Análisis Donkey Kong Country: Tropical Freeze

Nintendo Switch
 

Llegó el día en que nos embarcamos en la maravillosa tarea de contar y explicar las sensaciones que nos ha producido un nuevo producto. En esta ocasión, el producto al que le hemos dedicado bastante horas para escribir estas líneas no es novedoso, pues hace unos años recibimos ya recibimos Donkey Kong Country: Tropical Freeze para Wii U. Tal como ocurrió con su antecesor, el juego maravilló a propios y extraños, ofreciendo un juego tan genial, que desde muchos medios hemos mantenido que Retro Studios había conseguido renovar el género de plataformas sin casi incluir ninguna mecánica nueva.

Ahora, a partir del próximo día 4 de mayo, los jugadores de Nintendo Switch, pero sobre todo los que no conocieron por una u otra razón de esta entrega de la renovada saga que además de una maravilla jugable, resultará un reto para todo jugador; sea experimentado o no.

 

Un plataformas lleno de tareas por hacer

Retro Studios, desarrolladores de la trilogía de Metroid, que cerró su andadura en Wii y en donde precisamente se lanzó el primero de la nueva saga de “Country”, nos llevan a un nuevo juego protagonizado por el clan mono de Nintendo, en el que no han escatimado ni en la confección de niveles, ni en la de ponernos antes todo un desafío jugable tremendamente divertido. Su lanzamiento para Wii U fue sin duda celebrado por los poseedores de la consola, a sabiendas del buen hacer que la compañía norteamericana impronta en cada una de sus obras.

Después de introducirnos en una aventura en donde una banda de Vikingos ha congelado el hogar de nuestro clan mono, una motivación nada interesante pero lo suficiente para comenzar el recorrido a través 6 diferentes mundos, más alguna que otra sorpresa que no desvelaremos por los usuarios que no ha jugado todavía al título, en la que encontraremos una cantidad bastante interesante de niveles en los que a pesar de tener varios elementos comunes, serán muy diferentes entre sí, aportando una variedad que a la larga se traduce en una rejugabilidad muy interesante. No cansa jugar una y otra vez a “ Tropoical Freeze”.

La primera isla del juego es quizá la más fácil de todas y en la que se empiezan a tomar los primeros contactos con los que nos vamos a encontrar en las siguientes, que será mucho más complejas y exigentes. Así pues, veremos el “timing” a la hora de saltar, nos haremos con las físicas de Donkey y tomaremos contacto también con las variables que se ofrecen a dicho personaje a través de la colaboración de Diddy Kong, Cranky Kong y Dixy.

El primero de ellos ofrece a Donkey Kong la posibilidad de mantenerse en el aire, y que será muy útil en ciertas zonas del juego en la que se exige medir muy bien el momento idóneo para salta; mantenernos en el aire durante unos segundos será de gran ayuda para ciertos momentos como decimos. Dixy, por ejemplo, ofrece otro tipo de “ayuda”, una especie de doble salto que nos permitirá evitar algunos zonas complicadas y también acceder a plataformas altas en las que en algunas ocasiones encontraremos sorpresas. En último lugar tenemos a Cranky Kong, el anciano simio que con su bastón nos permitirá caer sobre los enemigos golpeando, incluso en el caso que tengan algún tipo de protección, así como también caer sobre algunas “mantas” de pincho o fuego (por ejemplo). Este último personaje, es, quizás, el menos útil de todos pero aún así hay momentos que no facilitará las cosas y será necesario para obtener coleccionables.

Son precisamente los coleccionables, otro de los elementos que hacen que “Tropical Freeze” sea un título tan rejugable. Encontraremos varios: la letras para formas la palabra “Kong”,las piezas de puzle y las reliquias. El primero de estos coleccionables servirá para ir desbloqueando las llamadas una fases, que a la postre es interesante porque nos depara una sorpresa. El segundo elemento coleccionable no vamos a desvelar para qué sirve, pero el tercero, las piezas de puzle si: tan solo sirve para desbloquear material visual y sonoro del juego.

En todo caso, y como habéis podido leer, una vez superadas todas y cada una de las fases del juego, todavía os quedarán horas de diversión, ya que por un lado, si no habéis conseguido los coleccionables volveréis a por ellos, y no son nada fácil de conseguir, se desbloqueara un modo un modo contrarreloj muy interesante además de poder jugar en modo para dos jugadores con un amigo o familiar pudiendo llevar a uno de los personajes que ya hemos citado. Eso sí Donkey Kong siempre deberá ser controlado por uno.

“Siempre parece imposible hasta que se hace”

Hasta este momento, quienes nos disfrutasteis de la primera entrega para Wii o la versión de este mismo juego para Wii U, seguramente no entenderéis el revuelo que se levantó con este título que reúne todas las condiciones tradicionales, por llamarlas de algún modo, de cualquier plataformas: saltos, diferentes fases y coleccionables.

Sin embargo, la grandeza de esta obra de Retro Studios no se basa en el renombre de la compañía o el aspecto gráfico -ahora muy mejorado con respecto al original-, sino que desplazarse por la pantalla se convierta en todo un reto para el jugador, y sea tan espectacular, gracias a la cantidad de scrips que contiene, que visualmente también sea maravilloso. Una combinación perfecta.

