Análisis Shadow Warrior 2

PC PlayStation 4 Xbox One
 

De la mano de la compañía con origen en Polonia, Flying Wild Hog, y publicado por Devolver Digital, nos llega la secuela de Shadow Warrior, protagonizada de nuevo por Lo Wang y con ese toque tan característico que nos dejó su predecesor. Shadow Warrior 2 es un título cargado de humor y violencia que, ya sea por su extenso modo historia o simplemente por diversión, no dejará indiferente.

En esta ocasión, además de fundirnos en la piel de Lo Wang para masacrar a cada criatura demoníaca que se nos cruce en nuestro camino, podremos hacerlo acompañados de tres amigos más gracias a la inclusión del modo cooperativo para cuatro jugadores. Más enemigos, más sangre. Para más inri, justo ayer se presentó el tráiler final del videojuego, algo que, si no habéis visto, ya tardáis en hacer.

Una historia que cada vez te engancha más

Nada más empezar nos encontramos con un juego que no nos atrae mucho por su estética, al menos en su primer contacto, pero que al que nos iremos acostumbrando y hasta agradeciendo conforme vamos avanzando en la historia. La calidad gráfica es buena aunque quizás buscaban dar ese toque algo antiguo en cuanto a resolución, algo que se puede pasar por alto como comentábamos ya que, además de ser el toque característico del videojuego, a la larga se hace cómodo.

Siguiendo con este apartado, podemos poner el ejemplo de algo que ya nos tiene más que acostumbrados pero que se agradece siempre, y es algo tan importante como causar sensaciones. Al tratarse un shooter en primera persona, nos gusta ver como la sangre casi nos mancha la cara, o llegar a resoplar al ver que ese proyectil casi nos rebana la cabeza. Son, repetimos, esos pequeños detalles que dan un punto más a favor a la hora de introducirnos de lleno en la historia y hacernos sentir que somos el protagonista.

armas

La historia tiene un desarrollo bastante bueno aunque, bien es cierto que te ves un poco obligado a completar la mayoría de las misiones secundarias para poder cumplir satisfactoriamente la misión principal. Hay una gran cantidad de misiones secundarias, en serio, puedes estar más de cuatro o cinco horas jugando y completar tan sólo el 15% de la historia, algo que, por un lado te hace suspirar, pensando en todo lo que te queda por delante, y que por otro te reconforta, ya que si hay algo nos gusta es un juego que dure, no algo que quede en el olvido.

Será muy importante estar atentos al mapa, contiene toda la información necesaria para que nuestra estancia en la misión sea lo más completa posible. En él aparecerán tanto los cofres disponibles y esparcidos por todo el terreno, como los puntos de guardado o de recarga de vida o chi, además de alertarnos de la presencia de enemigos cerca, aunque de qué enemigos se trate sea toda una sorpresa. Entendemos perfectamente que a muchos de vosotros les guste más el ir en linea recta acabando con todo lo que se cruce en vuestro camino pero, si al iniciar una misión os aparece un mensaje a modo de recomendación, que os indica que quizás es mejor que realicéis alguna de las misiones secundarias antes para ganar más experiencia, quizás es porque la misión a la que queréis acceder es algo más difícil de lo habitual, así que, por favor, pensadlo bien, pero no digáis que no os los advertimos.

Algo que nos ha gustado aunque quizás a simple vista pueda pasar desapercibido, es la cantidad de guiños a Polonia, país de origen de la desarrolladora, que te puedes encontrar durante el desarrollo de la historia. Desde la chaqueta de Larry, nuestro distribuidor de armas, hasta poder escuchar detalles durante las picarescas conversaciones que se dan lugar. Eso sí, de humor no os podréis cansar ya que si algo es destacable en Shadow Warrior 2, como lo fue en su precedesor, es su característico humor. Algo que ya se ha comentado en innumerables ocasiones.

Chaqueta dónde podemos leer y ver el nombre de la compañía y logo, además de Warsaw, capital de Polonia




Por nuestra parte no queremos hacer spoilers del desarrollo de la historia por lo que preferimos que seáis vosotros mismos quienes la disfrutéis al máximo, tan sólo comentaros que la historia se centra en salvar a Kumiko, quién, por culpa de una maldición, se ve poseída y cuya mente vivirá en nuestra cabeza mientras conseguimos salvar su cuerpo.

Un armamento más que suficiente

Ya desde su presentación y gracias a todas las noticias que han ido revelando hasta el día de hoy, sabíamos que, mínimo, un arma tan inseparable para Lo Wang como su katana y al menos dos armas de fuego, íbamos a tener. Pero nos hemos dado cuenta conforme hemos ido avanzando en la historia que el arsenal es más que amplio y suficiente.

