Análisis The Witcher 3: Wild Hunt

PC PlayStation 4 Xbox One
 

– Después de varios retrasos en su fecha de lanzamiento, por fin tenemos en nuestas manos una copia de The Witcher III: Wild Hunt para analizar, a pesar de creer que nunca la tendríamos hasta después del lanzamiento oficial del juego. Por suerte la logística de Bandai Namco España funciona a la perfección y aquí está, para todos nuestros lectores, nuestro análisis de uno de los juegos más esperados de 2015.

Desde que CD Project RED empezaron la serie de juegos de rol basados en la literatura de Andrezj Sapkowski con The Witcher, La Saga de Geralt de Rivia en su versión videojuego ha cosechado las mejores críticas de la prensa especializada, y es que podríamos hablar de los mejores juegos de rol, o al menos eso es lo que la compañía polaca ha intentado con su buen hacer. En este nuevo título se han propuesto utilizar toda la potencia de la nueva generación de consolas para recrear la fantasía medieval en un mundo completamente abierto para acabar la trilogía de juegos que cuenta con protagonista a un personaje de la talla de Geralt de Rivia.

witcher3sliderthe

Plantear el análisis de este título como un análisis normal podría llevarnos a escribir una novela si vamos parte por parte, además de que en The Witcher 3 descubrimos un videojuego en el que para llegar a alcanzar la nota de sobresaliente debemos hacer la suma de todas sus partes. Evidentemente el título no está exento de defectos y aspectos mejorables, pero si os gusta el género y disfrutáis con los juegos de mundo abierto vais a disfrutar desde el momento en el que acaba la instalación y podéis empezar a jugarlo.

Tal y como apuntaban los primeros datos, el juego es realmente inmenso. Y no nos referimos solo a que cuenta un mapa de dimensiones extraordinarias, sino a todas las opciones que podremos escoger dentro del mismo, a los diálogos, a las misiones secundarias y emergentes, y a unos gráficos completamente dignos de una aventura hecha para consolas de nueva generación y PC’s gamers de gama alta si queréis jugarlo en resolución 4K. Pero esto es ya irnos por las ramas, cosa fácil cuando juegas a The Witcher III debido a sus casi infinitas posibilidades de encarar la aventura, que empieza con nuestro personaje buscando a Yennefer de Vengerberg, acompañado de Vesemir. Pronto entrará en escena Ciri, la hija adoptiva de Geralt, a la que deberemos encontrar antes que la Cacería salvaje. Con este punto de partida tan sencillo empezará nuestra aventura por el vasto mundo abierto que el estudio ha diseñado para la ocasión.

Pero no adelantemos acontecimientos y centrémonos en la narrativa del título, que comienza con Geralt buscando a en compañía del veterano Vesemir, el más viejo y experimentado brujo, incluso puede que sea más viejo que Kaer Morhen. A pesar de su edad, es un personaje robusto y lleno de vida, envidiado por muchos jóvenes dadas sus cualidades. La búsqueda, evidentemente, acaba derivando en otros menesteres cada vez más importantes, entrando en juego Ciri, la hija adoptiva del protagonista, en juego. El punto de partida es simple, pero las ramificaciones son muchísimas, con cada paso que damos afectando al anterior. Esto no sorprenderá a los jugadores que ya probaron en su día The Witcher y The Witcher 2: Assassins of Kings, y son sabedores del buen hacer del estudio polaco.

En nuestro viaje para encontrar a Ciri descubriremos que podemos vivir miles de aventuras, hablaremos y conoceremos a nuevos personajes así como viejos conocidos, y nos encontraremos con diferentes situaciones que nos harán dejar de lado la historia principal, que podremos retomarlos a nuestra voluntad, evidentemente. Es aquí, cuando nos perdemos entre las miles de misiones secundarias, cuando nos empezamos a dar cuenta que CD Projekt RED tenían razón cuando anunciaron que en esta aventura querían superar a Skyrim. Lo han conseguido con creces. Todas las secundarias tienen una razón y un motivo y encajan perfectamente dentro de la historia de nuestro personaje, nos abrumará la gran cantidad de opciones que tenemos para continuar con las secundarias. Estas misiones además no son las típicas misiones de mensajero, clónicas, como suele ocurrir en la mayoría de juegos de este tipo. Han buscado que el jugar no tenga reparo en hacer las misiones secundarias, haciéndolas dinámicas y proponiendo situaciones que no encontraremos en las misiones principales, hasta el punto que descubriremos cosas importantes si las llevamos a cabo tanto a nivel historia como de objetos.

