Análisis Grow Up

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Grow Up quizás no sea el título más esperado por muchos, pero se trata de la secuela del notable Grow Home, videojuego que muchos habréis probado gracias al mes que estuvo disponible gratuitamente en PlayStation Plus y que fue un pequeño logro para una compañía como Ubisoft, que descubrió que confiar en pequeños talentos podría traerle muchos beneficios. Grow Up fue presentado el pasado E3 y poco conocemos desde la feria angelina, puesto que pocos datos se han desvelado más allá del número de especies a escanear o de que se trata, como ya sabréis, de un mundo abierto.

Pero he de decir que Grow Home no fue ese título notable para mí. Fue un videojuego con sus pros y sus contras, que nuevamente siguen en su secuela. Sobre todo alabé su aspecto audiovisual (no sin errores) y un intento (no del todo conseguido) de hacer un sistema de juego bastante complejo que incite al jugador a mejorar su técnica. Como decía, en Grow Up todo sigue puesto que se trata de una secuela en parte continuista. Para conocer el juego en profundidad, os invitamos a leer este análisis y sacar vuestras propias conclusiones.

Grow Up

MOM se ha desperdigado y debemos recuperarla

Con la frase del título de este apartado tenemos la simple historia de la que trata el videojuego. Y no hay mucho más que contar puesto que seremos como un recadero mientras recogemos algunas de las piezas de MOM (la máquina que nos acompaña al inicio del juego en nuestra nave) a la vez que intentamos ascender hasta la Luna.

Aunque parezca que la historia queda relegada a un segundo o tercer plano (que así es) no es importante, puesto que lo interesante es que es de esos videojuegos que no echamos de menos una escusa argumental para seguir avanzando. Lo interesante de Grow Up no deja de ser su jugabilidad (con bastantes errores como comentamos más adelante), y desde Ubisoft Reflections lo saben muy bien, por ello es que no han querido deleitarnos con grandes diálogos ni giros de guion. Lo importante es avanzar hasta el final. Final, por cierto, que alcanzaremos en unas cinco o seis horas yendo más o menos rápido: esto es un avance, puesto que la primera entrega se podía completar en tres o cuatro horas.

Grow Up

Algunos aspectos jugables se pueden mejorar

Al llegar a Grow Up, he tenido el mismo problema que con Grow Home. Su “innovador” sistema de agarre y escalada, o los diferentes saltos imprecisos que cometeremos en más de una ocasión, me han sacado de mis casillas. ¿Cómo es posible que mientras esté escalando a veces no se agarre bien BUD a la superficie? ¿O cómo he de saltar para no caer al agua y morir?

En parte, estas preguntas fueron contestadas con el desarrollo del videojuego, pero aún así, no se trata de un sistema jugable que requiera de aprendizaje, sino de ensayo y error. Pese a que escalar con los botones L1+R1 o L2+R2 es un método interesante por lo que conlleva (ritmo al subir paredes rocosas, o control preciso del personaje), hay diferentes fallos que deberían ser corregidos mediante parche, puesto que el control se llega a hacer tan tosco que a veces dan ganas de tirar el mando por la ventana.

Grow Up

Respecto al salto, más de lo mismo. Utilizaremos muchas plantas para lograr saltos enormes o incluso nuestro propio cuerpo ayudado de un propulsor, pero el salto es impreciso. Podría ser por un sistema ideado con algunos fallos, pero creemos que todo deriva de unos problemas de cámara que se hacen palpables desde el primer minuto de juego. Hay en determinadas zonas en las que girar la cámara cuesta, y mucho. Y eso que la experiencia ha mejorado algo respecto a la anterior entrega.




Aunque no todo es malo en Grow Up, porque a pesar de estos errores, el videojuego te incita a jugar hasta llegar al final. Además, entretiene, elemento primordial en cualquier producción que se precie. Y no podemos dejar de mencionar el sistema de escáner, el elemento más interesante de todo Grow Up que nos ayudará a atravesar zonas que sin él, serían insalvables.