No queremos olvidarnos además de comentar que, con cada arma tendremos mayor o menor impacto, teniendo en cuenta que si usamos las katanas y un secuencia de botones a modo de combo, no sólo harán más espectaculares y violentas las batallas sino que, en ocasiones, nos ayudarán a recibir el mínimo de daño posible al enfrentarnos a una horda de innumerables enemigos.

Separando las armas por categorías y sin llegar a enseñaros todas las posibles, nos encontramos con:

  • Espadas
  • Espadas cortas
  • Armas de fuego ligeras
  • Armas de fuego medianas
  • Escopetas
  • Armas de fuego pesadas
  • Lanzacohetes
  • Armas de proyectiles (Algo tan gratuito como un arco, la compañía sabrá el porqué)
  • Armas especiales

Y unas cuantas armas más, setenta en total, que tampoco queremos desvelar para que no penséis que es todo tan fácil pero, como podéis comprobar, hay una sin fin de guiños como, siguiendo este ejemplo, en el nombre de las armas, las cuales tienen nombres como “Warrrsaw!” capital de Polonia y desde dónde se está realizando el análisis, curiosamente, o nombres de videojuegos y protagonistas de sagas, que os dejamos como pistas para que descubráis de cuáles se tratan. Hay una gran variedad, suficiente para que nos salpique, y de verdad, toda la sangre posible.

Todas las armas que tengamos en nuestro haber las podremos mejorar a través de las diversas piedras que encontraremos por el camino, ya sea porque las suelten los demonios al morir o como bonificación de las misiones secundarias que nos manden realizar. Misiones las cuales también nos harán conseguir más armamento, por si nos pareciese poco.

Algo que quizás tengan que arreglar próximamente es que, cuando, por ejemplo, usamos la Devolver Anaconda, su disparo es tan potente que puede llegar a tumbar al demonio y, puede ser, como nos ha ocurrido en más de una ocasión, que si vayamos a rematar a nuestro adversario disparando sin piedad alguna y aprovechando que está impedido en el suelo, no le hagamos ningún daño. Esto sólo nos ha ocurrido en determinadas ocasiones y sólo con armas de fuego, con las katanas funciona a la perfección además de que esparcimos los trozos por todo el mapa.

Además tenemos poderes

Tal cual, si ir con hasta ocho armas a la espalda nos parecía poco y queríamos más, en Shadow Warrior 2 tenemos la posibilidad de usar y mejorar poderes que no sólo nos ayudarán a hacer más daño, sino que, en bastantes situaciones nos sacarán de más de un apuro. Todos funcionan gracias a nuestras reservas de chi disponibles según el momento y cada una consume una cantidad de chi diferente. Será importante administrar bien nuestro chi y no gastarlo a lo loco, vaya que en una de estas hordas no tengamos sitio donde refugiarnos mientras se va cargando automáticamente.




Más allá del típico y más que necesario a veces poder de curación, tendremos la posibilidad de empalar a nuestros enemigos con púas que salen del suelo o tener la capacidad de ver lo invisible durante un tiempo limitado ya que, según la clase de enemigo que tengamos en frente, estos pueden hacerse invisibles para intentar sorprenderte por la espalda, como es el caso de los soldados Zilla.

curacion

Muchos de estos poderes, todos mejorables desde el inventario, son simplemente pasivas que incrementan nuestras posibilidades durante el combate, ya sea multiplicando la cantidad de chi recibida al acabar el combate, o aumentando nuestro “dash”, es decir, una pequeña carrera cualquier dirección, algo más que necesario durante los combates, ya lo veréis. Conforme vayamos subiendo de nivel, nos irán dando puntos de mejora que podemos administrar a nuestro gusto, priorizando algunas o reservándolas para subir de nivel una habilidad mejor.

Otro poder que nos otorgará Kumiko y el cual está ausente de consumir chi es el teletransporte, algo que, al no tratarse de un mundo abierto, se ve lógico además de ser una idea fantástica. Al principio de la historia es cierto que vemos como nuestro protagonista se desplaza en su flamante Datsun 240z, pero, al quedar visiblemente destrozado y al borde del siniestro, nos vemos en la situación de no tener más remedio que usar otro “medio de transporte” más seguro y fiable que, en caso de un apuro más que inminente, nos saque del mapa y nos devuelva a base sanos y salvos.

