Snoke tenía más de un aprendiz en Star Wars: Los Últimos Jedi

Star Wars – Episodio VIII: Los Últimos Jedi

Snoke tenía más de un aprendiz en Star Wars: Los Últimos Jedi

La revelación abre un mundo de posibilidades para el Episodio IX

Snoke tenía más de un aprendiz en Star Wars: Los Últimos Jedi
 
 

Con Palpatine muerto se acabó la rabia, o eso parecía al final de “El Retorno del Jedi”. El inicio de la nueva trilogía de Star Wars no solo recuperó la ilusión de millones de fans por el nuevo canon que ahora se abría ante ellos, sino que también decidió rescatar viejas fórmulas argumentales y esquemas de personajes. A nadie se le escapa el enorme parecido entre Kylo Ren y Darth Vader, cuyo personaje ni siquiera trata de esconder portando una máscara en honor a su abuelo. Lo mismo ocurre con el que más teorías ha generado desde su primera aparición y sigue generando a día de hoy incluso tras el estreno de “Star Wars: Los Últimos Jedi”. Snoke protagoniza el mayor giro argumental de la película, pero se deja muchas cosas fuera que han comenzado a revelarse ahora y que podrían cambiar la imagen que se tenía de él.

AVISO SPOILER

La rutina maestro alumno se hace más fuerte que nunca a lo largo de la película de Johnson con el binomio que forman la trama entre Rey y Luke por un lado, y la de Kylo y Snoke por otro. Ambas terminan confluyendo en la escena más espectacular de todo el episodio y probablemente de toda la saga. De manera sorprendente Kylo termina asesinando a su maestro con el sable laser de Rey y acaba así con su aprendizaje, poniendo fin a la presencia del misterioso personaje en la película. Sin embargo el hijo de Han Solo podría no ser el primero que ha terminado renegando de Snoke y sus particulares enseñanzas en torno a la Fuerza.

Tal y como se sospechaba, la sombra del Líder Supremo no ha terminado con su muerte. Serkis ya aseguró en el pasado que su personaje no era un Sith, y que por tanto podía romper muchas de las normas establecidas que limitan a estos usuarios del Lado Oscuro. Así lo parece confirmar ahora /Film con un artículo contenido en la Star Wars Insider Magazine dedicado a Snoke donde se asegura que Kylo Ren no era su único aprendiz.

Sensible a la Fuerza, sincronizado con el Lado Oscuro, pero no Sith, Snoke ha entrenado a Snoke y al menos a un aprendiz más“.

Aunque la revista podría estar publicada antes del estreno de “Star Wars: Los Últimos Jedi”, confirmaciones posteriores con un usuario en Reddit, y la firma del libro por el propio Pablo Hidalgo aseguran la fiabilidad de la información. No obstante esto podría haber sido reescrito por Johnson a la hora de confeccionar el guion de la película, pero el detalle sigue siendo canon oficial de la nueva trilogía.

¿Qué puede significar esto para el Episodio IX?

Tras la muerte de Snoke, Kylo se erigía como el líder de la Primera Orden, rompiendo así con las previsiones de todos los fans, y acaparando toda la atención para la próxima película. Kylo, sin embargo, no puede ser considerado como un Sith ya que su maestro no lo era, y él mismo se encarga en dejarlo claro al proponerle a Rey que destruya el pasado, a los Jedi, a Luke e incluso a los propios Sith. Las ambiciones del personaje van mucho más allá de todo lo conocido, y en su interior alberga el tan ansiado y nombrado Equilibrio de la Fuerza gracias a su viraje entre los dos Lados. No obstante sus planes de destrucción y dominación podrían verse frustrados por un tercero o tercera.

La existencia de otro aprendiz de Snoke podría poner en peligro la hegemonía de Snoke. Se desconoce por completo si este usuario del Lado Oscuro terminó renegando también de su maestro al igual que Kylo, o si por el contrario estaba en algún rincón de la galaxia esperando órdenes. Lo cierto es que ante la noticia de la muerte del Líder Supremo, es probable que o bien quiera venganza, o bien quiera parte del nuevo poder que ha adquirido Kylo. El hecho de que Snoke no sea un Sith inhabilita la Regla de Dos, y ofrece ahora a J.J. Abrams un campo totalmente desconocido sobre el que trabajar.





Contenido relacionado