Análisis The Legend of Zelda: La Balada de los Elegidos

Nintendo Switch Wii U
 

La segunda expansión del pase de temporada The Legend of Zelda: Breath of the Wild ya se encuentra disponible desde hace unos días; un esperado contenido que muchos jugadores se encuentran disfrutando.

La Balada de los Elegidos” los jugadores tienen ante sí una oportunidad de expandir la narrativa  del título,uno de los elementos más criticados de esta entrega de la saga debido a su paso hacia el género sandbox ¿Cumple las expectativas este nuevo contenido? ¿Es lo suficientemente interesante lo que cuenta y aporta suficiente a la historia? En este análisis de contenido, os contamos lo que nos ha parecido la nueva expansión de este genial juego que además incorpora varias quests nuevas, armas, armaduras y sorpresas.

Un pequeño vistazo a “Las Pruebas Legendarias”

Lamentablemente, Areajugones no tuvo la oportunidad de acceder al primer contenido para contaros de primera mano que tal nos había parecido por lo que entendemos que os debemos una pequeña reseña sobre todo el pase de temporada lanzado.

El primer set del pase de temporada se llama La Pruebas Legendarias compuesto por interesante quest llamada “Santuario de la Espada” que nos reportará un poder bastante interesante para nuestra Espada Maestra que obtendremos al superar un total de 45 niveles en el que podrán a prueba todas nuestra habilidades de supervivencia.

Aparecemos en un escenario sin ningún tipo de armadura o arma. Debemos, entonces, ir consiguiendo poco a poco protección y ataque para ir eliminando a los enemigos que van apareciendo en cada uno de los niveles que cada vez se van complicando más y más. Lo más interesante de esta quest es gestionar y establecer la estrategia ganadora para llegar al obtener el premio final. No es nada fácil, os lo aseguramos.

El “Santuario de la Espada” no es el único contenido que encontramos en set “Las Pruebas Legendarias”. Tendremos, por otro lado, escondido por todo Hyrule una serie de premios en forma de armaduras basados en otros títulos de la saga como la máscara de Majora, el traje de Tingle o el casco de Midna entre otros. Para conseguirlos, debemos buscar pistas que nos llevarán a ellos formando así nuevas misiones en el título.

Por otro lado tendremos otras interesantes novedades gracias a este set y el más destacado de todo es la Máscara Kolog, una ayuda para poder encontrar a estos personajes que están escondidos por Hyrule y que sin ella resultan bastante complejos de encontrar todos, aunque sin ella se encuentran los suficientes como para avanzar en el juego. Aún así, las Máscara Kolog no es una solución ni una guía, tan sólo es una ayuda para que sea más sencillo, por lo que la sensación de aventura no se pierde a pesar del uso. En todo caso, sin la máscara y con tan sólo fijarse durante la aventura, podremos conseguir una buena cantidad. Con unos 260 o 300 Kologs seremos capaces de enfrentar el final sin muchos problemas, dependiendo claro está, de las armas y armaduras que dispongamos.

Como complemento a la Máscara Kolog, tenemos “La senda de Héroe”, una nueva función que se añade a nuestro mapa y por la que seremos capaces de ver por donde hemos pasado durante nuestra aventura. Lo interesante, es que veremos donde hemos caído derrotados y podremos ver una especie de reproducción de nuestro viaje. Estos dos contenidos del set, son al fin de cuentas, unos añadidos que no son necesarios ni obligatorios, por lo que sólo lo usaremos cuando lo creamos conveniente.

Finalmente, para hacernos más cómodo nuestro viaje, tenemos el teletransporte, mediante el cual podremos registrar nuestra ubicación para volver a ese sitio en concreto. Algo que no está mal si queremos viajar rápido.

Este primer set, añade algo que debía haber estado desde el principio en el juego, y es el Modo Experto. Este modo, un verdadero desafío incluso para jugadores versados en la saga y en el género resulta bastante complejo. De hecho, recomendamos incluso a los jugadores que no han completado el juego, lo completen antes el modo de juego estándar para luego vivir la verdadera dificultad y aventura de “Breath of the Wild”.

La Balada de los Elegidos

El segundo set del pase de temporada recibe el nombre de “La Balada de los Elegidos”, la misión de historia incluida y en la que se relatan ciertos acontecimientos del juego ocurridos con anterioridad a lo que se está narrado. Antes, incluso, de lo que cuentan durante todo el título.