Nos explicamos. Y es que Donkey Kong: Tropical Freeze no es un título válido para el jugador inexperto, es decir que aunque no nos guste comparar títulos, no ocurrirá lo mismo que con Kirby Star Allies, cuya mayor crítica ha sido su sencillez, muy orientado a un público infantil e inexperto. En este título, debemos tener claro que nuestra capacidad para reaccionar y adaptarnos a la circunstancias será fundamental para avanzar, aunque no será nada sencillo, insistimos.

Como ocurre en todos los títulos, y este no va a ser menos, habrán fases mucho más inspiradas que otras pero generalmente, todas tienen un toque diferencial interesante. Sin embargo, si que nos gustaría hacer hincapié en las fases en las que el agua es el elemento conductor, pues desde nuestro punto de vista se rompe la dinámica del juego, aunque sirve, eso sí, para descansar un tanto de tanto salto.

La duración de las fases es otro de los elementos a destacar dentro del juego, pues generalmente no durarán más de cinco minutos si las hacemos del tirón y no morimos mucho, o nos paramos a conseguir los coleccionables de los que os hablamos en el apartado anterior. También es de suma importancia, los checkpoint que con maestría están situados a lo largo de cada fase, haciendo que el juego consiga una sensación de retro, pero no de frustración.

Esto se consigue también gracias a la posibilidad de ir obteniendo vidas de forma bastante más sencilla de lo habitual, coleccionando bananas (cada 100 supone una vida) y también pudiendo hacer compras de items en la tienda de Funky Kong.

Funky Kong en la novedad en esta versión

Después de contar que nos vamos a encontrar en Donkey Kong Country: Tropical Freeze, nos adentramos en hablar de la novedades que se han incluido en esta versión del juego.

Como veis, en el aspecto jugable, algo resumido pues no hemos entrado a nombrar algunas cosas como la presencia de Rambi en algunas fases, ni tampoco a describir uno por uno los 6 mundos, seguimos teniendo el mismo juego sin ninguna novedad.

Las novedad más destacada es la visita de Funky Kong como personaje jugable, del que ya os hablamos en las primeras impresiones del juego. Se trata de un personaje bastante especial ya que su presencia no se debe a dotar al juego de variedad jugable, sino de incluir de una forma más novedosas un modo de juego sencillo para jugadores inexpertos o que se puedan frustrar fácilmente al jugar.

Funky Kong viene con unas características de serie que nos harán la vida más fácil. Incluye un doble salto, la posibilidad de mantenerse unos segundo en el aire, y también usará su tabla de surf para evitar caer en zonas que nos puedan hacer año, tiene más vida y también puede nadar en el agua durante todo el rasgo que queramos. En resumen, cuenta con algunas características que en el modo normal tiene Donkey Kong al usar alguno de los personajes al encontrar un barril. La diferencia es que siempre vienen con nosotros.

En otro orden de las cosas y siguiendo con las novedades que vamos a encontrar en el título, no podemos dejar pasar de ninguna de las maneras las novedades en el aspecto gráfico. Encontramos un título con las animaciones muy mejoradas, se ve más colorido pero sobre todo más fluido gracias a que es capaz de alcanzar una resolución 1080p y 60fps en modo TV y 720p en modo portátil. Hay que destacar que es toda una delicia jugar a este juego en modo portátil.

Para finalizar, y también la tratamos como novedad y que ya es algo estándar del nuevo formato de Nintendo Switch, es la posibilidad de usar los Joy-con como mandos independientes para poder jugar dos personas en la misma consola y sin tener que hacer un desembolso económico en otro GamePad. En cuanto a como se siente jugar con ellos, ya hemos hablado en otros análisis a lo largo de este tiempo desde el lanzamiento de Nintendo Switch, no es la mejor forma, pero si permite esto de forma más económica como hemos dicho y se deja controlar.

¿Vale la pena comprar este título en Nintendo Switch?

Una de las polémicas de las que se llevan hablando desde el anuncio del juego es si vale la pena volver a comprar este juego en Nintendo Switch. A esto, se le unió la polémica, que aunque no nos guste comentar, relacionada con el precio de lanzamiento del juego.

Ambos hechos, queremos dejar claro que son totalmente personales, y corresponde al comprador valorar si merece la pena adquirir este juego o no. Lo que si que tenemos claro, es que más allá del precio, o de si se trata de una misma versión con pocas novedades, estamos ante uno de los mejores plataformas de los últimos tiempos; un título rejugable, desafiante y que a pesar de sus fallos, que son pocos, merece la pena probar si no pudiste hacerlo en su día.

Donkey Kong Country: Tropical Freeze es uno de los mejores plataformas que hoy día podemos probar, y lo podrás hacer en una consola con las posibilidades jugables que ofrece Nintendo Switch.


Positivo

  • Mejora grafica evidente y gratificante
  • Jugar a en modo portátil
  • Poder jugar dos personas en una sola consola gracias a los Joy-con
  • Funky Kong permite a lo jugadores menos expertos no frustrarse con la dificultad
  • Retro Studios consiguió revolucionar el género con su propios elementos

Negativo

  • Es una versión del juego de Wii U
  • Pocas novedades jugables más allá de Funky Kong
  • Podría haber aprovechado para añadir más mundos y fases
8.5

Muy bueno

Política de puntuación

Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.