Análisis BAJA: Edge of Control HD

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Casi han pasado diez años desde el lanzamiento de BAJA: Edge of Control en la pasada generación. Los usuarios de PlayStation 3 y Xbox 360 pudieron disfrutar de las carreras más frenéticas y divertidas donde, poner a prueba nuestras habilidades al volante será la base principal para dominar los circuitos más desafiantes alrededor de más de cien trazados de todo tipo. En esta ocasión, el título de 2XL Games vuelve remasterizado de la mano de THQ Nordic para ofrecer una experiencia mejorada a los usuarios de PlayStation 4, Xbox One y PC.

La diversión puesta a prueba

La propuesta de BAJA: Edge of Control es de lo más interesante pues dejaremos de lado el asfalto para adentrarnos en las carreras más alocadas de la californiana Baja en México. La conducción off-road será la protagonista en cada uno de los trazados donde los pilotos harán lo imposible para ganar cada una de las interesantes competiciones que se proponen a lo largo de las tres modalidades de juego que nos depara el título; Carrera, Baja Profesiones y Multijugador.

Si lo nuestro es tan solo pasar el rato para hacernos con el manejo de los vehículos y los tiempos de cada carrera, así como conocer de primera mano los trazados y curvas de cada pista el modo ‘Carrera’ es el más adecuado para dar nuestros primeros pasos en la frenética conducción. Si, por el contrario, deseamos llegar a convertirnos en todos unos expertos en la materia nada mejor que comenzar con el modo ‘Baja Profesional’ donde cada nueva competición será todo un reto y las posibilidades del título aumentan sobremanera. Por último, si nuestro objetivo es demostrar nuestras habilidades a todo el mundo podremos hacerlo gracias al modo Multijugador’ donde podremos elegir entre competir en línea o disputar carreras contra amigos en el modo pantalla dividida con hasta cuatro jugadores simultáneos.

Centrándonos un poco más en el modo ‘Baja Profesional’, nos encontramos ante la opción más completa del juego donde podremos unirnos a las diferentes competiciones divididas en ocho modalidades diferentes; Baja Bug, Unlimited VW, 4×4 Class, Open Wheel, Mini Truck, Fullsize Truck, Class 1 Unlimited y Trophy Truck. Cada una de ellas divididas en diferentes ligas con hasta cincuenta y ocho competiciones diferentes. Cada una de las modalidades deberán ir desbloqueándose conforme avancemos en nuestra carrera profesional, para ello será indispensable ir ganando competiciones las cuales nos darán créditos para poder comprar los vehículos adaptados a cada competición. Además, tendremos la opción de mejorar nuestras adquisiciones no solo a nivel de estilismo, sino que también podremos mejorar los coches adquiriendo e instalando nuevas piezas en el garaje.

Otra forma de ganar créditos será aceptando los distintos slogans que nos propondrán las diferentes marcas que se vayan fijando en nuestros progresos, dichas marcas también nos ofrecerán la posibilidad de participar en eventos propios de la marca para ganar nuevos créditos y adquirir más vehículos. En este sentido cada vez que ganemos una liga se desbloquearan nuevos coches que pasaran a estar disponibles en el garaje bajo el mencionado sistema de compras.

Una jugabilidad bien adaptada, aunque no perfecta

Hacerse con el manejo del juego es bastante rápido desde las primeras carreras gracias al sencillo tutorial que nos propone el juego. La aceleración y respuesta de los vehículos es buena, aunque, dependiendo de cómo los tratemos en cada trazado, acabaran con su vida útil más pronto que tarde. Los caminos están pensados para destrozar los coches de forma literal y acabar con los vehículos al completo será todo un reto. Los coches volaran por los aires a toda velocidad y la IA tampoco nos lo pondrá fácil dependiendo del nivel de dificultad escogido. Nuestros contrincantes no dudaran en hacernos la vida imposible y en más de una ocasión acabaremos fuera del trazado o estampados contra algún elemento del entorno.

Este último aspecto es algo que preocupa bastante en la jugabilidad pues en muchas ocasiones algunas texturas podremos atravesarlas sin más y otras sencillamente serán, literalmente, un muro infranqueable. De igual forma, la máquina nos castigará si intentamos atajar algo que en ocasiones ocurrirá, aunque no lo hagamos, y puede llegar a frustrarnos sobremanera perdiendo la ventaja adquirida respecto a nuestros perseguidores. Así mismo los coches se desgastarán, sobre todo las ruedas y la gasolina, demasiado pronto obligándonos a parar en boxes perdiendo el frenetismo de la carrera por completo.

Una remasterización sin muchas pretensiones

La calidad gráfica que nos depara esta versión HD no dista mucho de la apreciada en la versión original algo que no raya a la altura de lo esperado. Los entornos siguen estando demasiado ‘vacíos’ y los elementos a nuestro alrededor brillan por su ausencia. La física de los vehículos es muy mejorable y los trazados, pese a ser variados, llegan a hacerse demasiado repetitivos y poco vistosos. Aunque el título llega a la resolución de 4K en PlayStation 4 Pro y PC y se han mejorado las texturas y la tasa de fotogramas por segundo, esto le pasa factura pues no hace más que dejar en evidencia el paso del tiempo de un juego que se quedó anclado en la pasada generación.

De igual forma, se han mejorado las carreras con mejoras en el renderizado de las sombras, la iluminación y los efectos de polvo al deslizarnos por cada trazado, aunque, se echan en falta las inclemencias del tiempo que sin duda dotarían al título de un mayor realismo que el propuesto en la idea original. El título trata de ser inmersivo, pero lejos de ello se vuelve aburrido y repetitivo ante una fórmula de juego demasiado vista hasta la fecha. El apartado sonoro sigue luciendo correcto, la banda sonora que nos acompaña durante cada carrera ayuda a meternos en las carreras, aunque por el contrario llega a hacerse demasiado repetitiva y poco variada. Por el contrario, los vehículos sin han estado adaptados y podremos diferenciarlos con cada rígido del motor, exactamente igual que la versión original.

Aunque el titulo no deja de ser divertido en muchos aspectos con un multijugador online de hasta 16 jugadores, pantalla partida de 4 jugadores en multijugador local, más de 160 vehículos, más de 100 trazados, 9 mundos abiertos y 1600km de paisajes por descubrir.

Conclusión

BAJA: Edge of Control HD es un título que divierte por momentos donde lo más destacado es el multijugador, no el online que se encontraba completamente vacío durante este análisis sino en el multijugador local donde podremos competir con hasta cuatro amigos a pantalla partida. El título innova con una experiencia diferente a lo que nos tienen acostumbrados los títulos de alta velocidad sobre las cuatro ruedas, pero, esta adaptación en alta definición no está a la altura de la generación en la que nos encontramos.


Positivo

  • Una alternativa diferente en el género de las cuatro ruedas
  • Una jugabilidad asequible para todos
  • Cooperativo local con hasta cuatro jugadores
  • Gran variedad de coches y trazados

Negativo

  • Los gráficos resultan demasiado simples
  • Los escenarios están demasiado vacíos
  • Una remasterización algo pobre para la presente generación
  • Comportamiento de la IA mejorable en ciertos momentos
6

Jugable

Política de puntuación

Alfonso Cánovas
Ingeniero de Telecomunicaciones. Cojo otro juego, lo tiro por el retrete... Y ya son tropecientos juegos los que el retrete se ha tragado. ¯\_(ツ)_/¯