Para acceder a la nueva “misión principal”, tendremos que – avisamos de spoiler– haber conseguido liberar a todas y cada una de las bestias divinas. Hecho esto, la misión se activará y podremos acceder a ella.

El primer paso consiste en ir al principio de todo y superar una serie de pruebas en la Meseta de los Albores. Nada sencillo, pues para recoger explorar y superar los nuevos templos, debemos eliminar a los enemigos con una nueva arma llamada Aniquilador Divino, cuyo poder permite deshacernos de cualquier enemigo de un solo golpe, sin embargo su uso tiene una buena tiene una buena penitencia, y es que con tan solo un golpe acabarán también con nosotros.

Dicho lo cual, debemos encontrar cuatro nuevos santuarios, como si de un reinicio del juego se tratase. La intención de esto no es otra cosa que enmarcarnos en un nuevo contexto en donde Nyel es el eje central de esta, pues le ayudaremos a completar una balada que su maestro no pudo completar. En un principio, la dinámica del nuevo contenido será la misma, y de hecho lo es a grandes rasgos. No obstante conforme vayamos avanzando veremos que varía un poco de lo que hasta ahora estamos acostumbrados a ver en le juego, algo que se agradece.

Volviendo atrás y retomando el principio de todo este DLC, una vez visitamos el Santuario de la Vida, recibiremos el Aniquilador Divino y es cuando comenzaremos a adentrarnos en esta nueva misión.

Debemos acudir a los cuatro puntos que marcan en el mapa y que nos delimitan en La Meseta de los Albores. En esos cuatro puntos, debemos ingeniárselas para acabar con todos los enemigos que encontremos a nuestro alrededor, siempre teniendo en cuenta las nuevas normas a las que nos debemos atener al portar el Aniquilador Divino. Los primeros intentos resultarán algo complicados ya que el mínimo roce o caída – y no digamos golpe- puede hacer que Link pierda la vida; aunque Nintendo ya se ha encargado en suavizar esto incluyendo varios puntos de autoguardado que facilitan la tarea.

Eliminar a los enemigos nos proporciona el premio de un nuevo santuario que debemos superar y que al hacerlo obtendremos un Símbolo de Valía, que podremos usar para canjearlos, más tarde, por un corazón más. Durante el tiempo que nos puede llevar el superar estas pruebas y templos veremos que Nyel aparece por la meseta, una meseta que ha cambiado y que le rodea un aire mucho más misterioso e intrigante, como si volviéramos atrás en el tiempo o este se hubiese parado. Es importante escuchar lo que nos dice este personaje en este punto concreto de la misión, pues una vez que superemos los cuatro templos y avancemos en este nuevo contenido, Nyel desaparecerá de la meseta para no volver y todo lo que nos cuenta durante este fragmento de la misión no podremos volver a escucharlo.

A partir de aquí la historia avanza y se traslada al resto de Hyrule, es decir, al resto del mapa. Es aquí cuando empezamos a ver como “La Balada de los Elegidos” se desarrolla de forma más explícita. Debemos, por lo tanto, volver a acudir a los lugares marcados en el mapa en donde no encontraremos una especie de santuario en donde a su vez nos muestran varias imágenes que corresponden con varios lugares que debemos descubrir por la geografía, y en donde encontraremos más templos con pruebas. Para poder acceder a ellos, debemos superar dichas pruebas que se sitúa en los alrededores y que pueden ser desde hacer una determinada acción o correr una carrera o hasta incluso derrotar a un enemigo poderoso.

Los templos que aparecen, tres por cada santuario que a su vez hay uno por cada Bestia Divina, son, quizás, los más inspirados hasta el momento no tanto por su complejidad pero si por  su diseño.

En el transcurso de todo esto podréis ver que como antes decíamos, se ha variado ligeramente la forma de proceder de la búsqueda de santuarios que, aunque no demasiado, es lo suficiente para dotar al juego de cierta ruptura de dinámica que agradecerás, sobre todo, si no has superado todavía el título o encontrado todos los templos.

Una vez superado el templo nos dan un símbolo que corresponde una bestias divinas que no sirve para canjear por nada, sino para poder acceder y volver a enfrentarnos a los fantasmas de Ganon que nos esperan, supuestamente, con algo más de fiereza que la primera vez que los derrotamos. Decimos “supuestamente” porque la dinámica es la misma y la dificultad también. Una vez derrotados, veremos lo que seguro estaréis esperando: un nuevo fragmento de historia del elegido en cuestión.

