Análisis Lego Batman 3

PC PlayStation 3 PlayStation 4 PlayStation Vita Wii U Xbox 360 Xbox One
 

¿Alguno de vosotros no ha jugado nunca a un juego de Lego? pues deberíais hacerlo si os van las plataformas, los puzzles y, actualmente, los superhéroes. Traveller’s Tales ha conseguido, en poco tiempo, una saga tremendamente larga e imaginativa de juegos protagonizados por figuritas. Su última entrega es Lego Batman 3: Más Allá de Gotham y a continuación os decimos que nos ha parecido.

!Na-na na-na-na-na, na-na na-na-na-na-na-na, Batman¡

El nuevo juego de Lego empieza con una persecución en las cloacas, donde podremos familiarizarnos con los controles de Batman y, por ende, del resto de personajes del juego. Aquí ya nos empiezan a enseñar cositas nuevas. Por ejemplo, en los anteriores juegos de Lego Batman, tenías que encontrar una serie de piezas que te permitiesen construir una plataforma en la que Batman y Robin se pudiesen cambiar de traje, que les diera ciertas habilidades (el traje sensor de Batman le permitía ver a través de ciertas paredes, por ejemplo), para superar puzzles concretos. Ahora, lo único que tenemos que hacer es encontrar el token del traje una vez, para tenerlo disponible para todo el juego. De esta manera, podremos utilizar cualquiera de los trajes de Batman, Robin, Cyborg o el Joker, con la pulsación de un botón. Esto es extremadamente útil, ya que permite a los creadores del juego hacer niveles con Batman que necesitan habilidades que el murciélago no tiene, pero que sí tienen sus trajes.

LEGO Batman 3_DarkestKnight_03

Primera cosa nueva del juego, primera cosa que me parece un atraso. Antes, tenías que romper todos los objetos del entorno para encontrar los trajes, así como debías comerte un poco la cabeza. Ahora, Batman se puede pasar casi todo el juego él solo. Si algo tienen de divertido los juegos de Lego es la posibilidad de poder utilizar muchos personajes diferentes para poder utilizar sus habilidades. La compañía ya pecó un poco sobre esto en Lego Marvel, en el que Iron Man acababa obteniendo una armadura que le permitía hacer todo en el juego. Pero, mientras que en Lego Marvel el hombre de hierro generalmente necesitaba ayuda, en este juego, Batman casi puede ir solo. De acuerdo, no vuela, pero generalmente el vuelo no se necesita. De acuerdo, no puede levantar objetos pesados, pero en pocas pantallas he visto que se utilice mucho esto.

Esa es otra, las pantallas, aunque están bien distribuidas y son entretenidas, han perdido la brillantez de la que hicieron gala en anteriores juegos. Las primeras pantallas, en las que sólo controlamos a Batman y Robin, nos recuerdan mucho a Lego Batman, pero con escenarios más pequeños. Cuando ya empezamos a controlar a más héroes, te recuerda a Lego Batman 2, pero luego te das cuenta de que podrían haber aprovechado mucho más los poderes de los personajes. Le falta cierta chispa, cierta gracia. En este juego se aprovechan menos, por ejemplo, los personajes grandes. Cyborg puede convertirse en personaje grande, al igual que el Detective Marciano, pero no muchos puzzles necesitan de su tamaño. En Lego Marvel, Hulk se usa mucho más, así como la Cosa, mientras que aquí los personajes grandes están algo desaprovechados.

También hay que tener en cuenta que los personajes de DC son generalmente más poderosos que los de Marvel. En Lego Marvel casi ningún personaje tiene más de una habilidad, exceptuando Iron Man y Thor (que vuela y tiene poderes eléctricos) el resto suelen tener una habilidad concreta. Pero en Lego Batman 3, todos los personajes principales tienen varias habilidades. ya hemos comentado lo de Batman, pero Superman tiene superfuerza, vuela y puede destruir objetos dorados con su visión calorífica. No es el único con varias habilidades, Linterna verde puede crear flujos de energía, vuela y puede devolver rayos, por no hablar de que hay puzzles especialmente hechos para él y el resto de linternas, ya que son los únicos que pueden crear objetos de la nada. Así que los personajes, al ser más capaces, empañan un poco las posibilidades para los puzzles. Hay momentos muy variados y divertidos, pero Batman y Cyborg son tan capaces por si solos que, si los tienes a ellos en una misión, seguramente no cambiarás de personaje en toda la pantalla.

