Colabora
Análisis Triangle Strategy: las luces y sombras del JRPG táctico (encima táctico)
Fichas
Noticias
ANÁLISIS
Cabecera juego

Análisis Triangle Strategy: las luces y sombras del JRPG táctico (encima táctico)

He pasado decenas de horas a la luz y, al mismo tiempo, a la sombra de un juego que es capaz de irradiar las dos cosas

Publicado:
1
  • Plataformas: Nintendo Switch
  • Fecha de lanzamiento: 04/03/2022
  • Desarrollador: Square Enix
  • Género: Rol táctico
  • Multijugador: No

A veces es curioso como los procesos de la vida se retuercen entre sí para tenerte haciendo malabares durante meses con varias cosas al mismo tiempo. Hace ya unos años que tengo una relación conflictiva con los videojuegos. Al haberlos usado durante años como una vía de escape y haberme encerrado en mi mismo durante tanto tiempo, abandonar esa misma costumbre me llevó al polo opuesto: hipersociabilizar con la gente que me rodeaba, hacer, hacer, hacer, hacer y hacer cosas en la vida real para sumirme en un exigente pozo de hiperproductividad... como si la vida consistiera en cumplir objetivos tangibles de forma obsesiva.

Con todo esto quiero llegar al hecho de que durante los últimos meses he experimentado los videojuegos como un obstáculo, lo cual me hacía jugar ansioso y pensando en el ''tiempo que estaba perdiendo ''. Pero hace poco, llamadlo inspiración divina o que casi me da un parraque de los que casi se me sale el corazón por la boca, me cansé de vivir así. Hace cosa de un mes empecé a adoptar una postura más zen de vida y, como fruto de la casualidad, Triangle Strategy llegó en el momento oportuno.

Triangle Strategy me ha acompañado durante un puñado de semanas en las que he luchado activamente por reconciliarme con la lentitud. El tono del juego en sí ha sido una excelente compañía en esta tarea; me ha dejado saborear cada segundo que pasaba con él sin las prisas de tener que llegar a ningún sitio concreto. Solo con la intención de disfrutar del presente; solo con la intención de que las palabras ''aquí y ahora'' hayan cobrado un mayor significado en mi forma de ver las cosas últimamente.

La luz de Triangle Strategy

Que yo quiera llevar un ritmo de vida más tranquilo no implica que tenga que obligar a los demás a ser la tortuga y no la liebre. Así que, como no quiero liarme aquí con un compendio de engorrosos párrafos de cientos de palabras para describiros cómo se juega al juego, lo mejor que puedo hacer es dejaros con una lista de puntos clave que lo definen a la perfección:

  • Triangle Strategy es un JRPG táctico con unos combates increíbles
  • Cada personaje cuenta con una serie de puntos de acción con los que lanzar habilidades especiales que tendrán distintos efectos tanto en aliados, enemigos como en el campo de batalla
  • Además de esto, tendrán un límite de casillas hasta el que podrán moverse
  • Los personajes conseguirán experiencia al realizar ataques y obtendrán nuevas skills útiles al subir de nivel
  • Por otro lado, existen unas reglas clave dentro del campo de batalla que se aplican a cada combate que hagamos:
    • Los enemigos recibirán sí o sí un golpe crítico si los atacamos desde su espalda ✅
    • Cuando colocamos a un enemigo entre dos de nuestros personajes, recibirán golpes de ambos en un solo movimiento ✅
    • Hay otros factores relevantes para el combate como, por ejemplo, que haremos más daño a los oponentes del escenario desde una posición elevada
switch nd021721 pts scrn 01
Los combates de Triangle Strategy son una auténtica pasada

Pero no todo es cuestión de describir cómo funciona un juego, sino de las sensaciones que transmite a los mandos. Y, precisamente, hay dos de ellas que creo que me será más fácil transmitiros si lo hago hablando directamente con vosotros:

La sombra de Triangle Strategy

Mis intenciones de ir a lo concreto con este análisis se desprenden de una intención de tener empatía absoluta con vosotros, la cual nace desde algo que he sufrido jugando a Triangle Strategy: la sensación de que el juego le da mil vueltas a una trama que ya me han contado muchas otras veces en lugares diferentes.

