Análisis The Crew 2

PC PlayStation 4 PlayStation 4 Pro Xbox One
 

En 2014 Ubisoft  lanzó al mercado de los arcades de conducción con The Crew. A priori la propuesta parecía de lo más interesante: Un mapa de Estados Unidos a nuestra entera disposición, un buen modo cooperativo y todo el contenido al que nos tienen acostumbrados los juegos de la compañía gala. Pese a todo, el título no terminó calando del todo entre los jugadores y no supuso el éxito que muchos pensamos que podría haber sido. Pero Ubisoft no ha querido enterrar la saga y de la mano de los chicos de Ivory Tower nos llega en esta ocasión The Crew 2. Una propuesta que mantiene todo lo bueno que tenía la primera entrega, pero que expande la experiencia a todos los niveles de manera exponencial. Si queréis saber todo sobre este nuevo título de conducción no os perdáis nuestro análisis de The Crew 2.

Estados Unidos por tierra, mar y aire

Como os decíamos en la introducción,uno de los principales atractivos que nos proponía el The Crew original era ese mapa de Estados Unidos a escala. En esta ocasión por supuesto, este mapeado se mantiene, y lo hace de una forma más detallada todavía. Pero en esta ocasión hay otro aspecto del juego que rivaliza con la propia ambientación del juego, y es la variedad de vehículos que podremos pilotar en este título. Tenemos prácticamente de todo, desde los coches de toda la vida, pasando por motos, Monster Truck, varios tipos de lancha y hasta aviones. Por tener tenemos hasta un Fórmula 1, por lo que la variedad que ofrece este The Crew 2 a nivel de modalidades es bestial. Y es algo que se nota mientras jugamos, manteniéndose todo el rato fresco y divertido.

El título nos presenta 4 grandes grupos de disciplinas. El primero de ellos es Street Racers, y aquí encontraremos carreras callejeras, pruebas de Drift, carreras de Drag y por último grandes pruebas por autopista con ultradeportivos. La segunda modalidad es Off-Road que abarca tanto carreras a campo a través, como de Motocross y Rallycross. El tercer grupo es el Freestyle que nos ofrece pruebas de trucos con aviones, Monster Truck y carreras de lanchas Jet Sprint. Y ya por ultimo las series Pro Racers, en las que haremos carreras de lanchas, de aviones, de coches de competición en circuitos cerrados y de Fórmula 1. Una variedad de vehículos completamente abrumadora.

Además cada uno de estos 4 grupos nos cuenta un poco la historia del juego, aunque tenemos que decir que este es un apartado que no brilla en demasía, aunque no le hace falta. Encarnamos el papel de un piloto que quiere hacerse un lugar en el mundo de las carreras, y para ello aprovechará una especie de Reality Show que está siendo producido por una marca de cámaras llamada Live. Tendremos que ganar pruebas, sacar fotos en lugares emblemáticos y hacer acrobacias para lograr ganar seguidores y a medida que vayamos ganando fama iremos subiendo nuestro nivel de reputación y el número de pruebas en las que podremos participar. Como veis, todo tiene un todo muy “festivalero”, lo que nos recuerda inevitablemente a sagas como Forza Horizon, de la que bebe mucho este The Crew 2.

Contenido por un tubo, marca de la casa

Si hay algo que caracteriza a los títulos de Ubisoft es que siempre llegan con muchísimo contenido. Aparte de la cantidad ingente de disciplinas que ya hemos comentado anteriormente también hay que decir que el número de pruebas que tenemos disponibles de cada una de las modalidades es enorme. Nos llevará muchísimo tiempo completarlo todo, ya que además hay que tener en cuenta que en todo momento el juego es un reto y pocas serán las carreras que nos supongan un paseo de primeras. Además una vez terminamos un evento desbloqueamos una dificultad superior en esa misma prueba, por lo que las horas de diversión están aseguradas.

Pero además de las mencionadas carreras también hay otras actividades que hacer por el mapeado de los Estados Unidos que nos presenta The Crew 2. Por todas partes veremos pequeños desafíos de habilidad, que nos retarán a superar una determinada velocidad, hacer un gran salto o realizar algún tipo de acrobacia. La otra actividad que tendremos será la de hacer fotografías, una característica muy interesante y que nos invita a explorar el detalladísimo mundo que la compañía gala ha creado. Marca de la casa.