the_witcher_3___geralt_render_by_ashish913-d7w68dt

A diferencia que en la mayoría de juegos de rol en los que creamos un personaje desde 0, generalmente mudo, en esta aventura controlamos a un personaje carismático con una personalidad fuerte y un pasado muy complejo. Geralt de Rivia no es un personaje cualquiera, y eso se nota durante la aventura gracias a ello se nos plantearán situaciones “diferentes” tanto con aliados como con enemigos. El personaje se comporta acorde a su personalidad, y muchas veces responderemos a las situaciones pensando en cómo lo haría él mismo, gracias a la gran inmersión que logra el juego. Dependiendo de nuestras decisiones habrá consecuencias en la historia, llegando así al final en uno de los 36 finales diferentes de los que consta el juego. Pero nuestras decisiones no solo serán importantes en la trama principal, como suele ocurrir en este tipo de juegos, sino que también afectarán a las secundarias y las repercusiones podrán ser catastróficas. Parece mentira pero cualquiera de nuestras acciones puede cambiar el transcurso del juego y esto nos encanta, hasta el punto que se nos puede prohibir la entrada a poblados o incluso aparecer en busca y captura.

Si no habéis jugado nunca antes a un juego de la saga, o nunca habéis leído un libro sobre El Brujo, no debéis asustaros a la hora de comprar The Witcher 3, ya que es un juego que se puede seguir tranquilamente, y los glosarios de personajes y monstruos que se debloquean conforme avanzamos os ayudarán a entender el complejo mundo en el que nos vemos completamente sumergidos. Os recomendamos que juguéis con calma, investigando todo a vuestro alrededor ya que las invitaciones a descubrir nuevos horizontes son constantes. Hacedlo sin problema alguno ya que al final todo lo que hagáis cobrará sentido dentro del juego. Disfrutad cada misión y os advertimos que el juego tiene un ritmo pausado y lento, aunque no deja que el jugador pierda el interés, sino todo lo contrario. A no ser que seáis fans de los mata-mata sin sentido, entonces este no es vuestro juego.

Terminar la historia del juego sin interesarse por las misiones secundarias puede ser una tarea que dure entre 50 y 60 horas, pero si os gusta la puesta en escena del título, esta duración puede ser más del doble. Hay varias tareas distintas como la de cazar monstruos, carreras de caballos, buscar tesoros, disputar combates cuerpo a cuerpo, jugar a Gwynt, muy adictivo por cierto, o buscar tesoros que se encargarán de tenernos entretenidos durante periodos de tiempo muy largos. Aunque también podéis simplemente montar en vuestros caballo y disfrutar del espectacular mundo abierto y sus enormes y bellos paisajes y sus meteorología cambiante, que incluye también ciclos día / noche. The Witcher 3 es un complejo mundo abierto en el que puedes pasar cientos de horas sin aburrirte.

En el apartado jugable debemos nombrar un sistema que simplemente cumple y está a la altura de lo deseado, sin llegar a la excelencia de la narrativa del título. El sistema de fijación de blancos es más tosco que una piedra, la cámara puede llegar a marearte y los enemigos son bastante previsibles, aunque en tema de combate estamos ante un juego que supera a su antecesor. En este aspecto volvemos a disponer de dos espadas, la que utilizaremos para bestias normales y humanos y la de plata para criaturas mágicas, aunque hay más armas y disponemos de dos tipos de ataque, potente y rápido. Mención especial a la ballesta, arma que servirá para aturdir a enemigos lejanos y voladores, pudiéndolos atacar con la espada cuando caen al suelo. Para evadir los ataques contrarios podremos rodar por el suelo o esquivar con pasos laterales. La inteligencia artificial de los enemigos no nos pondrá en ningún apuro, si bien no es tan mala como la que vimos en Battlefield Hardline, tampoco es para tirar flores. En cuanto al apartado mágico, podremos usar hechizos básicos contando con 5 señales como poderes básicos, pero podremos desbloquear nuevos poderes en en árbol de habilidades conformo vayamos avanzando en el juego. Dichas habilidades no solo nos servirán en el combate, sino que también podremos usarlas durante nuestra exploración, aunque no queremos desvelar mucho más.

El control resulta tosco y poco preciso, llegando al punto que nos puede hacer desesperar al intentar realizar acciones en espacios pequeños. Quizás esperábamos más facilidad para algunas acciones. El control de nuestro caballo es correcto, ofrece diferentes velocidades, barra de vigor e incluso una novedad como la barra depánico que se llena cuando nos atacan y si llega al tope nuestro caballo podrá tirarnos al suelo y dejarnos abandonados. En aspectos generales, aunque la jugabilidad cumple, hay un punto robótico que desde el primer momento llama la atención de forma negativa. No hay sensación de peso en Geralt como si ocurría y de muy buena forma en Bloodborne. Parece en todo momento que estamos flotando sobre el escenario, una sensación que desde nuestro punto de vista resta mucho realismo al juego y sobretodo te deja un sabor de boca agridulce cuando ves el derroche de potencia el juego en otros apartados. Te acabas acostumbrando, pero en un primer momento es algo que te llama mucho la atención.

the-witcher-3-image

Como suele pasar en la mayoría de juegos últimamente, bucear es una manera útil de perder el tiempo, frustante de cara al jugador, mientras que navegar en barco es más sutil y nos regala unos paisajes preciosos, con un diseño de agua realmente bien hecho. No debemos olvidar que controlamos todo el rato a un brujo, por lo que será nuestra labor elaborar pócimas, bombas y aceites con los miles de ingredientes que podemos recoger. Mediante los libros o después de cada combate, descubriremos las debilidades de los monstruos, para así podernos preparar el combate con los métodos de alquimia necesarios para ganar el combate. Así pues podemos decir que el peor apartado de The Witcher 3 es el jugable, que no está a la altura de los demás de los apartados analizables de un juego, pero hemos de tener en cuenta que todo en este juego luce a niveles espectaculares.

