El gran secreto de Marvel que todavía no conoces

El gran secreto de Marvel que todavía no conoces
 

Vaya, lo siento… Has pinchado en el título para llegar hasta aquí y ahora debo decirte que te he engañado… Sí, has caído en la pequeña trampa. Ávido de información sobre uno de tus universos favoritos, te has dejado llevar leyendo el titular y viendo la imagen, con la esperanza de descubrir una nueva e inquietante información acerca de algún poderoso superhéroe, ¿verdad? Pues no, compañero; lo que vas a encontrar aquí es una explicación de por qué has sido taaaaaan predecible y qué sabemos de ti solo por haber llegado hasta aquí.

Verás, esto es así de fácil. Los cabrones de marketing (que así nos conocen muchos) conocemos la importancia de jugar con las palabras para atraer la atención del tipo de usuario al que deseamos impactar con el mensaje promocional. Todos estamos enmarcados en varios perfiles de usuario, tipologías si lo prefieres, definidos por nuestros gustos, aficiones y pasatiempos. Esto crea patrones de conducta y, lo que es más importante, patrones de consumo. Con este tipo de detalles las compañías pueden crear campañas promocionales enfocadas directamente a…ti.

En este caso, tirando de una estadística muy sencilla y abierta me atrevería a decir que eres un varón de entre 18 y 30 años con una capacidad adquisitiva media, aficionado a la ciencia ficción, los videojuegos y el cine. Te gusta mantenerte informado, tienes abiertos al menos dos perfiles en redes sociales y te gustaría tener la capacidad de cambiar alguna de las injusticias del mundo. Por apurar un poco más, me atrevería a decir que tienes el pelo y los ojos oscuros y que mides entre 1,70 y 1,85 cm. Si estás en este grupo, bienvenido. Si no, simplemente compartes aficiones con un grupo de usuarios, así que bienvenido también…o bienvenida, claro 😉

Como ves, solo has hecho clic en un sitio y ya tenemos varios datos sobre ti, así que Amazon podrá bombardearte con nuevos productos cada vez que visites una web, jeje. Te ha pasado, ¿verdad? Visitas una página de zapatillas deportivas y, a partir de ahí, toda la publicidad que ves en pantalla se convierte en zapatillas deportivas. Pues el principio básico es el mismo, así que imagina lo que se puede llegar a saber de una persona solo por sus datos de navegación. No quiero entrar en polémicas sobre privacidad, así que vamos al turrón. ¿Cómo has llegado hasta aquí? Analicemos un poco el titular con el que te he engañado deliberadamente.

Reto personal

¿Cómo? ¿Qué hay un secreto de Marvel que todavía no conoces? ¿Es eso posible? Pues más allá de esa posibilidad está el hecho de que te hayas podido sentir herido en tu orgullo de fan de Marvel. Crees que sabes mucho sobre uno de tus universos favoritos, pero en cuanto te dicen que hay algo que no sabes y te lo lanzan así, a la cara, la cosa se te va de las manos y te conviertes en un ser ávido de información que NECESITA conocer todos los detalles. No es posible que haya un secreto de Marvel que no conozcas y, en tal caso, vas a hacer clic en los links que haga falta hasta averiguarlo.

Grandilocuencia

Hay cuchicheos, comidillas, bulos…pero esto era un GRAN secreto. No un secreto normal de esos que te cuenta tu primo, no. Hablamos de una posibilidad de conocimiento que ha creado una imagen en tu cabeza, haciéndote pensar en las mil ideas que te gustaría haber encontrado detrás del titular. Muchas veces jugamos con eso. Vale que esté mal, pero al crear una expectativa en el usuario consigues una mayor reacción siempre que consigas mantenerla. Está claro que ya no vas a creerte ni mi nombre, pero…estás aquí, ¿no?

