Análisis Nex Machina

PC PlayStation 4
 

La conjunción entre Housemarque y Eugene Jarvis ha dado a luz uno de los juegos de acción de la vieja escuela que, ha querido adaptarse a la generación actual, en un mercado donde tan solo los indies más fuertes sobreviven. Pero el estudio finlandés ya cuenta con una experiencia donde, prácticamente la totalidad de sus creaciones, ha sucumbido al éxito. Abróchate los cinturones, afina todos tus sentidos y dispara a todo aquello que se mueva, esto es Nex Machina.

Comienza la rebelión de las máquinas

El mundo dejará de existir tal y como lo conocemos, las maquinas, que tanto han servido a la humanidad, han descubierto la debilidad humana reconociéndola como una raza meramente inferior e insignificante. De tal forma, los seres mecánicos despiertan su conciencia rebelándose contra todo ser viviente, inundando el mundo en un aséptico caos sin sentido.

El hombre o la máquina solo uno puede sobrevivir, y por supuesto deberá ser la raza predominante, aquella que en su día fue capaz de dar vida a estos malignos seres para su propio beneficio. Armados hasta los dientes, deberemos recorrer un total de cinco mundos cada uno con varios subniveles y un jefe aguardándonos al final de cada localización; Tecnobosque, Montaña de Cristal, Caverna de Fuego, Ciudad de las Máquinas y Laboratorios del futuro serán los cinco mundos que deberemos recorrer para salvar a la humanidad de sucumbir ante el metal.

El frenetismo por bandera

Nex Maquina, al igual que en Resogun, nos pondrá en una situación de intensidad frenética sin respiro bajo la acertada mecánica del doble-stick. Desde que comenzamos a movernos, por el modo arcade, el cual será necesario terminar para desbloquear todos los mundos, nuestra arma no dejará de disparar hasta que finalicemos cada una de las estancias, pero habrá que poner especial sentido a la estrategia. Cada uno de los cinco mundos junto a sus subniveles, acabarán cuando hayamos derrotado a todos los enemigos de la estancia, pero si lo hacemos es posible que olvidemos rescatar algunos humanos escondidos, o descubrir nuevas zonas secretas, además, por si fuera poco, deberemos realizar la toma de decisiones en décimas de segundo.

Por otro lado, no deberemos confiarnos pues cada mundo y subnivel presentará diferentes retos y situaciones distintas como la variedad tanto de los enemigos como de sus apariciones en el mapa, además deberemos superar a una bien adaptada curva de dificultad con tal de hacer frente a los distintos retos post-game que nos ofrece el juego.

Como en todo buen shooter de acción que se precie, el título de Housemarque cuenta con una vista cenital donde la destrucción de vóxeles y la ambientación cablepunk estarán presentes durante toda la aventura. Sin embargo, era de esperar una gran cantidad de power-ups para nuestra arma, pero los mismos, son limitados y repetitivos, aunque destacan láseres, bombas, ametralladora y hasta una espada. Por otro lado, en ocasiones habrá tantos enemigos y disparos en pantalla que será fácil perder la ubicación de nuestro protagonista perdiendo la vida en más de una ocasión. Así mismo, no podemos dejar pasar por alto la genial banda sonora que nos acompañará durante toda la acción, haciéndonos regresar al pasado techno más ochentero que se recuerda, aunque la música alcanzará su mayor cenit en los jefes finales.

 

Diversión asegurada, mejor en cooperativo

En cuanto a las posibilidades del título, estas se multiplicarán una vez acabemos el modo arcade, el cual, nos llevará poco más de dos horas. Tal y como hemos mencionado anteriormente, primero deberemos finalizar el modo arcade pera desbloquear todos los mundos. Una vez acabado el título comenzará un post-game realmente atractivo. Tendremos varios modos de juego; modo arcade con hasta cuatro modos de dificultad, modo arena donde deberemos superar ciertos retos a cuál más complicado, modo individual donde podremos elegir el nivel que deseemos re jugar, para mejorar batir nuestros propios récords, y el modo cooperativo local donde podremos jugar junto a algún amigo durante toda la aventura al más puro estilo retro.

Si nos centramos un poco más en el modo arena, el título se hará si cabe más atractivo pues deberemos hacer frente a los distintos desafíos que se nos proponen, terminarlos tendrá premio en forma de medallas y monedas que abrirán el camino hacia nuevos retos como la posibilidad de aumentar de rango entre la comunidad de jugadores.

Conclusión

Sin duda, nos encontramos ante una de las mejores obras de Housemarque, capaz de sacar toda la adrenalina que llevemos dentro. Lo adictivo que es el juego es otro de los puntos que definirán esta ‘rebelion de las máquinas’ donde los retos y el gran modo cooperativo local nos harán disfrutar en más de una ocasión.


Positivo

  • Modo cooperativo local
  • Banda sonora bien adaptada
  • El frenetismo que impone
  • Los retos para rejugarlo

Negativo

  • Se echan en falta mas mundos
  • El modo arcade puede resultar corto
  • Un modo online le vendría ideal
7.5

Bueno

Política de puntuación

Alfonso Cánovas
Ingeniero de Telecomunicaciones. Cojo otro juego, lo tiro por el retrete... Y ya son tropecientos juegos los que el retrete se ha tragado. ¯\_(ツ)_/¯
 
X