Continuando con el juego, la historia sigue con un malvado Brainiac que quiere coleccionar el planeta Tierra, como si fuera un vulgar sello. Nuestros héroes están allí para impedirlo, pero para eso tienen que llegar hasta la Atalaya (la guarida de los héroes en el espacio) y protegerla. Entonces llega otra de las cosas nuevas del juego, las secciones de naves espaciales. Estas secciones del juego son como los clásicos juegos arcade de naves de scroll lateral (como R-Type, por ejemplo), pero en vez de seguir una pantalla lo que hacemos es dar vueltas alrededor de un objeto, primero es la Atalaya pero más adelante será una nave espacial enemiga o la Linterna Amarilla central de Qward (planeta de los Sinestro Corps). Estas partes del juego son curiosas, porque son completamente clásicas. Eres una nave, que se mueve arriba y abajo (pudiendo cambiar de sentido, total, estás dando vueltas a un objeto), lanzando rayos, acabando con enemigos, que incluso sueltan token especiales que nos dan escudo, un disparo especial de energía o un misil, para acabar con enemigos más grandes. No están mal, pero tienen dos fallos: el primero, no son muy largas; el segundo, todas se basan en lo mismo, acabar con unos cuantos enemigos, que te den un misil y atacar al objetivo de mayor tamaño, todo demasiado simple.

LEGO Batman 3_Deathstroke_02

Más allá de eso, la historia no es mala (aunque tal vez algo infantil pero bueno, al fin y al cabo es un juego de Lego). Aunque he dicho que los personajes son demasiado poderosos, también es cierto que hay cosas que los han limitado. Batman nunca podrá volar más de un tiempo determinado, porque funciona con combustible, lo mismo le pasa a Cyborg. Está bien, dado que así limitan a dos personajes que son todoterrenos. Incluso hay una serie de pantallas donde tenemos a Batman y Robin sin sus trajes habituales, con lo que básicamente no tienen ni la mitad de sus habilidades normales. Los desarrolladores se dieron cuenta de lo que habían hecho y han intentado arreglarlo, con una solución decente, pero temporal.

Por lo demás, una cosa que me ha gustado mucho es la inclusión de todos los colores (o casi todos) de las Linternas. En Lego Batman 2 era un tema anecdótico, aquí forma parte esencial de la trama. Además, los diferentes colores, pertenecientes a las diferentes emociones, pueden contaminar a los héroes, creando algunos chistes en el guión bastante curiosos, como un Solomon Grundy amable o un Flash avaricioso que no hace más que correr de un lado para otro apilando todo lo que ve para llevárselo a casa.




¿Qué leches hace aquí Conan O’Brien?

Entre las cosas nuevas que ha traído el juego se encuentran multitud de personajes. Son 150 personajes los que podemos encontrar (escondidos en los niveles, como coleccionables, en misiones secundarias, etc). Son muchos y muy variados, no me esperaba que ciertos héroes estuvieran entre los escogidos, como The Question; o que estuvieran algunos villanos, como el Rey del Condimento (especialmente absurdo). Hay mucho cariño en los personajes por parte de los desarrolladores y eso se nota. Pero eso no quita que han decidido meter ciertos personajes que no pegan tanto. Por ejemplo: Conan O’brien, famoso presentador estadounidense que últimamente está metido en el tema videojuegos; Kevin Smith, cineasta friki donde los haya, guionista de cómics y amigo de Ben Affleck; Geoff Johns, posiblemente uno de los mejores guionistas de la historia de los cómics y actual jefazo de DC (dentro de 25 años se hablará de Geoff Johns como se habla hoy de Stan Lee, siempre que se venda tan bien como el padre de los 4 Fantásticos); Adam West, el Batman de los sesenta y una de las mejores voces que se puedan encontrar. Bien, pues todos estos personajes están un poco de pegote, salvándose Adam West, que funciona como Stan Lee en Lego Marvel, teniendo que salvarle en cada pantalla con alguna habilidad que todavía no tienes. Además, hay niveles inspirados en la serie antigua de Batman, con lo que Adam West tiene justificación, pero el resto de los anteriormente mencionados, no.

LEGO Batman 3_ConanOBrien_05

Sobre el Batman de los sesenta, hay que decir que no es solo un personaje, son toda una retahíla de personajes inspirados en la clásica serie de Adam West. Incluso tienen las onomatopeyas en los golpes, con los clásicos Paf y Zoink, simplemente genial.