+18

Debemos tener en cuenta que estamos ante un juego para mayores de 18 años, recomendamos no jugarlo con ningún menor delante ya que en cualquier momento podemos encontrarnos con:

-Escenas gore

-Escenas de sexo

Dicho esto, seguro que ya habéis visto por la red algunas escenas subidas de tono. Y repetimos, los menores no deben jugar a este juego y ver escenas de violaciones, abortos, maltrataciones, despellejamientos, ritos satánicos, cabezas amputadas y cosas por el estilo. Se emplearon 16 horas de rodaje para las escenas de sexo. Así que vosotros mismos…. Si bien estas escenas podremos completarlas de varias maneras, como sería: la violencia, la negociación, la traición o el engaño. Cada una de ellas tendrá consecuencias en nuestro mundo. Como hemos dicho antes, las misiones secundarias se cuentan por decenas, pero todas tienen sentido. No veremos a Geralt recogiendo objetos para entregárselos a alguien que no conoce.

The-Witcher-Sex-790x444

El apartado sonoro brilla con luz propia ya que la gran banda sonora con coros y música folk está muy acertada a todo el juego, con melodías cambiantes dependiendo de cada situación en la que nos encontremos. Pro ejemplo, tendremos música relajante en la parte de exploración y música que se irá volviendo más animada durante los combates. Se echa en falta algo más de variedad. El doblaje en inglés es excepcional, y para los jugadores que no entiendan el idioma de Shakespeare podrán leer en su idioma en unos subtítulos diminutos la traducción de todas las conversaciones, si bien cabe recalcar que el doblaje hecho por Alba Calvo y Ramón Mendez ha sido espectacular. No sabemos por qué pero no aparecen en los créditos finales del juego. Pero además las descripciones de los objetos, el glosario de personajes y bestias, o libros gozan de una fuente diminuta que nos hará forzar la vista cada vez que la usemos, y no serán pocas.

Nosotros, a diferencia del resto de la prensa que está a nuestro nivel, hemos podido jugar el titulo con el parche del día uno, que viene a solucionar los problemas que todos dicen haber tenido con la versión para consolas debug. Anti-alising fallidos, bugs, mala calidad en texturas… Lo más negativo que hemos que hemos visto son los tiempos de carga, llegando a ser de más de un minuto al iniciar partida y cuando usamos viaje rápido. Comprendemos que cargar un mundo tan inmenso como el que nos engloba no es tarea fácil, y que no haya más tiempos de carga durante la partida hace que estas primeras cargas se hagan más llevaderas. Lo que si hemos sufrido, es que a pesar de arreglar la caída de frames hemos sufrido un par de congelaciones de esas que hacen temer por la salud de tu consola.

En cuanto a la dificultad del juego remarcamos que si jugamos la aventura en el segundo nivel de dificultat, el que viene marcado por defecto, no nos planteará ningún rato acabar el juego y hacer todas las misiones, lo que no nos quitará 100 horas de juego. Si realmente nos gusta obtener un reto deberemos jugar en el tercer nivel de dificultad, o en el cuarto si somos masocas.

The Witcher 3: Wild Hunt es uno de los juegos más esperados del año, que ha creado una gran expectación motivados en parte por sus innumerables retrasos para mejorar el juego, y quizás por eso le hemos podido encontrar los puntos negativos, si bien como hemos dicho la obra de CD Projekt RED es insuperable si hacemos la suma de todos los aspectos y los añadimos a la solución final. Por su argumento, sus horas de juego, sus gráficos, sus inmensas posibilidades en el vasto mundo abierto, su banda sonora, su gran personalidad, y a pesar de sus controles toscos sobretodo en combates cuerpo a cuerpo y algunos fallos gráficos hemos decidido puntuarlo con un 9.

 

 


Positivo

  • Mundo abierto
  • Gran cantidad de posibilidades
  • Duración extendible
  • Nuestras acciones cambian el mundo
  • Complejo sistema de talentos
  • Narrativa absorbente

Negativo

  • Problemas técnicos
  • Control no demasiado suave
  • Sensación de flotar sobre el escenario
  • Fallos gráficos molestos
9

Increíble

Política de puntuación

Josep Carceller
Subdirector y redactor senior en Areajugones. Aficionado al mundo de los videojuegos desde pequeño y amante de las consolas retro.