Análisis de Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today

PC
 

 Ha pasado más de un año desde que el estudio madrileño Fictiorama Studios anunciaba su nuevo proyecto. Dead Synchronicity se presentó en diciembre de 2013, anunciando una historia bastante curiosa, sobre un extraño cataclismo que acabó con el mundo tal y como se conocía. En marzo de 2014, se publicaba el juego en Steam Greenlight y se buscaba financiación en Kickstarter. Y ahora, un año después, saldrá a la venta en formato físico gracias a Meridiem Games y en Steam, este 10 de abril.

Dead Synchronicity Portada

El protagonista de esta aventura se despierta en un mundo totalmente nuevo para él. Del viejo no recuerda nada.

El protagonista de esta aventura se despierta en un mundo totalmente nuevo para él. Del viejo no recuerda nada.

Tomorrow Comes Today es la primera parte de la que tiene pensado ser una serie de tres lanzamientos, englobados bajo una historia muy interesante. Un incidente desconocido, llamado La Gran Ola, causó principalmente un terremoto que dejó a las ciudades en ruinas. Muchas víctimas no sobrevivieron; otras tuvieron más suerte, como el protagonista que controlamos en esta curiosa aventura, aunque no acabaron del todo bien: La Gran Ola dejó varias situaciones en “el Nuevo Mundo”, como le llaman muchos supervivientes del incidente. Michael, el protagonista, perdió la memoria, y no sabe quién es; no recuerda nada anterior al desastre. Pero algunos personajes se le cruzan y le ayudarán a “recuperar” su memoria, investigando su pasado para averiguar quién fue realmente, a qué se dedicaba, quién era su familia…

El funcionamiento del juego es muy sencillo: una aventura gráfica controlable con el ratón. Por las distintas escenas controlamos al personaje, que se va moviendo por el escenario y puede interactuar con objetos y personas. Las interacciones pueden ser del tipo observar o interactuar. Con el clic derecho, el personaje dará observaciones sobre el objeto o persona que hayamos apuntado, y con el clic izquierdo, interactuaremos (si es posible) con ello.

La clave de este juego es fijarnos en cada detalle del escenario.

La clave de este juego es fijarnos en cada detalle del escenario.

La clave en Dead Synchronicity es la lógica y pensar. La aventura tiene un eje central que es lineal, aunque se centra en una especie de “quests“, es decir, peticiones y solicitudes de algunos de los personajes que encontramos por el juego, para avanzar en la historia y en el que es objetivo principal de Michael: averiguar su pasado. En el juego contamos con una libreta donde el protagonista apunta las cosas que le han sucedido y que tiene que hacer, para que recordemos cuáles son nuestros objetos. Pero más allá de eso, no hay nada más que el juego, el diario y nuestra cabeza, que tenemos que utilizar para saber qué pasos dar de cara a continuar progresando en la historia

En ello se basa el juego: en explorar el mundo con el que contamos, hablar con los lugareños, prestar atención a lo que nos cuentan y a todo lo que nos rodea, y saber usarlo para progresar. Porque en Dead Synchronicity, la dificultad se presenta de esta forma, en forma de “retos” que debemos afrontar para poder continuar.

Saber conseguir y utilizar los objetos que nos brinda el Nuevo Mundo es clave para avanzar en la historia del juego.

Saber conseguir y utilizar los objetos que nos brinda el Nuevo Mundo es clave para avanzar en la historia del juego.

Como ejemplo de la ‘complejidad’ de los retos presentes en el juego, presentaremos como ejemplo el primero de ellos que se nos propone: Michael despierta en una caravana, y tras una charla con cierto personaje, se encuentra descalzo y listo para salir a dar una vuelta por el campo de refugiados donde está. Sale de la caravana y se encuentra con un mendigo, tumbado en el suelo junto a un viejo y oxidado bidón de gasoil que tiene una hoguera improvisada, junto a un carro de la compra lleno de basura, pero que el mendigo aprecia lo suficiente como para estar dispuesto a matar por protegerla. Cuando Michael va a hablar con el mendigo, se corta con varios desechos que hay por el suelo, causándole una herida en un pie. Dentro de la caravana está la cama, con una sábana sucia. Michael la recoge pero se da cuenta de que la cama tiene un saliente del colchón, cortante. Luego hay un armario, que supuestamente tiene alguna ropa dentro, pero está cerrado. Y la pieza clave está en un viejo y sucio horno que se puede abrir, y dentro del cual está el objeto que, pese a su aspecto de basura inservible, nos da la única forma de avanzar. Una inocente tapa de cacerola, oxidada y sucia, debe recogerse (si no prestamos atención podemos ni llegar a darnos cuenta de su existencia, por eso es tan importante ver bien cada escenario y ver todos los objetos con los que podemos interactuar). Con esa tapa debemos tapar la hoguera que está junto al mendigo: el bidón donde están avivadas las llamas tiene un agujero de bala, por lo que, al tapar la hoguera con la tapa de cacerola, empieza a salir el humo de la combustión por el agujero del bidón, que provoca una distracción al mendigo, el cual empieza a toser y a cegarse por el negro humo que sale del bidón. Ese momento es el que aprovecha Michael para hurtar en su carro lleno de basura, del cual lo único que saca en limpio es una vieja e inútil tarjeta de crédito, bastante magullada. De vuelta a la caravana, Michael usa esa tarjeta para abrir el armario que estaba cerrado. Y lo consigue: en él hay una botella de whisky (que usará como alcohol para tratar la herida), unas sábanas (demasiado grandes como para tratar la herida) y unos zapatos. Lo que hay que hacer es coger las sábanas y cortarlas con aquel saliente que descubrimos en la cama (si es que nos dio por descubrirlo). Al cortarlas creamos unas improvisadas vendas, que empapamos de alcohol (los objetos del inventario también pueden mezclarse entre sí). Ahora cogemos los zapatos y nos los ponemos, junto a las vendas con whisky, y ya tenemos curada la herida, y la historia progresa.

