Los jugadores consideran “importante” trabajar por la inclusión y diversidad en videojuegos, según un estudio

Así lo evidencian los resultados

the last of us part II
 

Desde hace unos años son muchas las voces dentro de la industria del videojuego preocupadas por abogar por la inclusión, la diversidad y la representación de todo tipo de etnias, sexos e identidades dentro de las obras. Y parece que esta importante preocupación no se ha quedado solo en desarrolladores sino que, poco a poco y con mucho esfuerzo, va calando entre los jugadores, tal y como muestra un reciente estudio realizado por Jehnny Shi, responsable de comunidad dentro de EA.

Tal y como recogen desde el portal Gamasutra, Shi ha realizado una encuesta, detallando de forma exhaustiva el método realizado y el tratamiento de datos en una publicación de Medium, a más de 2.500 jugadoras y jugadores estadounidenses de entre 13 y 52 años en el mes de mayo del pasado 2018. De entre las personas encuestados, todos los datos tomados provienen de quienes afirman tener consola o PC, disfrutar de videojuegos en estas plataformas y ser los responsables de decidir si comprar o no un videojuego.

De acuerdo a las respuestas obtenidas por este grupo de jugadoras y jugadores, el tema de la inclusión y la diversidad resulta importante para una gran mayoría, dejando entrever que las polémicas que estos temas pueden llegar a suscitar en las redes proceden de una minoría. También destaca que, si bien muchos creen que la representación de minorías está mejorando en la industria del videojuego, se necesita buscar que esta sea “auténtica“.

Tal y como se aprecia en las imágenes extraídas del estudio, es un 56 % de personas las que opinan que es “importante” buscar la representación y diversidad en los videojuegos, mientras que una minoría, solo un 13 %, opina que este tema “no es importante“; y el 31 % restante se quedan con una respuesta neutral. En lo que respecta a la decisión a la hora de comprar un videojuego, un 45 % de personas han respondido que están “más predispuestas a jugar” un videojuego si los desarrolladores incluyen herramientas y contenido inclusivo, mientras que un 7 % están “menos predispuestos a jugar“. De nuevo, el 48 % restante ofrece una respuesta neutral.

Estos resultados deberían validar y animar a los desarrolladores a incluir contenido inclusivo en sus juegos, explica Shi. “Esto podría ser en forma de opciones de personalización que permitan representar todos los géneros, etnias e identidades, narrativa desde diferentes puntos de vista, o ajustes de control más personalizables para ajustarse a los usuarios con necesidades especiales“.

Otro detalle a destacar es el hecho de que la mayoría de jugadores se encuentran realmente concienciados acerca de los problemas de toxicidad dentro de las comunidades de las obras que millones de personas disfrutan día a día. Respecto al futuro de la industria, el problema de la toxicidad ocupa el segundo lugar en la lista de preocupaciones de las personas encuestadas, tan solo por detrás de la calidad de las obras con un 6 % de diferencia. Además, una de las tres principales causas para no disfrutar de videojuegos es una “comunidad de jugadores poco amistosa, por encima de detalles como los controles o el interés por la historia del título en cuestión.