Análisis Driveclub

PlayStation 4

Descubre lo que nos depara la propuesta de Evolution Studios

 

Re-análisis

 

Inicialmente la nota con la que puntuamos el título de Evolution Studios fue de un 6,5. Con Driveclub hemos introducido la mecánica de notas variables, en la generación en la que vivimos actualmente, los juegos pueden evolucionar tanto a bien como a mal con los parches que van lanzando las desarrolladoras. Nuestro objetivo es hacer ver a la gente si el juego vale o no la pena y es por ello que hemos decidido volver a puntuar este título.

Como ya he introducido, la nota del análisis de este título fue un 6,5. El juego fue lanzado estando inacabado. La Infinidad de problemas que no permitían acceder al modo multijugador, a los eventos y en definitiva a ese componente social que tanto habían vendido en infinidad de trailers y demostraciones, fueron razón suficiente para la queja de muchos de los usuarios.

Id2mBqw

Dos meses más tarde y unos cuantos parches después el juego ya funciona como si de una versión final se tratara. No hay problemas de conexión y todos los apartados del juego están completamente funcionales para el usuario.

El último parche lanzado este mismo fin de semana introducía también algo que mostraron en muchas ocasiones, la meteorología variable además de la lluvia y la nieve, produciendo unos efectos gráficos impresionantes y haciendo adaptar nuestra conducción a un clima adverso sin tratarse de un simple cambio estético.

DRIVECLUB™_20141208193623

Con el primer 6,5 dimos a entender, y podéis entender si seguís leyendo el análisis original, que Driveclub era un buen título pero que había sido lanzado a medio hacer y por lo tanto no lo podíamos recomendar abiertamente. Ahora con el título terminado y todas sus funciones habilitadas, consideramos que estamos delante de uno de los mejores juegos de conducción que veremos en PlayStation 4 durante los próximos años.

Nota inicial: 6,5                       Nota final: 8

 


Análisis original

 

Evolution Studios, creadores de sagas como MotorStorm realizan su desembarco en la consola de Sony con bastante polémica. El juego ha sufrido desde su anuncio varios retrasos y varias decepciones. Un título de lanzamiento, varios retrasos por el camino y una versión, la gratuita de PlayStation Plus, que sigue sin tener una fecha fijada después de que el mismo día en el que iba a ser publicada, fuera desplazada en el calendario. Así que con polémica y con mucho más arrancamos el análisis de DriveClub.

Iniciamos el título y encontramos tres tipos diferentes de pruebas, tour, evento único y multijugador. Vayamos por pasos. El modo Tour es el modo campaña por excelencia, multitud de pruebas que superar y avanzar hasta completarlas todas. Este modo nos propone diferentes tipos de pruebas, carreras y eventos contrarreloj entre otros. Cada prueba deberá completarse con varios requisitos para obtener las estrellas que nos permitirán abrir nuevas zonas. El Tour se divide en zonas, tendremos a nuestra disposición varias pruebas que terminarán en un campeonato como si de un jefe final se tratara.

analisis-driveclub-3

El modo evento único es la acción rápida, nos permite seleccionar un tipo de prueba de forma rápida y pasar a la acción directamente. Y el multijugador que hablaremos más adelante y el cual es foco de problemas y desilusiones.

La mecánica del juego es a la par amena y sencilla aunque poco distinguida. Nuestro perfil de usuario irá subiendo de nivel a medida que ganemos pruebas y obtengamos puntos de fama en las diferentes carreras. Estos puntos se obtienen realizando una buena conducción, haciendo derrapes, cogiendo el rebufo de otro coche y otras acciones de la misma índole. A medida que conseguimos puntos, subimos de nivel y vamos desbloqueando coches y contenido. Una mecánica que quizás peca de ser demasiado vacía, restando al jugador las ganas y/o emoción de disputar las siguientes carreras. Conseguir puntos, disputar carreras y desbloquear más coches, fin de la función.

La curva de aprendizaje y la dificultad del título es uno de sus puntos quizás más positivos. La conducción es muy sencilla y aunque no contamos con la típica guía para novatos que nos indica los momentos de frenada, si que es cierto que con facilidad tendremos el control del coche para ocupar los primeros puestos. El juego en este sentido es muy purista, pues nos descontarán puntos por chocar con otros vehículos y golpearnos contra los muros. Incluso seremos penalizados si acortamos el trazado por las curvas. Algo a la par complicado pues en el momento que abandonamos la carretera, tenemos tres segundos para volver a la misma o que se nos reinicie el coche en mitad de la pista. Un servidor sin ser demasiado experto en este tipo de juegos, he conseguido dominar con facilidad el manejo de los vehículos y circuitos.