Dejando a un lado la cuestiones jugables y como funciona este contenido adicional de “La Balada de los Elegidos”, narrativamente, dota al juego final de un contexto mucho más rico del que inicialmente pudimos ver antes del lanzamiento de este “set 2”. Podemos decir, por lo tanto, que la nueva parte narrativa es un acierto.

No obstante, encontramos cierta bipolaridad a la hora de jugarlo debido, seguramente, a la demora de su lanzamiento. Por un lado nos daremos cuenta pronto de que se trata de un contenido muy conservador, el hecho de que se desarrolle antes del enfrentamiento final provoca que los jugadores que ya hayan completado la historia tengan dos opciones para no sentir que “La Balada de los Elegidos” es un contenido “pegote”, es decir que no han sabido encajarlo dentro del gran puzle que supone “Breath of the Wild”.

Tendremos varias opciones para evitar esto como es la de comenzar el título desde el principio aprovechando el nivel de dificultad incluido en el “set 1” del contenido adicional, lo que a la larga creemos que era la intención de Nintendo.

Esta opción no está exenta de cuestiones que debemos plantearnos,  como es la de si nos apetece llegar de nuevo hasta el punto donde da comienzo la nueva misión y todo lo que ello conlleva, como por ejemplo perder el factor sorpresa de la primera partida. Eso sí, gozaremos de una sensación de un conjunto más cohesionado y redondo de un juego que consideramos como una obra maestra.

Las ventajas de esta opción aumentan cuando tenemos otras misiones disponibles en el “set 2” como son la posibilidad de jugar una nueva mazmorra para conseguir Moto Hyliana Alfa, nueva partes de armadura que debemos encontrar, nuevas arreos para nuestra montura y muchas cosas más que extiende la experiencia jugable y, como decimos, alargarán la gran experiencia de The Legend of Zelda unas cuantas horas más. Estas, al igual que la misión “La Balada de los Elegidos”, tienen el mismo problema: si has completado el juego, quizá seas algo reticente en dedicarle demasiado tiempo.

En cuanto al contenido narrativo en sí mismo nos encontramos, desde nuestro punto de vista, con un nivel superior de lo visto anteriormente en el juego. Las escenas animadas son de una calidad muy alta, aportando contenido e información sobre “Los Elegidos” de manera muy acertada y permitiéndonos también conocer un poco más a la Princesa Zelda; personajes que quedaban un tanto diluidos debido al diseño jugable.

Un contenido adicional de gran altura

Todo lo reseñado anteriormente, nos hace plantearnos que tipo de contenido adicional esperábamos en un título de esta índole. Es cierto que las expectativas eran muy altas y se han cumplido pero el hecho que la sensación de que el contenido se ha lanzado algo tarde está ahí.

Quizás se debería haber planteado como un contenido alternativo al juego como tantas otras compañías hacen, ofreciendo una historia alternativa con otros protagonistas – o los mismos, esto da igual- o de otras característica más clásicas que permitieran narrar de forma mucho más directa esta parte de la historia y que no nos hiciese plantearnos que manera es la correcta para disfrutar con el contenido, y de paso ofrecer también algo menos conservador.

Dicho lo cual, y respondiendo a la pregunta que inicialmente formulábamos al principio de ese articulo, estamos absolutamente seguros de que vale la pena todos y cada uno de los contenido ofrecidos tanto en “Las Pruebas Legendarias” como en “La Balada de los Elegidos”, ya que además de aumentar muchas horas nuestras aventuras por Hyrule, ofrece un porción no contada de la historia que nos permite al fin y al cabo, conocer mucho más a personajes tan importantes.

Ahora sí, y con “La Balada de los Elegidos”, nos despedimos de “Breath of the Wild”, una de las mejores obras de Nintendo en los últimos años.


Positivo

  • El contenido nos acerca más a los personajes
  • Muchas horas más en Hyrule
  • Nuevas armaduras y desafios
  • Escenas animadas con gran contenido visual
  • El contenido es conservador jugablemente, pero con variantes

Negativo

  • Demasiado continuista
  • No encaja si hemos completado el juego
  • Esperábamos un DLC con más carga narrativa
Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.