia suscitada por un pequeño gran detalle del juego: la permadeath. Tal y como el propio videojuego nos explica al comienzo, la protagonista de esta aventura cuenta con una mancha negra que se irá haciendo más y más grande a medida que muramos en el juego de forma que, si en algún momento la mancha llega a la cabeza, habremos fracasado y todo el progreso realizado hasta el momento se borrará.

Este detalle en sí ya ha sido objeto de debate en algunas ocasiones; pero todo se vuelve aún más oscuro cuando, tras las primeras horas del juego en el mercado, comienzan a aparecer reportes de jugadores afirmando que esta permadeath no es más que un bulo, una vil mentira de los desarrolladores, y que por mucho que muramos en nuestra partida, esta permanecerá intacta permitiéndonos continuar. Entonces, ¿qué es verdad en esta historia y qué no? A continuación lo explicaremos con la mayor claridad posible, pero os avisamos de que la información que se expone constituye, al menos en mi opinión, uno de los SPOILERS más grandes del juego. Así que, si no lo habéis hecho, yo os recomiendo completar el juego sabiendo lo que este os dice, y después leer este texto.

¿Permadeath real o falsa? (VIENEN SPOILERS)

La respuesta es, a priori, bastante sencilla. Como muchos usuarios han reportado (y yo mismo he intentado comprobar muriendo más de 20 veces adrede), la permadeath es falsa. Sí, desde Ninja Theory han mentido vilmente a todos sus usuarios incluyendo un mensaje en el título que nos induce a creer lo que no es. Pero alto, esperad antes de incendiar las redes sociales deseándoles lo peor a estos deshonestos desarrolladores, y es que esta mentira tiene una razón de ser, un porqué que, al menos para mí, es una auténtica genialidad.

Como muchos sabréis, Hellblade: Senua’s Sacrifice no nos pone en la piel de una valiente y fuerte heroína que se va de aventuras en busca de sabe Dios qué. En esta ocasión somos una joven con problemas mentales que se embarca en un largo camino para, a priori, conseguir dar descanso a un alma en pena. Y precisamente el juego trata de la joven Senua y su enfermedad mental; se centra en este aspecto, en una difuminación de la realidad con las malas jugadas que pasa una mente enferma, dejando más de lado el camino y la aventura en sí.

Todos los aspectos de la obra, desde lo visual hasta lo sonoro (sobre todo lo sonoro) buscan meternos en la piel de Senua, en sus alucinaciones, en sus temores y la oscuridad que la persigue. No estamos en los mundos de yupi pegando espadazos, estamos en un auténtico infierno luchando contra nosotros mismos para sobrevivir. Y aquí es donde entra en juego la supuesta permadeath. Que haya esta sea real o no, es al final un detalle irrelevante que simplemente nos obligaría a repetir el camino recorrido hasta el momento (dejando de lado, seguramente, a una buena parte de los jugadores); pero el hecho de hacernos creer que la permadeath está ahí no es algo casual. A través de esta triquiñuela, que no deja de ser un engaño, Ninja Theory consigue reforzar la sensación de angustia, de urgencia por sobrevivir; logra que, lejos de divertirnos, pasemos un mal trago, y esta es una de las esencias de Hellblade: Senua’s Sacrifice.

Es decir, el texto que nos avisa de que la permadeath existe y todo nuestro progreso puede ser borrado es falso, pero más que una mentira es un truco. Al igual que el sonido, algunas de las mecánicas o la iluminación son piezas claves para transmitir una sensación dentro del videojuego, la supuesta permadeath es también un elemento clave para adentrarnos el universo que Hellblade nos propone, y que no es otro que la atormentada y enferma mente de su protagonista, Senua. Si realmente queremos disfrutar del juego, me resulta indispensable sentir esta sensación de angustia y urgencia que provoca la permadeath, así que antes de incendiar las redes sociales y gritar a los cuatro vientos que todo es una mentira, dejad que quienes han pagado por el título lo disfruten como Ninja Theory lo había planeado, con un temor constante, aunque infundado, a perder el progreso.


Contenido relacionado