Análisis de Senran Kagura Reflexions

Nintendo Switch
 

La vibración HD aún no ha sido explotada al completo en Nintendo Switch; es una de las posibilidades que permiten los Joy-Con y que ya hemos podido comprobar en algunos videojuegos pero, Senran Kagura Reflexions, llegaba al mercado para poner todo patas arriba. Su desarrolladora se había encargado durante meses de estudiar las posibilidades técnicas de estos mandos para aprovecharlos al 100% y podemos decir que lo han logrado.

Vamos más lejos: es lo único que está logrado en el proyecto. No estamos ante un musou, un juego de acción en tercera persona o un desarrollo beat’um up como han disfrutado de otros videojuegos de la franquicia: Senran Kaagura Reflexions es una aventura gráfica que solo interactúa con el jugador en momentos “de placer”. Tendremos que hacer diferentes masajes de manos (aunque se podrá tocar todo el cuerpo) para ir reviviendo diferentes aspectos de la vida de la protagonista. ¿Interesante? Vamos a comentarlo a continuación.

No es cuestión de moral o ética: es cuestión de argumento

Frases incoherentes, vacías de sentido y que no siguen un argumento en sí: estamos en una clase y vamos preguntando a nuestra chica cómo se siente. Es entonces cuando ofrecemos un masaje de manos que se puede realizar, como diremos más adelante, tanto con los controles tradicionales como con los Joy-Con. Una vez masajeamos una cierta zona de la palma, es cuando la chica comienza a recordar. Recuerdos que no dejan de ser excusas para acceder a nuevos masajes.

Cansancio acumulado, contracturas… Poco importa. Lo que tenemos que hacer es masajear por masajear. Y no criticamos el juego por la presencia de pruebas con un alto nivel erótico: estamos en 2018 y hay que aceptar que la cultura japonesa, respecto a la Occidental, es muy diferente y que vivimos en un mundo globalizado en el que esta transposición de elementos va a ir a más. Pero lejos de contar una historia interesante que profundice en el lore de Senran Kagura, nos ponen excusas para tocar a las chicas, algo que creemos que es una actitud desaprovechada por parte de Marvelous.

Tampoco ayuda su duración: en una hora y media, en la que el 60% del tiempo será masajes, utilización de pistolas de agua o “cachetadas”, no da tiempo a desarrollar nada. El personaje principal se queda vacío y da la sensación, de nuevo, de desaprovechar una oportunidad para hacer una aventura gráfica con cariño hacia la marca. Se nota que para seguir jugando habrá que bajar nuevos DLCs que no solo amplíen esta historia, sino que nos ofrezcan otras pertenecientes a otras chicas del mundo de la saga.

Jugablemente vacío, artísticamente bonito

Pero vamos al centro de la cuestión: ¿funciona jugablemente? Depende: si utilizamos los controles tradicionales, el sistema de juego se torna aburrido y vacío. No tiene sentido jugar con los botones puesto que el videojuego no fue diseñado con esta forma de juego en mente. En cambio, con los Joy-Con y la vibración HD el título adquiere un interesante matiz: sigue siendo bastante “aburrido” masajear a las chicas pero al menos se aprovecha adecuadamente esta posibilidad que, hasta ahora, solo tiene Nintendo Switch en el mercado de las consolas.

Moveremos los mandos para ir tocando cada parte del cuerpo de las chicas y en nuestra mano iremos notando diferentes vibraciones muy reales. Sorprende más que los mandos adquieran tanto protagonismo en Senran Kagura Reflexions que el propoio videojuego en sí. Es una pena que esta propuesta tan vacía no haya sido mucho mejor para que un mercado más amplio aproveche el título para comprobar el diseño de ingeniería de los Joy-Con.

Artísticamente, eso sí, no tenemos ninguna pega: los diseños de los personajes funcionan y no desentonan con los fondos (muy estáticos, eso sí). Las voces también se mantienen respecto a la saga original y la banda sonora es muy relajante, a tono con el estilo de videojuego que tenemos entre manos. En cambio, al ser una novela gráfica con pequeños retos, no aprovecha la máquina ni todo su potencial. Esperamos que este estilo gráfico se mantenga en otros videojuegos de Senran Kagura para Nintendo Switch que sean más ambiciosos.

Desaprovechar una marca polémica para crear un fanservice total

Senran Kagura Reflexions se aleja de las propuestas de otras entregas para meterse de lleno en el pantanoso terreno de los masajes. Tocar a las chicas para recibir determinados recuerdos es lo más extraño que hemos hecho en mucho tiempo y, ciertamente, no merece la pena


Positivo

  • Diseño artístico conseguido
  • La vibración HD

Negativo

  • Los masajes, su principal baza, aburren
  • Argumento nulo
  • Desaprovechamiento de la licencia Senran Kagura
  • Escasa duración
  • Los modos complementarios no interesan
3

Muy malo

Política de puntuación

David Cruz García
Amante de los videojuegos y del cine. Quizás The Legend of Zelda y Final Fantasy ocupen un lugar más alto en mi corazón que otros videojuegos, pero amo a todos los que me divierten por igual. Cine de ciencia ficción como forma de vida