Secretismo

Como sabes, todo lo que gira en torno a una gran producción (sea en el ámbito que sea) tiende a encubrirse bajo el mayor velo de secretismo posible. Esto da la posibilidad a los estudios de ir desvelando la información a su antojo y de crear la tan ansiada expectación en los seguidores. Ya sea el secreto mejor guardado de la Corona Británica o del decano de tu universidad, todo lo que conlleva un mínimo de secretismo genera una necesidad imperiosa de ser desvelado. Somos así, curiosos por naturaleza; ni podemos ni queremos evitarlo. De ahí que siempre que tengamos la posibilidad de conocer y desvelar un secreto, sencillamente vamos a hacerlo. Es una de esas palabras mágicas que se utilizan tanto a nivel promocional, como “gratis” o “nuevo”, así que ojo la próxima vez que veas en un titular algo como “un nuevo secreto gratis”… 🙂

Amarillismo

Seamos realistas. ¿Habrías pinchado en el título si fuera algo como “te voy a contar por qué somos así de tontos”? Pues claro que no. Te gustan los titulares grandilocuentes, impactantes y amarillistas. Es de agradecer que Areajugones no sea uno de esos medios que se ha dejado llevar por el sensacionalismo, ya que no hay más que visitar otras páginas “informativas” para ver una retahíla de titulares prefabricados que solo buscan un clic, sin más pretensión que convertir al usuario en una máquina para obtener estadísticas.

En este sentido, si se hace es porque funciona. A mí también me llaman la atención los grandes titulares aunque después la noticia sea un enjambre de palabras sin sentido y carente de información real. Una vez más, somos así. “El gran secreto de Kojima” y al pinchar ves una imagen del amigo Hideo comiéndose un Donut. Piénsalo un poco, ¿vale?

Imagen de marca

Como no podría ser de otro modo, meter una gran marca de un titular siempre genera muchas visitas. Ya sea por los seguidores de la marca o por los detractores de la misma, ya que nos gusta estar informados de lo que hace nuestra compañía favorita o de lo que logra la competencia. Generalmente, pincharás en cualquier noticia que tenga algo que ver con Marvel, como es el caso. A mí también me pasa y más aún si aparece una imagen de Iron Man, jeje. Sencillamente, no puedo evitarlo. Hay marcas que han logrado construir tal “estructura” icónica en torno a ellas y sus personajes que sé que no me van a defraudar. Ojo, me refiero a la información oficial lanzada por la marca y no por los usuarios que, como yo, la he utilizado para mi propio beneficio…

Trabajar bien una imagen de marca es vital en el mundo en que vivimos y las compañías lo saben. Todos somos marcas y debemos trabajar nuestra propia imagen, aunque no te lo hayas planteado así… ¿Acaso es más importante la imagen de Iron Man en redes sociales que la tuya? ¿A tus amigos les importa más su imagen que la tuya? La única diferencia es que una de esas dos imágenes tiene más seguidores, pero a la otra la siguen personas más importantes…

Temporalidad

Si te fijas, en el titular te digo que “todavía” no conoces el secreto. Claro, nos ha jodido… “Todavía” quiere decir hasta que hagas clic, así que es una invitación clara a que pinches en el enlace y accedas a la información. Por otro lado, podemos ir más allá y pensar que, al tratarse de una información envuelta en ese halo de misterio que solo los grandes secretos tienen, es solo cuestión de tiempo que salga a la luz y lo mejor será que conozcas todos los detalles antes que nadie. Así que, además de invitarte a que hagas clic, también te meto prisa. No se trata de que dejes la página para ver la información en otro momento, si no que establecemos una caducidad para la misma; una temporalidad que no puedes controlar y que hace que la información, además de efímera, se convierta en algo más relevante al mismo tiempo que apoya el reto que te hemos lanzado. Si “todavía” no conoces los detalles del gran secreto de Marvel, ¿a qué esperas para conocerlos?

Y podríamos estar horas hablando acerca de cada uno de los elementos que nos hacen predecibles, aunque confío en que esta pequeña muestras te haya servido para abrir un poco los ojos… Yo también soy un gran fan de Marvel y de todo su universo y habría caído en la trampa por si te sirve de algo. Como te decía antes, somos así y no podemos evitarlo. Por otro lado, ¿quién querría evitar conocer ese gran secreto? 😉

Acabamos de empezar el año y has descubierto que podemos saber mucho sobre ti solo por un clic, así que ahora te lanzo un guante para ver si te animas a recogerlo. Solo por este texto, ¿te atreverías a decir qué sabes sobre mí?


Contenido relacionado