Detroit: Become Human

Detroit: Become Human

PlayStation 4
9.5

Increíble

David Cage niega el contenido político en Detroit: Become Human

Sólo busca contar su historia

Detroit: Become Human
 
 

Durante la pasada conferencia de Sony de este E3 pudimos ver, entre otros grandes títulos, nuevas imágenes de Detroit: Become Human, la última obra de Quantic Dream que sigue ganando seguidores sin parar. Durante el gameplay que se mostró, fue posible confirmar la temática principal alrededor de la cual se desarrollaría la trama del videojuego, una historia en la que los androides, controlados por la sociedad humana, buscan ganarse su propia libertad y autosuficiencia. Esto llevó a muchos debates en las redes acerca de posibles referencias con temas de actualidad como la esclavitud o el racismo, unos tópicos a los que David Cage, el director del título, niega hacer referencia.

Quantic Dream ilumina el E3 con Detroit: Become Human

La historia que estoy contando es realmente sobre androides, están descubriendo sus emociones y quieren ser libres. Si la gente quiere ver paralelismos con esto o aquello, por mí no hay problema. Pero mi historia trata sobre unos androides que quieren ser libres. Personalmente, creo que las máquinas acabarán ganando conciencia, ¿y cómo vamos a enfrentarnos a una raza que es más inteligente que nosotros? ¿Qué haremos cuando quieran ser libres?”.

La cuestión tratada por el señor Cage no es novedad alguna, puesto que es algo que se ha podido ver ya en decenas de obras de ciencia ficción. Aunque de lo que sí nos sirven sus declaraciones, es para entender que tras Detroit: Become Human no existe un simple deseo de crear una historia con androides como el punto central de la acción, sino todo lo que podría originarse alrededor la hipotética situación que se presenta, qué es realmente lo que podríamos hacer en una situación tan extrema como a la que se llega en su título. Como ya se sabe, si por algo destacará este nuevo lanzamiento es por su profundidad argumental, la cual girará en torno a la gran cantidad de posibles escenarios que se generen en base a los resultados de la rebelión de los androides.

“Lo que he intentado con este juego es no crear una relación binaria, no quiero algo que sea blanco o negro, bueno o malo. A veces hacer algo malo puede acabar convirtiéndose en algo bueno y viceversa. Normalmente existe más de un solo componente [en las situaciones que presenta el juego]. Están los humanos, los androides, el público, la prensa. Tu propia gente, ¿qué pensarán acerca de lo que estás haciendo dependiendo de cómo lo hagas, lo que les digas acerca de ello, qué les dices a los humanos? La situación no es binaria. De hecho hay muchas dimensiones diferentes“.

A pesar de que David Cage ha asegurado que no pretende inculcar ningún tipo de mensaje con contenido político a los usuarios, sí que afirma querer plantear preguntas que tengan un verdadero significado. Su principal objetivo es el de ver cómo la gente reaccionará ante las situaciones que presente en Detroit: Become Human, unas reacciones que teniendo en cuenta los escenarios en los que se desarrollará la obra de Quantic Dream, bien podrían ser representativas de cómo muchos jugadores ven y entienden la realidad del mundo.





Contenido relacionado