  • La historia se nos plantea como un conflicto entre tres grandes naciones, pero peca de tratar temas políticos sin llegar a profundizar en ninguno de ellos
  • Los personajes son demasiado estereotípicos: al acabar el juego solo recuerdo el nombre de 2 de ellos y es más fácil de lo que parece encasillarlo según sus roles que según su background narrativo
  • Existen secciones del juego donde abundan los diálogos, por no decir que leer conversaciones entre personajes será lo que más hagamos en Triangle Strategy
  • Esto último no sería un problema si el juego no estuviera plagado de charlas insustanciales que no aportan nada a la historia como tal
  • No os voy a engañar, a partir de cierto punto de la trama he pasado rápido los tramos que no eran combates como tal, y creo no haberme perdido nada demasiado relevante como para entender bien lo que iba pasando en cada momento
  • Aún así, esta cuenta con elementos estimulantes a partir de cierto punto, pero los rodeos que se toma para llegar a ellos se me han hecho un poco pesados
switch nd021721 pts scrn 04
Las secciones en las que tomamos microdecisiones con otros personajes son las más satisfactorias en cuanto a su trama

También hay luz dentro de la propia sombra

Sería injusto machacar la narrativa de Triangle Strategy cuando hay ciertos apartados del juego que intentan acompañarla y que son tan buenos que la eclipsan por completo:

  • El apartado gráfico es una pasada ✅
  • La banda sonora es una locura ✅
  • Además de los combates y de las escenas donde podremos explorar una zona pequeña libremente para conseguir objetos, existe un tercer vértice en el triángulo (jeje) de Triangle Strategy del que me gustaría hablaros más en profundidad:

Conclusión

Triangle Strategy es un juego increíble que podría serlo mucho más si se desprendiese de lo que se supone que un JRPG debe hacer en cuanto a su narrativa: si Square Enix se hubiera animado con giros de guion y personajes menos típicos, no solo estaríamos ante un gran JRPG táctico, sino uno digno de quedarse grabado en la memoria de todo el que lo jugase.

Sin embargo, Triangle Strategy tendrá que conformarse a ser uno de los mejores juegos tapados de 2022. La competencia este año es muy fuerte y, desde ahora, todo esfuerzo que haga por reivindicar un título cuya jugabilidad es exquisita será indispensable. Aunque tenga que abordar a mis colegas con la típica táctica de movimiento en pinza y completarla con una estrategia triangular: ser ultra pesado con su jugabilidad, tratar de no mencionar su trama e insistir en que no me callaré hasta que le den una oportunidad.


TRIANGLE STRATEGY

Analizado en Nintendo Switch

VideoGame
8.5
Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Triangle Strategy es un juego increíble, pero podría ser aún mucho mejor si lograse desprenderse de la necesidad de hilar una trama clásica dentro del género de los JRPG. Sus mecánicas eclipsan por completo todo aquello que nos quiere contar; el cómo se juega es mil veces mejor que el para qué se juega: las sinergias jugables entre dos personajes son más estimulantes que sus diálogos y el ritmo de los combates está mucho mejor medido que el de sus conversaciones.

Jugabilidad

Estilo artístico

Banda sonora

Trama

  • Los sistemas de mejora de los personajes añaden mucha profundidad a su jugabilidad
  • El sistema de combate tácticos por turnos ofrece un ritmo de juego casi perfecto
  • Los gráficos de Triangle Strategy son de aquellos que te vuelan la cabeza
  • La banda sonora del juego es absolutamente cautivadora
  • La trama del juego peca de desarrollarse de forma demasiado lenta
  • Muchos diálogos entre personajes no aportan nada al argumento global
  • Tengo la sensación de haber vivido ya esta historia en muchos otros juegos
Duración: 35-50 horas
Jugadores: 1 jugador
Idiomas: Voces en inglés, textos en castellano

Política de puntuación

Redactado por:

Crecí rodeado de naturaleza y campos de trigo, pero con la cabeza llena de historias sobre dragones y planetas lejanos. Después me hice psicólogo para poder fascinarme con las historias de los demás.