Ahora bien, toca hablar de un último tema sobre las novedades del juego. El mundo abierto ¿Tenemos una Gotham mejorada?¿Nos dan Metrópolis acaso? No, durante la primera mitad del juego lo único que nos dan es la Atalaya,  que son una serie de escenarios cerrados, como la batcueva en el primer juego, o el helitransporte en Lego Marvel. Sitios cerrados, no muy amplios, en los que encontraremos el laboratorio para crear nuestros personajes, ordenadores donde mirar estadísticas, una central donde volver a anteriores niveles y caminos para llegar a otros escenarios cerrados como el Salón de la Justicia o la Batcueva. Así empezamos mal, porque no haces más que desear volver a tener la libertad que tenías en Lego Batman 2 o Lego Marvel. Entonces superas la primera mitad del juego y por fin te permiten teletransportarte a la Luna. Allí, comienza un nuevo concepto en el mundo Lego. Ya no te dan ciudades, te van a dar planetas enteros. El primero que puedes visitar es la Luna y, aunque está algo vacía, la sensación es bastante buena. Más tarde podrás visitar los planetas que hayas visitado a lo largo del juego, pareciéndose todo mucho a Super Mario Galaxy, ya que los planetas son esféricos y nos movemos por ellos viendo la esferificación de cada planeta. Curiosamente, el único planeta que no es un planeta entero, es el más importante de todos, Oa (hogar de los Linterna Verde). Esta idea es buena, de hecho, muy buena. Los planetas se ven muy bien, una parte realmente bien hecha en este juego son los escenarios y esto se ve también en los planetas, que aunque son más simples que las pantallas de las misiones, tienen mucho mimo.

Ahora bien, los planetas tienen coleccionables, carreras (incluso podremos utilizar vehículos en ellos) y aunque son tirando a pequeños, son divertidos. Pero no creo que estén bien llevados a cabo. El tema de los planetas abre un mundo nuevo de posibilidades para el futuro de los juegos de Lego, pero en este juego se me antoja todo bastante apresurado. Los planetas son divertidos y alguno es espectacular (Odym, lugar de la Linterna Azul de la esperanza, es precioso y muy variado), pero ninguno es tan divertido como Gotham en Lego Batman 2 o Nueva York en Lego Marvel. La idea es buena, repito, muy buena. Pero me da la sensación de que ha sido algo apresurada. Sinceramente, creo que habrían hecho mucho mejor si hubieran utilizado la historia para hacer que Metrópolis y Gotham acabaran sorbe Oa y que te diesen todo el planeta Oa, más las dos ciudades. Eso habría sido simplemente genial, pero han decidido hacerlo de otra manera. Aunque hay que aclarar que el primer paseo lunar te hace entender que el futuro de los juegos de Lego va a tener una escala planetaria y ese pensamiento te deja con la boca abierta.

Lego Batman 3

Conclusiones

He hablado tanto de las cosas nuevas que apenas me he parado en los aspectos técnicos, pero creo que no hace falta nombrarlos mucho. Gráficamente el juego es un juego de Lego, figuras que se mueven con soltura y gracia en unos escenarios bien construidos (aunque esta vez menos aprovechados que en anteriores juegos). Una banda sonora digna que rememora antiguos temas, como el de la serie de los sesenta o las películas antiguas de Superman (destaco aquí el tema de Wonder Woman cuando se pone a volar, simplemente genial). Un doblaje genial, siempre con la profesionalidad que caracteriza a Traveller’s Tales y a Warner. Novedades que en algún caso no acaban de encajar y personajes que sobran un poco (¿De verdad alguien piensa que es más divertido jugar con Kevin Smith que con Shazam?). Un juego familiar, pensado para que jueguen dos personas (es cierto, sigue sin tener multijugador online), divertido, sencillo y simpático.

Si eres fan de los juegos de Lego, este te va a encantar, pero si eres algo crítico y objetivo, sabrás que está por debajo de Lego Batman 2 o Lego Marvel. Aun así, es un juego decente y, sobre todo, muestra el principio de una idea increible, la de los planetas, pero que no acaba de estar tan bien hecha como podría.




En resumidas cuentas, un juego bueno para una saga que siempre ha alcanzado el excelente.

El juego salió a la venta el 14 de noviembre de 2014 para Nintendo 3DS, Playstation Vita, Playstation 3, Playstation 4, Xbox 360, Xbox One, Wii U y PC.


Positivo

  • La buena jugabilidad de siempre
  • Multitud de personajes
  • Juego perfecto para jugar en compañía
  • Un humor marca Lego
  • Doblaje soberbio
  • La antigua serie de Batman cobra vida con Adam West
  • El concepto de planeta es genial

Negativo

  • Personajes con demasiadas habilidades
  • Personajes desaprovechados
  • Escenarios peores que en anteriores entregas
  • Pasa mucho tiempo hasta que te dan algo de libertad
  • Algunos personajes sobran
7.4

Bueno

Política de puntuación

Gonzalo Gómez
Joven graduado en Derecho que adora los videojuegos, el cine y la música.