¿Dónde deja Dragon Ball Super a Dragon Ball GT?

Dragon Ball Super

¿Dónde deja Dragon Ball Super a Dragon Ball GT?

Demasiadas incongruencias entre una saga y otra

¿Dónde deja Dragon Ball Super a Dragon Ball GT?
 
 

Cuando “Dragon Ball Super” fue anunciada, era obvio que había un algo que no terminaba de encajar después de muchos años, y ese algo era “Dragon Ball GT”. El anuncio de la nueva saga de “Dragon Ball” representó increíbles noticias para todos sus fieles seguidores, sin embargo, esto provocaba muchas dudas en torno al lugar en el que quedaría “Dragon Ball GT”. A pesar de que en su momento se afirmó que dicha saga seguiría formando parte de la cronología lógica de “Dragon Ball” aunque apenas se contara con la presencia de Akira Toriyama en su desarrollo (puso nombre a la saga y diseñó algunos personajes), algunos de los hechos acontecidos en “Dragon Ball Super” nos hacen pensar todo lo contrario.

A continuación repasaremos unos cuantos aspectos que ponen en duda el valor de “Dragon Ball GT” tras todo lo ocurrido hasta la fecha en el más novedoso período de la obra de Toriyama:

¿Supersayajin Azul o… Supersayajin 4?

La mayor duda que debería venirnos a la cabeza al pensar en “Dragon Ball Super” y “Dragon Ball GT” está estrechamente relacionada con las transformaciones de poder. En “Dragon Ball Super”, Goku y Vegeta han alcanzado un poder perceptible únicamente por los dioses; entonces, ¿qué necesidad tendrían ambos Supersayajin de alcanzar el cuarto nivel de su raza, cuando ya han alcanzado un poder al que sólo pueden llegar los dioses? Posiblemente, si hubieran contado con este poder en la saga “Dragon Ball GT”, muchos de los enfrentamientos no habrían sido tan complejos como se mostraron.

Es por ello que, forzosamente, debemos encontrarnos aquí con una clara incongruencia. Al ser “Dragon Ball GT” teóricamente posterior a “Dragon Ball Super”, los poderes desarrollados en dicha saga deberían estar disponibles para ambos Supersayajin, sin embargo, no se realiza ni una sola mención a ellos, obviamente, porque en ese futuro ‘paralelo’ de “Dragon Ball GT” dicho nivel no ha sido alcanzado por ninguno de los dos. Si “Dragon Ball GT” se tratara de un futuro alternativo, una especie de largo spin-off de la saga, esto sería totalmente comprensible, pero teniendo en cuenta que se supone que ambas historias se encuentran dentro de la cronología lógica de la aventura, da lugar a un importante vacío en el desarrollo de los eventos. A pesar de ello, Tadayoshi Yamamuro, encargado del diseño de múltiples personajes en “Dragon Ball Z” y “Dragon Ball GT”, además de la dirección de “Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer”, confirmó en una entrevista que, cronológicamente, el Supersayajin 4 sería posterior al Supersayajin Azul, aunque se haga algo difícil de creer a día de hoy.

Freezer Dorado

Este caso es muy parecido al anterior, pero no por ello debemos pasarlo por alto. En los comienzos de “Dragon Ball Super”, Freezer sufrió una especie de revelación en la que, por primera vez, se dispuso a entrenar para ver hasta dónde podía llevarle el increíble potencial que atesoraba como guerrero. A pesar de que finalmente los resultados no fueran favorables, fue sin duda un momento tremendamente importante para el personaje, en el que alcanzó un nuevo nivel, tanto de poder como de reconocimiento propio.

De nuevo, si damos unos cuantos saltos en el futuro hasta llegar a “Dragon Ball GT”, saga en la que recordemos aparece nuevamente Freezer junto a gran cantidad de otros grandes antiguos villanos, no hay ni rastro del poder que consiguió despertar en “Dragon Ball Super”. ¿Uno de los guerreros más ambiciosos y con mayor obsesión por Son Goku que hemos conocido, y no piensa en utilizar su máxima forma de poder para alcanzar sus objetivos? Una vez más, la relación entre la evolución de los personajes y el poder de los mismos encuentra un vacío en la trama difícil de comprender.