Es sólo un ejemplo del primer “reto” que nos encontramos, y como ese, hay los siguientes, que es como transcurre el juego. Dead Synchronicity forma parte de la vieja escuela de aventuras gráficas, con retos de lógica y de pensar, o simplemente ante la duda e incertidumbre, de probar cosas (cierto es que hay algunas acciones que pueden no tener mucho sentido, pero es como sigue el juego). La clave está en analizar todo lo que nos ofrece el juego, coger todo lo que podamos, observarlo todo y continuar con ello. Cuando el título salga a la venta, será muy probable que mucha gente recurrirá a guías para completar ciertas partes del juego que, sin duda, se le atragantarán a más de una persona.

Los controles del juego son realmente sencillos, pues lejos de lo que mencionamos, no hay mucho más que hacer. Tenemos que recordar nuestros pasos e investigar todos los elementos, incluyendo aquellos a los que no pudimos acceder una primera, pues probablemente podamos hacerlo más adelante. Al analizar un objeto o personaje, Michael dará una explicación sobre el mismo que, aunque pueda parecer en ciertos casos demasiado trivial y larga, puede tener detalles que nos vendrá bien saber en ciertos elementos para más adelante.

Hay herramientas que conseguimos avanzando en la historia, que podemos necesitar en algunos de los primeros escenarios que vimos en toda la historia del juego.

Hay herramientas que conseguimos avanzando en la historia, que podemos necesitar en algunos de los primeros escenarios que vimos en toda la historia del juego.

El juego tiene voces, incluyendo a Michael hablando para sí mismo. Sobre este detalle no hay mucho que destacar, aunque podríamos decir que hay ciertos diálogos que se extienden demasiado, y podrían haberse acortado ligeramente, o hacerse más rápidos (aunque no tenemos que escucharlo todo, podemos simplemente leer el texto subtitulado). Un detalle negativo que podríamos sacar es que ciertos diálogos se pueden repetir, aunque es un detalle que sucede en muchos juegos de este tipo, juegos RPG y otros juegos con diálogos “de selección”. En Dead Synchronicity los diálogos que hablamos se resaltan en otro color para que sepamos que los escuchamos ya, aunque hay algunos de ellos que no se marcan, incluso algún diálogo se llegaba a repetir consecutivamente porque, de tan largo que era, habíamos olvidado qué selección originó tal charla, y esa opción no se marcó como leída. Por otra parte, hay diálogos que se contextualizan bastante bien, en el sentido de que las preguntas que realiza el personaje para generarlos no son las mismas que pudo realizar en la primera charla, sino que son del tipo “¿Podrías explicarme otra vez… tal cosa?”. Quizás el juego luciría más con cierta mayor persistencia en el aspecto de los diálogos.

Acerca de la calidad gráfica del título, cumple como aventura gráfica bidimensional. Este aspecto no es quizás lo más importante de un juego de este estilo, sino más bien su historia, cómo se desarrolla, y los retos que se nos proponen. Algo mejorable podrían ser los movimientos de los personajes, que en algunos de ellos son bastante repetitivos, por no decir inexistentes en otros.

Los movimientos de los personajes podrían estar un poco más logrados, y ser más dinámicos, en ciertos casos.

Los movimientos de los personajes podrían estar un poco más logrados, y ser más dinámicos, en ciertos casos.

Conclusión final

Dead Synchronicity nos enseña una historia muy interesante, acerca de un desastre que azotó a la humanidad, dejó grandes pérdidas y un futuro muy negro. El género del juego y su funcionamiento son cosas que, probablemente, no guste a todo el mundo, y es que hoy día, juegos de este tipo no tienen un gran número de seguidores, en comparación con el conjunto de la comunidad de gente que juega a videojuegos.

Dentro de su género se trata de una apuesta innovadora. Ya sea por su dificultad, sus retos y cómo nos hace pensar en cual deberá ser nuestro próximo movimiento, como por la historia tan interesante que nos cuenta, es un juego que nos puede mantener durante horas con una incertidumbre de qué será lo siguiente que descubriremos o tendremos que hacer. Un juego tan lleno de sorpresas como de curiosidades, donde cada línea de guión con los personajes que nos encontramos nos ayuda un poco más a entender qué es lo que está pasando en este Nuevo Mundo.

Por todo ello, nuestra nota final para Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today es de 7,5 puntos sobre 10.

Dead Synchronicity Screenshot Areajugones-31


Positivo

  • La historia que nos muestra es muy peculiar e interesante
  • La situación del personaje logra una gran inmersión en cómo debe preguntarle a los habitantes del Nuevo Mundo qué ocurrió, lo cual es una buena forma de entender su historia
  • La dificultad del juego viene determinada por los "retos" que nos encontramos a lo largo del mismo
  • La interfaz de control es clara y sencilla, a la vez que potente

Negativo

  • Algunos "retos" parecen no tener mucho sentido
  • El nivel de persistencia de algunas conversaciones no es muy bueno
  • Los movimientos y gestos de algunos personajes no están muy logrados
7.5

Bueno

Política de puntuación

David Lorenzo
Redactor en Areajugones, jugador en PC y estudiante de telecomunicaciones. Tampoco le hago ascos a programar scripts para GTA V o pensar en proyectos que hacer con Arduino o cualquier otro soporte interesante.