PlayStation necesita reaccionar para no caer de nuevo en la arrogancia

PlayStation necesita reaccionar para no caer de nuevo en la arrogancia
 

Después de que la semana pasada mi compañero Josep Carceller publicara un artículo en forma de crítica relacionado con la falta de títulos exclusivos en Xbox One, decidí aportar mi visión acerca del panorama en el que se encuentra Sony actualmente respecto a PlayStation 4 y el futuro que nos podemos encontrar hasta el lanzamiento de una hipotética PlayStation 5.

Microsoft, queremos menos mandos y más juegos

Sony se puede decir sin miedo que ha sido clara vencedora de la actual generación. Este hito, aunque sirve para que millones de fans alardeen de ello en redes sociales, suele crear un clima en la compañía que ella misma no sabe gestionar. Si nos remitimos al pasado, la compañía nipona ya dominó el mercado con PlayStation 2, barriendo sin mayor problemas a sus competidores y con unas cifras de venta que quedaron en la historia de los videojuegos. Con esa ventaja, Sony empezó a tomar una actitud arrogante respecto al lanzamiento de PlayStation 3, creyéndose superior al resto y dejando para el recuerdo la mítica frase “la generación comenzará cuando nosotros queramos”, en relación a la recién nacida Xbox 360 y al cambio generacional con su propia consola.

Ese exceso de arrogancia y prepotencia dio como resultado que los inicios de PlayStation 3 fueran, para que engañarnos, decepcionantes. La sucesora de aquella increíble PlayStation 2 estaba siendo arrollada por una Xbox 360 con más juegos, con mejor rendimiento y la cual ofrecía además un precio muy inferior. No fue hasta cuando vieron que estaban contra las cuerdas cuando PlayStation 3 empezó a remontar y pudieron terminar de forma digna la generación, al tiempo que internamente ponían todos sus esfuerzos con PlayStation 4 con tal de no volver a quedar rezagados. El lema “para vosotros jugadores” fue realmente una forma de dar a entender al mundo que esta vez si habían pensado en los usuarios y estaban ofreciendo su máximo esfuerzo en la consola que ponían a la venta.

Ahora nos encontramos un mercado donde Sony nuevamente se encuentra por encima de Microsoft, con más consolas vendidas a nivel mundial, con más exclusivos de peso y con un futuro donde parece que los títulos de Microsoft tienen complicado hacer frente a los suyos. Este clima de superioridad está provocando en Sony algunos comportamientos que deberían detectar con tal de no cometer los mismos errores que sufrieron en el pasado y el usuario no se encuentre con una PlayStation 5 que no esté a la altura. Cabe destacar que hoy en día la división PlayStation es parte importante de Sony como empresa y una de las mejores divisiones de la compañía por no decir la mejor en cuanto a ingresos. Esto hace que no se puedan cometer errores, pues cuando Sony “falló” con PlayStation 3, tenían varias divisiones muy fuertes para aguantar el peso de los errores, algo que no podemos decir en estos momentos.

¿Cuáles han sido las maniobras que me hacen pensar que Sony está olvidando nuevamente ser humilde? Pues varios son los puntos a tratar, pero la negativa inicial a los mods en su consola, el olvido por completo de la retrocompatibilidad y la problemática a introducir juego cruzado entre plataformas. Además parece que en ningún momento están pisando el acelerador, pues tras no presentar fecha para los lanzamientos del 2018 en el pasado E3, todo indica que Sony se está reservando sabiendo que ya tiene todo hecho. Posiblemente muchos de estos títulos tendrían ya fecha o al menos se pondría más presión en los tiempos para el caso de que Xbox One estuviera por encima en el mercado. Como si fuera un partido de fútbol, la compañía nipona está haciendo tiempo sabiendo que las consolas actuales están cerca del minuto noventa.

Respecto a los mods, la propia Bethesda hizo un comunicado donde lamentaba que por falta de apoyo, algunos de sus juegos como Skyrim o Fallout 4, se iban a quedar sin mods en dicha plataforma mientras que en Xbox One se anunciaba como una característica destacada. Ante la gran presión de los usuarios la propia Sony tuvo que rectificar y trabajar con Bethesda para darles vida en su consola. Vimos como negaron en un primer momento una función que podrían haber consentido desde el primer momento.

Por otro lado nunca he sido defensor de la retrocompatibilidad, pues como usuario considero poco importante esta función, pero la compañía no debería olvidar a otros usuarios para los que si resulta importante y no cerrarse a una opción que la competencia explota y a la que ellos hacen oídos sordos. Otra decisión mal tomada y no menos importante, aunque si menos mediática, fue la idea de eliminar la opción de disfrutar de resolución 4K en PlayStation 4 Pro en las conexiones HDMI 1.4. Aunque en un principio la consola dejaba disfrutar del 4K en este tipo de conexiones, una actualización del sistema “capó” la funcionalidad dejando a muchos usuarios sin acceso a dicha resolución después de haberse comprado esa consola para poder obtener una resolución mayor. Un movimiento en contra del usuario que muy poco se entendió por parte de los usuarios afectados y que provocó una oleada de críticas enormes en foros oficiales, especialmente en Estados Unidos.

Finalmente el juego cruzado entre diferentes plataformas es algo a lo que Sony también se encuentra ahora mismo cerrada en banda, y aunque muchos terceros están presionando para que la compañía ceda, parece que la marca japonesa se cree por encima de todas estas presiones, más cuando son también los usuarios los que piden que se de paso a esta funcionalidad.

Bien es cierto que Sony ha puesto el cien por cien de sus esfuerzos en traer exclusivos y juegos a su plataforma, algo que han hecho muy bien. Que PlayStation 4 haya vendido tanto tampoco es fruto de la casualidad, pues la consola y la compañía tienen muchas bondades destacadas. No obstante nuestra función como medio es denunciar todo aquello que no nos gusta, y Sony tiene muchos frentes abiertos en estos momentos que no está sabiendo gestionar correctamente. Deberían traer a colación su gran lema, “para vosotros jugadores” para darles todo eso que piden. Queremos un buen futuro para PlayStation, estamos a tiempo de tomar las mejores decisiones.


Contenido relacionado