El escáner nos ayuda a registrar hasta 24 especies de plantas que utilizaremos para ir subiendo hacia nuestro objetivo: algunas nos ayudan a saltar, otras a salvar zonas de agua… Lo importante es que para registrar cada planta tendremos que agarrarlas con L1+R1 y pulsar cuadrado. Así, el registro quedará en nuestro escáner y podremos utilizarla cuando queramos.

Grow Up

Otro elemento interesante y bien implementado es el utilizar las Plantas Estelares para subir más alto que el resto de vegetales que nos iremos encontrando. Tendremos que ir conectando diferentes ramas de estas plantas a unas rocas que insuflarán energía suficiente como para subir cientos de metros. Además, esas ramas serán controladas por nosotros en el proceso de acercamiento a dichas rocas, por lo que tendremos que idear el camino más corto para acercarnos a las rocas de energía, antes de que el crecimiento de la rama pare de repente.

Audiovisualmente precioso, aunque no perfecto

No podemos negar la evidencia que se muestras cuando uno ve las fotos: los colores, las formas y la mezcla de ambos elementos es perfecta. En pantalla se ve aún mejor gracias a un trabajo audiovisual con el motor Unity sobresaliente. Por eso desde este análisis quiero propagar la creencia de que Unity funciona: cuando se trabaja, se pueden lograr proyectos como éste que, aunque no sean un portento técnico, artísticamente roza la perfección. En cuanto al sonido, también mencionar que algunas melodías son bastante sugerentes y acompañan a la perfección al jugador, aunque cierto es que a menudo pueden llegar a cansar por sonar tanto tiempo.

Grow Up

Aunque por otro lado, el aspecto técnico como hemos dicho no es un portento, y da algunos errores quizás solucionables por actualización. Por ejemplo, escalando, algunas nubes se nos colaron entre nuestro personaje y nos impidieron ver donde estábamos haciendo que cayésemos al vacío y volviendo a comenzar la larga escalada. Debería ser un fallo de física o de modelado, o incluso la presencia de una nube que no debería estar ahí, pero creemos que debería ser de fácil solución puesto que no es el único error que aparece del estilo. En cuanto la tasa de frames, no es consistente siempre pero no hay tantas caídas como en la anterior entrega.

Una pequeña obra que aprueba pero no con nota

Pese a que su duración ha aumentado respecto a la anterior entrega; aunque tiene una serie de desafíos interesantes para conseguir diferentes aspectos para BUD; o pese a su aspecto audiovisual cuidado, estamos ante un videojuego que vuelve a fallar en un sistema jugable tosco y que acaba frustrando. Es cierto que se trata de la implementación de unos controles únicos que pocas veces veremos en la industria, y que la idea sobre el papel queda muy bien, pero a la hora de la verdad, escalar o saltar se hace tedioso.




Grow Up

Por ello, Grow Up no es mal juego pero no es para todos los jugadores. Aprueba, pero no con nota. Y como su primera entrega, pese a ser un soplo de aire fresco dentro de Ubisoft, no puede sobresalir sobre otras pequeñas obras maestras del estudio galo como Child of Light o las últimas entregas de Rayman.


Positivo

  • Audiovisualmente es precioso
  • Sobre el papel su sistema de juego está bien ideado...
  • Duración algo más elevada que la primera entrega
  • Ubisoft debe apostar por más juegos así

Negativo

  • ...Aunque resulta en ocasiones bastante tosco
  • La cámara da problemas
  • Algunos problemas técnicos
6.5

Jugable

Política de puntuación

David Cruz García
Amante de los videojuegos y del cine. Quizás The Legend of Zelda y Final Fantasy ocupen un lugar más alto en mi corazón que otros videojuegos, pero amo a todos los que me divierten por igual. Cine de ciencia ficción como forma de vida