Black Ops 4

Call of Duty: Black Ops 4

PC PlayStation 4 Xbox One
8.5

Muy bueno

Primeras impresiones del multijugador de Call of Duty: Black Ops 4

Tras jugar a la beta os contamos tanto por escrito como por vídeo nuestras sensaciones con este Call of Duty

Black Ops 4
 

Call of Duty se la juega con la que puede ser su última bala y para ello han escogido su mejor arma, la saga Black Ops. Después de años en los que Activision no ha sabido/podido conectar con su comunidad, ni si quiera con la vuelta a la Segunda Guerra Mundial con Call of Duty: WWII, la compañía vuelve a la carga con Black Ops 4, un título que de verdad incorpora cambios jugables y que tiene la responsabilidad de salvar a la franquicia. Nosotros ya hemos jugado varias horas a la beta y en este artículo os traemos nuestras primeras impresiones tanto de forma escrita como en vídeo.

El mayor frenetismo de la saga

Black Ops 4

Black Ops 4 tiene el multijugador más frenético que los fans de Call of Duty han visto. A pesar de que en esta entrega no habrá jetpacks y jugaremos con los pies en el suelo, Treyarch ha conseguido que la acción y la locura sean las auténticas protagonistas en cada partida.

El hecho de que las partidas sean de cinco jugadores en cada equipo, en vez de seis como de normal, es sin duda lo que mejor ejemplifica la jugabilidad de Black Ops 4. La desarrolladora ha tenido que eliminar a dos jugadores de la partida para que la locura sea mínimamente controlable y aún así el juego mantiene la esencia que hizo grande a la saga, sigue siendo un “mata-mata”.

Treyarch ha conseguido mediante la creación de mapas más pequeños y la inclusión de mecánicas para movernos lo más rápido posible, como el dash, que no estemos más de 10 segundos en la partida sin ver a alguien. Ese es el factor principal que hace que este Black Ops 4 enganche de verdad. No te aburres y siempre quieres más.

Algunos pueden ver esto como algo malo. Quizás este Call of Duty es en el que más difícil es sacarse una racha alta y dominar por completo al rival, pero todavía nos tenemos que acostumbrar. Una vez salga el juego es más que probable que los buenos jugadores acaben controlando los respawns y el timing en general del juego. Es una simple cuestión de tiempo y adaptación y puede además que el hecho de que dominar sea algo más difícil sea un aspecto que muchos jugadores acaben agradeciendo.

Sistema de regeneración de vida

Uno de los cambios más grandes que representa este título es el del sistema de regeneración de vida. Cuando estemos heridos ya no nos curaremos de forma automática sino que del “L1” tendremos que curarnos nosotros mismos. En nuestra opinión esto es un completo acierto ya que añade un toque más estratégico a los combates.

Por un lado puede haber jugadores que una vez heridos prefieran esperar y rellenarse de nuevo los 150 de salud, pero por otro lado puede haber otros que decidan aprovechar ese momento en el que su enemigo se está curando para rematarle. Los shooters han evolucionado y Call Of Duty necesitaba adaptarse a un sistema de curación que no fuese simplemente automático.

No os preocupéis, a las cinco partidas estaréis casi acostumbrados. Al fin y al cabo este nuevo sistema da más opciones a los jugadores, algo que siempre es bueno, y Treyarch la ha implementado muy bien. Sin duda alguna es un gran acierto.

Los especialistas vuelven a la batalla

Black Ops 4

Una de las mecánicas que más gusto de Black Ops 3, el último título de la saga que podemos decir que triunfó, fueron los especialistas. En este Black Ops 4 están de vuelta aunque con ciertos cambios que a algunos no les ha terminado de convencer. En esta beta había una buena cantidad de especialistas, algunos que ya vimos en la anterior entrega, y todo ellos tienen dos habilidades.

En primer lugar “la habilidad definitiva” que es la que veíamos en Black Ops 3. Una vez se haya recargado nuestro especialista podremos tener una gran ventaja sobre los rivales, un perro de presa, una pistola que mata de un tiro, un lanzallamas etc. Pero en esta ocasión del R1 activaremos una habilidad secundaria, por ejemplo una especie de laser que si el enemigo lo toca morirá como si fuese una mina Claymore. En el vídeo que tenéis en este artículo podéis comprobar su potencial.

De esta forma si que hay una gran diferencia entre cogerse a un especialista o a otro. No solo tendrás que pensar en la habilidad final que usarás como mucho dos veces por partida, sino también en lo que te pueden aportar estas habilidades secundarias.

Treyarch ha conseguido añadir más profundidad a los especialistas, lo que es indudablemente algo bueno, pero a cambio de eso, se ha perdido uno de los puntos clave de la saga en anteriores ocasiones, las granadas. El hecho de que en el R1 cada especialista lleve su propia habilidad elimina en gran parte a este elemento tan clásico. Nos tendremos que acostumbrar a no verlas con tanta frecuencia como en anteriores ocasiones, pero al menos la razón por la cual han perdido protagonismo merece la pena.

Ciertos fallos a corregir

Black Ops 4

A pesar de que las sensaciones generales son muy buenas, la beta de Black Ops 4 tiene muchas cosas que corregir. En concreto hay tres que deben arreglarse sí o sí de cara al lanzamiento. En primer lugar los menús, tanto lo poco intuitivos que son como el hecho de que se manejen con el joystick a modo de cursor. Es incómodo, más lento y carece de sentido teniendo las flechas en el mando.

Por otro lado es necesario que Treyarch haga lo que sea para eliminar las terribles esperas entre partida y partida. La gran mayoría de las veces hay esperas de tres minutos, cuando debería ser prácticamente de uno. Este aspecto corta en gran medida el dinamismo presente el todo el juego.

Y por último creemos que la desarrolladora tiene que arreglar los dropshots, es decir los disparos cuando nos tumbamos en el suelo. Tradicionalmente muchos jugadores los han usado debido a que es una gran forma de despistar a tu rival, ganar unas décimas y conseguir matarle, pero en Black Ops 4 nuestro personaje apoya la mano izquierda en el suelo y durante un segundo disparamos desde la cadera, perdiendo así toda la ventaja que nos puede dar el dropshot. Quizás de esta forma es más realista pero se pierde una de las mecánicas más efectivas que utilizaban muchos jugadores.

Conclusión

Black Ops 4

Si algo nos ha dejado claro esta beta es que Cal of Duty: Black Ops 4 es un producto en el cual confiar. Aún es pronto, ni siquiera hemos probado el Blackout que llegará en una beta en septiembre, para saber si va a ser el rey de lo shooters como lo era en 2013, pero es un juego refrescante que innova manteniendo los elementos clásicos de la saga.

Si Activision y Treyarch arreglan los fallos que vaya descubriendo la comunidad y realizan una política postlanzamiento con buenos contenidos y decisiones, puede que la franquicia vuelva a estar en la boca de todos. Black Ops 4 ha pasado la primera prueba, la comunidad está contenta y el juego es adictivo, pero aún le queda camino por hacer para terminar de enamorarnos a todos.


Contenido relacionado