Nula presencia de personajes de “Dragon Ball Super” en “Dragon Ball GT”

A pesar de que las múltiples historias de “Dragon Ball” pueden presentar ciertas incongruencias entre saga y saga, si algo siempre se ha mantenido es que con la introducción de nuevos personajes, algunos de estos se mantendrían en futuros episodios. Así ocurrió con muchos de los primeros personajes que se nos presentaron en “Dragon Ball”, como Bulma, Yamcha o Krilin. De la misma forma, Vegeta, Freezer, Célula, Raditz… muchos de ellos siguen apareciendo, con mayor o menor frecuencia, hasta incluso llegando a “Dragon Ball GT“. Sin embargo, en esta última no encontramos ni uno solo de los nuevos personajes mostrados en “Dragon Ball Super”.

Si debiéramos pensar en el personaje cuya ausencia se antojaría como la más incomprensible, esa sin lugar a dudas sería la de Bills, Dios de la Destrucción. Sí, es cierto que Whis es quien prácticamente se encarga de todo el entrenamiento tanto de Vegeta como de Son Goku, sin embargo, es Bills el que realmente causa el deseo de mejorar de Goku, un dios cuyo poder es temido por todos en el universo. El deseo de Goku de poder alcanzar un nuevo nivel, y por ende rivalizar con Bills, es lo que lleva a Vegeta a seguir un camino similar. Es por ello que es bastante incomprensible que un personaje, cuya relevancia ha sido muy alta durante prácticamente toda la saga de “Dragon Ball Super”, no cuente con el mínimo espacio en “Dragon Ball GT”. 

Aunque la ausencia absoluta de Bills es ya de por sí bastante destacable, tal y como hemos podido ver durante toda la historia de “Dragon Ball”, son múltiples los personajes que son constantemente rescatados de conflictos y eventos pasados para hacer acto de presencia en una nueva aventura. Así pues, junto a la figura de Bills, posiblemente podríamos destacar también la del Rey del Todo (al cual Goku se refiere como ‘Zen-Chan’ en la versión original, mostrando su habitual desparpajo), así como la de Hit. El primero de los dos, a pesar de lo temible de su figura, se convierte en un muy buen amigo de Goku, mientras que en el segundo encuentra un nuevo rival digno de su altura. Siempre que Goku ha encontrado un enemigo que le ha hecho ir más allá de sus capacidades, éste ha terminado cobrando de una inevitable relevancia en el presente, así como en el futuro. El hecho de verse obligado a utilizar el Supersayajin Azul Kaio-Ken con Hit, una técnica desarrollada para enfrentarse Bills, no hace más que poner de manifiesto la relevancia de un personaje que en “Dragon Ball GT” termina por ser completamente inexistente.

¿Dragon Ball GT como Spin-off?

Que “Dragon Ball GT” quedara oficialmente apartado de la cronología de “Dragon Ball” es algo que muchos celebrarían sin lugar a dudas, ya que fue la obra que, con diferencia, tuvo la peor recepción de todas. Es realmente difícil seguir pensando en la saga “Dragon Ball GT” como algo que ciertamente ocurrió, ya que a día de hoy no parece más que una historia alternativa que, a pesar de la mencionada mala recepción, también tuvo sus puntos positivos. Sin embargo, es complicado ver “Dragon Ball Super” como una sustitución de la misma, puesto que existen bastantes años de diferencia entre una línea temporal y otra. ¿Deberíamos entonces pensar en la posibilidad de otra saga más que ocupara la línea temporal de “Dragon Ball GT”, pero siguiendo de una forma lógica lo ocurrido durante “Dragon Ball Super”? Por el momento, seguiremos disfrutando de “Dragon Ball Super”, puesto que cada vez queda menos para llegar al punto más álgido de esta historia.


Contenido relacionado
80 guerreros y un sólo ganador en el clímax de Dragon Ball Super Todos los luchadores ya se encuentran sobre el ring para dar comienzo a la famosa competición
Freezer desata su nuevo y malvado poder en Dragon Ball Super El Emperador del Mal ha superado sus límites y ahora es una fuerza oscura difícil de controlar
Reclaman a Dragon Ball Super por las osbscenidades de Muten Roshi Una organización japonesa formaliza una queja oficial para proteger a la audiencia infantil
 
X