Análisis Call of Duty Advanced Warfare

PC PlayStation 3 PlayStation 4 Xbox 360 Xbox One

Por primera vez en varios años vemos un atrevimiento en la saga

 

Después de realizar la mejor cobertura informativa del videojuego de la prensa nacional, hoy nos vemos con la labor de haceros llegar nuestras impresiones después de haber probado ya la versión final del juego. Call of Duty Advanced Warfare cuenta con tres años de desarrollo a sus espaldas por parte de Sledgehammer Games y nos llega con la premisa de ser el juego más ambicioso y más revolucionario de los últimos años, algo que ahora intentaremos desentrañar.

La saga de Activision siempre se ha caracterizado por tres grandes modos que se repiten en la infinidad de entregas. Un modo campaña que según estadísticas una gran cantidad de jugadores ni tan siquiera prueba, un multijugador como apartado estrella y un modo cooperativo donde nos enfrentamos a cualquier tipo de criatura en compañía de otros jugadores. Comentar en este punto el desencanto que existe entre los usuarios del juego al no existir un modo zombie como tal dentro del juego y que llegue en el futuro en forma de contenido descargable de pago.

 

The future is now

 

Si vamos por partes siguiendo la línea argumental trazada en el párrafo anterior, empezaremos hablando del modo campaña del título. En esta ocasión nos situamos en el año 2054, estamos en la guerra del futuro. Encontrarnos en esa época da pie a que se introduzcan gran cantidad de novedades jugables que intenten dinamizar y darle un poco de vida a un juego que vive de rentas. La campaña es el mejor tutorial para descubrir todas las habilidades del exo-esqueleto y dominarlas al completo después en el modo multijugador, aunque estoy seguro que no habréis realizado tal cosa.

2555151-cod+aw_induction_seoul+survivor

La tecnología es la clave de la campaña y es la que introduce nuevas mecánicas que provocan esos grandes momentos cinematográficos que tanto destacan en las campañas de todos los juegos. En cuanto a la narrativa nos encontramos con una de las historias mejor ejecutadas de las que hemos visto en la saga. Más de uno en anteriores entregas habrá tenido serios problemas para saber a quien o en que momento estamos controlando a un personaje u otro y para que. En esta ocasión han optado por una historia más sencilla aunque no por ello menos interesante. Sin duda esto es así debido al carisma de ciertos personajes como Jonathan Irons, interpretado por Kevin Spacey, y máximo responsable de  la corporación militar privada Atlas.

El cambio más llamativo del modo campaña es la introducción de un novedoso modo de progresión que nos permite al final de cada capítulo de la historia mejorar ciertos aspectos de nuestro jugador, como obtener una mayor precisión, recargar más rápido o tener más hueco para llevar granadas. Una forma de intentar aplicar cambios en un modo que empieza a verse sobrecargado por la falta de novedades año tras año.

Respecto a Ghosts la inteligencia artificial ha mejorado como si estuviéramos delante de otro juego. Aunque aveces los enemigos tienen deslices y se meten ellos solos en nuestra línea de fuego, la verdad es que intentan buscar muy bien los puntos de cobertura y suelen estar atentos a los espacios que dejan por detrás.

 

 

Gráficamente Sledgehammer Games ha conseguido lo que no pudo hacer Infinity Ward en la entrega pasada. Ofrecer unos gráficos considerablemente buenos en las consolas de nueva generación y PC. Algo que no ha sido así en PlayStation 3 y Xbox 360 cuyas versiones no están a la altura gráfica esperada, ya no en resolución donde alcanzan los 720p sino más bien en las texturas que nos encontramos. No sabemos si ha sido decisión de la desarrolladora o de Activision no emplear más tiempo en mejorar dichas versiones. Dicen las malas lenguas para que la versión de nueva generación luzca mejor en comparación. Bien es cierto que como ya habíamos comentado la versión de PlayStation 4 tiene importantes caídas de framerates.

“El juego luce a 1080p en PlayStation 4 y 1080i en Xbox One. 60 FPS en ambas plataformas”

 

La banda sonora y la traducción si que nos ha parecido que rige a buen nivel pues la mayoría de las melodías han sido compuestas por el genial Harry Gregson-Williams.

Si hablamos de la duración nada os pillará por sorpresa, todo continua igual en este aspecto. Los cuatro modos de dificultad siempre vistos y unas 6-8 horas por delante dependiendo de la forma de jugar de cada persona. Para los que les gusta la campaña del juego, que los hay, se les hace verdaderamente poco.

En definitiva estamos delante de un modo campaña divertido, impactante, ligero y corto, pero que nos permitirá desbloquear la gran parte de los trofeos del juego.

 

El multijugador lo cambia todo

 

Llegamos al apartado más importante para la gran mayoría de jugadores de la saga. Por primera vez desde hace muchos años, Sledgehammer Games se ha atrevido a cambiar las reglas del juego. El uso del exo-traje, aunque hay modos de juego sin el mismo, cambia la forma de jugar a un Call of Duty si seguimos lo visto en entregas anteriores.