Si hemos hecho mucho hincapié en la variedad de modalidades de conducción también tenemos que destacar que el número de vehículos que tenemos disponibles también está a un gran nivel. Tenemos todas las grande marcas representadas y de cada una de ellas mucho donde escoger, por lo que en este sentido estamos ante una propuesta muy sólida. Además estos vehículos pueden ser mejorados a través de pequeñas piezas que vamos consiguiendo al conseguir superar las diferentes pruebas a las que nos vamos enfrentando. Estas piezas funcionan a modo de “loot” y sirven para darle un pequeño impulso a cada una de las características de nuestra máquina. Aunque tenemos que decir que no creemos que este sistema sea el mejor del mundo, ni que pegue mucho con un título de conducción como el que tenemos entre manos. Lo que consigue es que el jugador se sienta constantemente recompensado, aunque de una forma un tanto artificial.

Conducción totalmente arcade

Nos encontramos ante un juego que en ningún momento pretende ser un simulador y que desde un primer momento pone las cartas encima de la mesa. La conducción en The Crew 2 es totalmente arcade y pese a que es divertida un funciona bien, sí tenemos que decir que a nuestro modo de ver esta un pelín por debajo de otros juegos de la competencia. En ocasiones se siente algo tosca y las físicas responden de una forma un poco extraña, pero una vez nos acostumbramos a sus dinámicas es perfectamente disfrutable y divertida. Destacar que el control de los vehículos aéreos y acuáticos está muy bien conseguido y algunos de los momentos más divertidos a los mandos de este juegos los encontraremos en estas modalidades.

Y es que el control de los vehículos varía mucho según la disciplina en la que nos encontremos, algo que aporta también mucha variedad a nivel jugable. Encontramos mucha diferencia entre jugar carreras normales y hacer pruebas de Drift o de Drag. Y ya si entramos en otras disciplinas esto se ve elevado a la máxima exponencia, por lo que la jugabilidad es muy variada, algo muy de agradecer. De hecho esta característica se ve muy claramente representada en un tipo de carreras especiales que nos presenta el juego, en las que variaremos de un vehículo a otro dentro de la propia prueba ( esto lo podemos hacer en el mundo abierto también ) y que son con diferencia las más espectaculares del juego.

También tenemos que hablar del modo cooperativo, una función que tiene mucho peso en este título y que desde el primer momento nos han dejado claro desde Ubisoft. Es muy fácil montar un grupo con nuestros amigos y competir en las diferentes pruebas que nos presenta el juego con ellos. Además se hace muy entretenido explorar el mapeado acompañado por otros jugadores, por lo que tenemos que decir que este aspecto el juego cumple con creces. Eso sí, se hecha en falta un modo multijugador competitivo al uso, pues no existe ninguna forma de jugar una carrera contra otros jugadores de todo el mundo, algo que desde nuestro punto de vista le vendría bastante bien al juego.

Apartado técnico y sonoro

En cuanto al apartado técnico solamente podemos decir cosas buenas sobre The Crew 2. El subidón gráfico con respecto a la primera entrega es muy evidente y la recreación de los Estados Unidos es absolutamente sublime. La variedad de entornos es espectacular y el mundo se siente vivo, tanto en las ciudades más grandes como en los entornos más naturales. El juego, eso sí, funciona a 30 fps en sus versiones de consola, y a 60 fps en la versión de PC.

En cuanto al sonido también hemos de decir que cumple con nota. Los efectos de sonido rayan a buen nivel y la banda sonora pega mucho con la temática del juego y ameniza nuestras carreras y viajes. Por lo que nada que objetar en este sentido.

Conclusiones

Sin duda con The Crew 2 nos encontramos ante un título muy sólido y que nos ofrece una cantidad ingente de contenido. Mucha variedad de disciplinas, de vehículos y de pruebas por realizar que nos tendrán enganchados al juego durante mucho tiempo. Un apartado técnico muy superior al primero y que tiene mucho mérito teniendo en cuenta lo gigantesco que es el mapeado y lo bien detallado que está. Aunque tenemos que decir que en lo jugable, su sistema de conducción, si creemos que se encuentra un poco por detrás de otros colosos del género como son los Forza Horizon, pues en ocasiones se siente un poco tosca y las físicas no están todo lo pulidas que deberían. Aún así se trata de un juego muy muy disfrutable y que recomendamos a todos los fans de las carreras arcade. Y si os gusta disfrutar de este tipo de experiencias al lado de un amigo es un título imprescindible.


Positivo

  • La recreación de Estados Unidos es completamente genial
  • La variedad de vehículos y modalidades es abrumadora
  • Contenido para estar engachados durante muchas horas
  • Gráficamente mejora mucho a la primera entrega y está a un gran nivel
  • Buena banda sonora
  • Experiencia multijugador cooperativa muy divertida

Negativo

  • La historia deja un poco que desear y abusa de los típicos clichés
  • La conducción en ocasiones se siente tosca y las físicas no están del todo pulidas
  • Ausencia de un modo multijugador competitivo al uso
  • El sistema de "loot" no pega demasiado bien con este tipo de juegos
8

Muy bueno

Política de puntuación