Análisis Genesis Alpha One

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Nos encontramos ante otra vuelta de tuerca al siempre inhóspito género de la investigación espacial y el desarrollo interplanetario. Muchos han sido los títulos que han pasado por el mercado con una idea similar a la que nos encontramos, pero Genesis Alpha One quiere llegar más lejos aun con una propuesta, a priori, bastante interesante mezclando diversos géneros para plasmar una idea diferente a lo que estamos acostumbrados.

Team17 nos hace llegar el trabajo de Radiation Blue un estudio independiente alemán que ha trabajado duro en este concepto de roguelike, mecánicas de construcción e investigación que sin duda no dejará indiferente nadie. Os invitamos a descubrir todo lo que nos espera en nuestro análisis de Genesis Alpha One.

El Genesis es nuestra última esperanza

Nuestra misión principal es comandar la nave Génesis y salvaguardar el incierto futuro de la humanidad encontrando un planeta adecuado para colonizar y poder vivir. Cómo decimos para ello contamos con la nave Genesis con la que podremos viajas en busca de un buen planeta escanear sus recursos con los que mejorar nuestra nave, recolectar materiales con los que poder crear clones de tripulación para crear operarios capaces de vivir en entornos alienígenas. A priori, ¿parece interesante no?

Tras pasar años invirtiendo en recursos para llegar al espacio la humanidad se ve obligada a abandonar la Tierra, un planeta que poco a poco han ido destruyendo los propios seres humanos. De tal forma, los investigadores logran un medio de llegar a otros planetas descubriendo la galaxia Alpha One. Una galaxia llena de muchos soles y bellos planteas, así como formas de vida totalmente desconocidas. El proyecto Genesis está compuesto por diversas corporaciones, cada una con sus propios recursos para lograr alcanzar el deseado nuevo planeta habitable.

Un sistema de creación primordial para sobrevivir

La creación será el elemento fundamental en Genesis Alpha One y, lo primero que nos encontraremos nada más comenzar la aventura. Crearemos distintos módulos para crear un emplazamiento habitable, el tutorial nos instará a crear un invernadero para crear un ecosistema, así como un rayo tractor para obtener recursos como basura espacial. Las mecánicas de construcción son bastante sencillas y podremos desde cambiar el nombre de la nave hasta ir ampliando la misma en grandes instancias.

A estas alturas ya nos debe haber quedado claro que nos encontramos ante un título de supervivencia en el cual podremos construir nuestras bases y podremos realizar todo tipo de exploraciones. Las opciones son múltiples y como tal, podremos explorar diversos planetas con la mencionada misión de encontrar recursos y un entorno habitable, pero…y al más puro estilo Halo cada en cada planeta podremos encontrarnos diversa cantidad de enemigos que no podrán las cosas nada fáciles.

Por otro lado, la creación de clones en nuestra base será primordial pues deberemos crear todos los que podamos para que se realice de forma adecuada la gestión de nuestra base. Pero, siempre teniendo en cuenta que para crear clones deberemos contar con una buena cantidad de biomasa, el material necesario para nuestro objetivo. Dicho material lo conseguiremos derrotando a las extrañas criaturas que nos encontraremos en los distintitos mundos.

Explorar como método de supervivencia

La curva de aprendizaje que nos propone Genesis Alpha One resulta bastante interesante y, al igual que ocurre en otros títulos semejantes como No Man´s Sky llegará a mantenernos enganchados bastante tiempo. Aquí es donde realmente destaca la obra de Radiation Blue en una mezcla de géneros bastante acertada donde la gestión de recursos aunada con la exploración y la supervivencia mezclando la primera persona al más puro estilo Halo y Doom hacen que la simbiosis funcione.

Por otro lado, cabe destacar la presencia de los artilugios legendarios o ancestrales con los que podremos evolucionar los ecosistemas. Para ello deberemos recolectar diversos planos que conseguiremos explorando. Los desarrolladores han dejado claro que el título genera el universo de forma totalmente aleatoria por lo que cada partida puede resultar distinta de una vez a otra. De igual modo, deberemos tener mucho cuidado con la gestión de recursos de nuestra nave pues, si no prestamos una correcta atención podría contaminarse con catastróficas consecuencias.

Así mismo, nuestra nave puede ser tan grande como deseemos, es decir, tendremos todo tipo de elementos para hacer crecer nueva nave con los recursos que consideremos necesarios. La gestión resulta sencilla y ver la originalidad y creatividad de los jugadores con naves de incluso diversas plantas de altura puede resultar muy muy interesante.

Un mundo sencillamente correcto y bien definido

Los entresijos que nos encontraremos en Genesis Alpha One lucen de una forma muy correcta con un apartado gráfico que no decepciona en absoluto y que en su mayoría lucen realmente bien en lo que a la parte de exploración y enemigos se refiere. Otra cosa distinta es el modo de construcción que igual podría haberse mejorado la interfaz, en lo que a lo visualmente se refiere, pero que igualmente resulta sencilla y fácil de gestionar.

Por su lado, el apartado jugable resulta bastante sencillo y el personaje se mueve de maravilla con una respuesta rápida y precisa de los controles, tanto jugando con ratón como con mando. Una de las pegas que nos hemos encontrado, al margen de pequeños bugs sin importancia, es el apartado sonoro el cual cubre de forma correcta las opciones básicas, pero si que echamos de menos un poco más de acción en la música (sobre todo durante los periodos de construcción y exploración).

Otro de los apartados que echamos de menos es la ausencia de un modo multijugador el cual habría venido realmente bien. Realizar la gestión de recursos de la nave, así como realizar distintos tipos de exploración entre varios jugadores habría resultado de lo más divertido.

Conclusiones:

Radiation Blue ha tratado en todo momento de proponer un aspecto diferente al género de la exploración espacial con un título un tanto diferente a lo que nos encontramos en la actualidad y que en ciertos momentos, resulta bastante divertido y entretenido. La mezcla entre shooter en primera persona con la estrategia de gestión de la nave parece una simbiosis bastante correcta que gustará a los amantes de juegos similares. Por otro lado, se echa en falta la presencia de algunas misiones al margen de la exploración pura y dura, así como algunos jefes finales y el modo multijugador que habrían sido de lo más interesante. Genesis Alpha One es una gran idea y resulta una opción de lo más interesante.


Positivo

  • La mezcla de géneros resulta acertada
  • El sistema de creación y crafteo resulta muy sencillo
  • Las posibilidades de exploración son amplias y diversas
  • El universo procedural incita a la rejugabilidad

Negativo

  • Se echa en falta un modo multijugador
  • El apartado sonoro resulta un tanto simple
  • Algunos modelados de personajes se pueden mejorar
7.8

Bueno

Política de puntuación

Alfonso Cánovas
Ingeniero de Telecomunicaciones. Cojo otro juego, lo tiro por el retrete... Y ya son tropecientos juegos los que el retrete se ha tragado. ¯\_(ツ)_/¯