Ese esqueleto mecánico nos aporta una gran cantidad de movimientos rápidos que convierten el multijugador en algo más frenético. Por primera vez la guerra no estará solo al nivel del suelo y el doble salto ha propiciado que los mapas cuenten con diferentes alturas, lo que provoca que los enemigos puedan situarse en más lugares que nunca. En ocasiones será imposible mirar hacia todas las posiciones o zonas cuando vamos por el mapa ya que pueden haber enemigos por arriba, por debajo, saltando por los aires o agachados en una esquina. Si a esto le sumamos que el desplazamiento se ha vuelto el doble de rápido gracias a los acelerones en cualquier dirección que nos permite realizar el traje, propicia que la forma de jugar al mutlijugador de la saga nos haga reinventarnos como jugadores.

2622072-callofduty_advancedwarfare_multiplayer_cod_aw_defender_under+the+bridge

Otra de las introducciones jugables que variarán la forma de jugar del jugador es la recarga de balas. Ahora en el momento que recarguemos el arma, las balas que hayan en ese cargados se desecharán. Algo real, pero algo que no se había introducido hasta ahora y que hará que sea mucho más técnico el control del timming a la hora de recargar el arma.

Nos encontramos así con cierta innovación con un modo que lo llevaba pidiendo a gritos desde hace años y que consigue así que los jugadores se tengan que adaptar a algo diferente en ciertos aspectos jugables. Armas nuevas, un total de 13 mapas multijugador, que se ampliarán a través del pase de temporada, que por primera vez, sin contar Free-Fall en Ghosts, desatan eventualmente eventos por el escenario que cambian la zona jugable del mapa o que eliminan a gran cantidad de enemigos como la llegada de un Tsunami.

En modos de juego la variedad es como siempre muy amplia con el bienvenido retorno de captura la bandera y punto caliente además de la introducción que recibe el nombre de enlace y que destaca por su originalidad, ya que el objetivo será llevar un dron hasta la zona enemiga con la dificultad que la persona que transporta el dron se mueve por el mapa sin poder disparar y para conseguir puntuar tendrá que acceder a una zona del mapa que se indicará previamente.

 

 

Contaremos con 15 prestigios además del prestigio master como ya habíamos anunciado hace tiempo y una gran cantidad de camuflajes. Respecto a las armas las iremos desbloqueando a medida que avanzamos niveles en las partidas o bien, por primera vez gracias a cofres de recompensa que obtenemos al final de las partidas y que nos proporcionan armas o elementos de personalización del jugador, que en caso de no interesarnos pueden ser vendidos o intercambiados más bien por experiencia.

Porque Advanced Warfare ha apostado por la personalización extrema. Ya se introdujo en Call of Duty Ghosts, pero no ha sido hasta ahora cuando podemos personalizar de pies a cabeza todo nuestro soldado. Desde ponerle gafas o casco a la camiseta interior o las botas. Un aspecto que hace que durante las partidas podamos diferenciar a ciertos jugadores respecto a otros e incluso algunos por desconocimiento o por error lleven una apariencia más vistosa que los convierte en blancos fáciles a ojos de otros usuarios.

En definitiva nos encontramos con un renovado modo multijugador que obligará a los usuarios a volver a aprender a jugar al título gracias a los cambios introducidos y necesarios.

 

No a los zombies, o bueno quizás si

 

Supervivencia Exo es el nombre que recibe el modo cooperativo de Advanced Warfare. El típico modo horda del juego, el cual nos ha enfrentado a zombies y aliens en otras entregas ahora nos sitúa enfrente de soldados normales algo que ya resta vistosidad al modo desde un primer momento. Si a esto le sumamos que los mapas son los mismos que el multijugador, todo nos indica que este modo por desgracia no alcanza al ofrecido otros años.

pegasus_LARGE_t_1341_106346206

Las carencias anteriores se intentan disimular con un modo de juego largo y que se va desbloqueando progresivamente. Como ya habíamos anunciado semanas atrás empezamos el modo con tan sólo cuatro mapas, de nivel 1, y jugando 46 rondas desbloqueamos otros cuatro mapas, de nivel 2. 75 rondas de nivel 2, desbloquean los mapas de nivel 3, y 100 rondas en los mapas de nivel 3, desbloquean los de nivel 4. En ese momento es cuando se produce el “espejismo” zombies que habréis visto en la web o que ya habréis visto por vuestros propios ojos.

Jugar con tres amigos más será el principal incentivo de un modo que a pesar de contar con las innovaciones jugables del modo campaña y multijugador ya comentados peca de poco original respecto al de años anteriores.

 

¿Guerra moderna or not?

 

Finalmente a modo de resumen nos encontramos con un título que ha sabido arriesgar dentro de la saga. Un Call of Duty que ha querido reinventarse, dentro de sus límites, para ofrecer una experiencia un poco diferente a la que hemos visto ya repetida en multitud de ocasiones. Un modo multijugador que se verá beneficiado por ese cambio y que abre las puertas a explorar nuevas facetas en el juego. Por contra el modo cooperativo no está al nivel esperado y la amplicación del mismo, trayendo el modo zombie por DLC, nos ha parecido una jugada que no está a la altura.

Política de puntuación


Positivo

  • Gráficamente a la altura
  • Reinventa la forma de jugar al multijugador
  • Innova medianamente tras varios años

Negativo

  • Ciertas animaciones muy memorables
  • El modo cooperativo es muy poco sólido
  • Modo zombie en formato DLC
8.2

Muy bueno

Política de puntuación

Juan Linares
Fundador y director general de esta revista. Graduado en Derecho y especialista en Marketing Digital. Aprender de los errores como modelo de vida.