Ya como característica, aunque no lo consideramos del todo un poder. Al comienzo de la historia nos cuentan que Lo Wang es incapaz de percibir daño alguno al lanzarse al vacío desde cualquier distancia. Algo que comprobamos que es cierto pero, como curiosidad, si te lanzas al vacío y desde el lugar del salto no ves siquiera el fondo del precipicio, no penséis que vais a morir, porque, casualmente, acabaréis en el suelo. También es cierto que no acabaréis en el suelo que queréis y que lo haréis desde el punto de guardado, pero oye, son esos pequeños detalles que marcan distinción.

Enemigos a raudales

Si durante el apartado de las armas pensábamos que teníamos suficientes, al hablar de enemigos ya pasamos a decir que hay demasiados, aunque claro, también es cierto que cuantos más haya más nos tendremos que esforzar en acabar con todos, algo que en situaciones puede resultar un poco estresante pero que en la mayoría de ocasiones es más que divertido.

Por lo pronto podemos diferenciar entre tres tipos de enemigos:

  • Animales
  • Demonios
  • Cyborgs

De cada tipo hay un gran numero diferente de ellos, cada uno con unas características diferentes aunque todos tengan el mismo final. Puede ser que según la misión en el mismo mapa te encuentres con varios tipos juntos, algo que eleva la dificultad ya que no todos se mueven del mismo modo, como parece lógico. Algo que también es normal que se de es que, conforme nos vamos acercando al final de la misión, nos encontraremos con un tanque o un rival más difícil de lo habitual además de que pueden ser resistentes a elementos como fuego, hielo, veneno o a alguno de tus poderes.




Es interesante ver cómo han cuidado este aspecto ya que no está todo centrado en luchar con hordas y más hordas sino que, además y dependiendo de las mejoras que hayas seleccionado en tus armas, cabe la posibilidad de que el daño que reciba la criatura que tengamos en frente sea bastante minúsculo.

Modo cooperativo multijugador

En este aspecto, poco tenemos que aportar, tan sólo diversión. Los chicos de Flying Wild Hog pensaron que quizás un modo cooperativo online de hasta cuatro jugadores podría funcionar y, aunque lo hemos testeado en fase beta. Es cierto que la historia es la misma y que todos los jugadores presentes durante la historia vivirán la misma como si cada uno fuese Lo Wang, salvo que tendrán una apariencia totalmente diferente a la del protagonista.

Conclusiones

Shadow Warrior 2 cumple perfectamente con lo que nos ha ido prometiendo desde que se presentó oficialmente en junio del año pasado, dosis de humor y gore sin descanso en un sinfín de misiones que harán que no nos cansemos de teclear y de aniquilar rivales. Un punto a favor que se nos ha olvidado comentar pero que no queríamos pasar por alto es la música. Estaremos siempre muy bien ambientados, ya que, mientras todo vaya bien y no ocurra nada, sonará de fondo una melodía asiática, quizás algo más moderna de lo que podemos estar acostumbrados si frecuentamos restaurantes asiáticos, pero, si la cosa se complica, la música suena y te pone en alerta, significando que la horda está en camino.

Por lo demás, la historia nos ha gustado bastante, bien es cierto que quizás cuenta con demasiadas misiones secundarias y que hay veces que preferirías ir un poco más al grano pero claro, en esto cada uno tiene sus gustos. La ambientación aprueba y pasa el examen sin mucha dificultad aunque quizás si que echábamos en falta mapas un poco más amplios o menos zonas en las que te puedas quedar acorralado y veas algo complicado escapar, aunque siempre se puede.

En cuanto a las armas, no podemos pedir mucho más, tenemos setenta donde elegir y que podremos ir cambiando desde el inventario en cualquier momento, ya estemos en base o en mitad de una misión. Por facilidades no nos podremos quejar.

Si aún os quedan dudas sobre si haceros o no con la secuela de Shadow Warrior, os invitamos a que veáis la hora de gameplay que hace unos días se publicó en la web.


Positivo

  • Setenta armas ni más ni menos, algo que han mejorado respecto a su predecesor
  • La música, su ambientación es más que destacable
  • Mantiene su esencia a la perfección, algo que se agradece
  • Jugabilidad que no molesta en absoluto, movimientos bien cuidados
  • Nuevo modo cooperativo de hasta cuatro jugadores

Negativo

  • Demasiadas misiones secundarias que alargan el juego
  • Siluetas no del todo bien definidas
  • Tiempos de carga entre misión y misión
  • A veces estás rodeados de tantos enemigos que no sabes ni donde estás
8

Muy bueno

Política de puntuación

Javier Gomez
Redactor y Streamer con un apartamento a dos paradas de la Grieta del Invocador y muy cerca de la Ruta 66.