Activision Blizzard prepara el despido de cientos de empleados

La compañía no crece y las pequeñas pérdidas se acumulan

 

Activision Blizzard no ha tenido sus mejores meses profesionales en la época más reciente. Después de la salida de múltiples miembros clave de la compañía, sobre los cuales tuvo que buscarse sustitutos, la empresa vio una caída de casi el 10% de su valor en bolsa a raíz de la ruptura en las relaciones con Bungie, además de una caída del 2.5% tan reciente como este mismo viernes. Poco a poco, todo parece haberse ido acumulando en una aura de negatividad, y las últimas noticias que llegan sobre Activision Blizzard indican que en los próximos días -específicamente a partir del martes- se producirán despidos que podrían sumar hasta cientos de desempleados.

El medio Bloomberg, encargado de afrontar esta exclusiva mediante una fuente anónima, señala que el objetivo de los despidos iría enfocado a un proceso de reestructuración por el cual se centralizarían las funciones con el objetivo de incrementar los beneficios. Aparentemente, la falta de crecimiento en títulos como Overwatch o Hearthstone, que incluso llegaron a sumar pérdidas de usuarios por etapas, se unió al hecho de que Destiny 2: Renegados no logró cumplir con las expectativas de ventas. Si todo se mueve según lo pronosticado, los analistas esperan que las ventas de Activision caigan en alrededor de un 2% durante este año, lo que los dejaría con una cifra de 7.28 miles de millones de dólares. Hay que destacar, no obstante, que lo que apunta a tener un mayor impacto en la economía de Activision Blizzard es la salida de Destiny de su propiedad, pues pese a no cumplir los objetivos establecidos, se prevé que los ingresos de la compañía se reduzcan en unos 400 millones de dólares anuales.

Ahora mismo, parece un tanto irónico que hace tan solo unos días Metacritic coronara a Activision Blizzard como la editora de mayor éxito -en cuanto a editoras de tamaño medio- de entre las que tomaran acción durante el pasado 2018. Es obvio que la compañía sigue teniendo productos de gran interés en el mercado y que aún genera cuantiosos ingresos, pero si no encuentra la fórmula para reponerse de la situación actual podría verse más temprano que tarde en serios problemas.


Contenido relacionado