2563924-dc_e3_08_1402392361

Pero DriveClub es un juego social, un juego para compartir. Una de las mejores características del juego es la posibilidad de retar a nuestros amigos, incluso a clubs enteros a superar alguna prueba que nosotros les marquemos a cambio de obtener fama. En las carreras del modo tour encontramos también eventos aleatorios a completar que nos propone el IA del juego. Una pena, que el multijugador del título y las funciones online tengan tan pésimo rendimiento como luego os explicaremos.

No jugaremos solos, tenemos la posibilidad de fundar o permanecer a un club compuesto hasta por 6 conductores para exprimir al máximo los modos multijugador y completar retos de otros jugadores. Importante para ello es la aplicación que Sony ha habilitado para todo tipo de smartphones para poder controlar y administrar nuestro club desde cualquier lugar.

El multijugador es uno de los aspectos más decepcionantes del juego. Como ya hemos dicho DriveClub se trata de un juego social, un juego para compartir y enfocado al juego conjunto y a compartir nuestros progresos. Algo que a día de hoy es imposible pues los servidores del juego no han rendido al nivel esperado por Evolution Studios y prácticamente es imposible conectarse a los servidores de forma estable durante más de cinco minutos. No recordamos en los últimos  tiempos un lanzamiento que tenga tantos problemas de conectividad. La falta de previsibilidad es imperdonable y también lo que ha provocado que los usuarios de PlayStation Plus aún no puedan disfrutar de la versión gratuita del juego. Muy mal la desarrolladora y muy mal haber lanzado el juego en estas condiciones. Algo que perjudica al estudio, perjudica a Sony y perjudica al sistema PlayStation 4. Por lo tanto como veréis en las puntuaciones desglosadas del título al final del análisis, no nos queda más remedio que darle un suspenso en ese apartado.

iWTkPIvlZbmIB

Cuando nos damos cuenta que ya quedan pocas curvas para llegar a la meta de este análisis queremos hablar del apartado gráfico. La primera impresión al ver el juego no os voy a engañar, ha sido una decepción. Más tarde he ido madurando esta idea hasta llegar a ver que los gráficos son de notable. Pero la avalancha de gameplays que ofrecían un nivel gráfico de otro planeta han dejado en muy mal lugar al juego final.

De todas formas el aspecto gráfico es muy dispar. Por un lado encontramos acabados con todo lujo de detalles. Paisajes que te dejan con la boca abierta. Y un ciclo día-noche que sorprende y ofrece un acabado brutal al título. Pero al mismo tiempo hay efectos muy mal realizados, bordes muy mal definidos y circuitos que parece que se hayan hecho con prisa ante el inminente lanzamiento. Según el circuito que tengamos delante puede parecer que jugamos a un título diferente. Por suerte podremos visitar muchas localizaciones, India, Noruega, Canadá, Chile y muchas más.

Lo mejor detallado gráficamente son los interiores de los vehículos, los espectaculares efectos de luz y lo bien realizada que está la sensación de velocidad. Sentiremos el cambio que supone conducir un vehículo compacto a conducir un super deportivo. Porque la variedad de coches no es muy amplia, pero la existente está cuidada y trabajada al máximo. Contamos con 5 clases diferentes, compacto, deportivo, rendimiento, super deportivo y hiper deportivo. El cambio de una gama de vehículos te hace sentir ese plus de caballos en el motor.

maxresdefault-9

Como curiosidad, los amantes del motor echarán en falta la presencia de algún Lamborghini. Disponemos de algunos de los mejores coches del mundo y las mejores marcas. Pero no podremos conducir ningún coche de la marca italiana.

Ante la falta de vehículos Evolution Studios si ha querido introducir la posibilidad de personalizarlos en casi todos los aspectos del mismo, color, vinilos, números e insignias. Pudiendo elegir antes de cada carrera el diseño de vehículo que queremos utilizar. Y si dispones de un club, los miembros podrán usar una personalización única para todos sus vehículos.

En resumen Driveclub es un título que cumple en la mayoría de sus facetas. Es accesible a todo tipo de jugador por su lenta curva de aprendizaje, tenemos un número de pruebas que llevará cierto tiempo completar y los modos multijugador alargarán mucho la vida del mismo. Aunque como hemos dicho, es imperdonable que el juego haya salido a la luz con tanta falta de previsibilidad en el funcionamiento de los servidores.


Positivo

  • Mejor juego de conducción de PlayStation 4
  • Gran variedad de paisajes y localizaciones
  • Accesible para jugadores más amateurs

Negativo

  • Gráficamente no es el portento prometido
  • Los modos multijugador experimentan mil problemas
  • Pierde interés a medida que avanzamos
7.9

Bueno

Política de puntuación

Juan Linares
Director de esta revista. Graduado en Derecho, especialista en Marketing Digital, Community Manager y otras muchas cosas más.